Sylvia Constantinidis rompe las barreras de la música de Hollywood

Últimamente existe una fuerte tendencia por parte de las orquestas sinfónicas en todo el mundo de versionar las bandas sonoras de las películas más famosas y taquilleras, que en su mayoría se limitan a ofrecer interpretaciones exactas de la partitura original, pero pocos se han arriesgado a experimentar y ofrecer nuevas visiones de la música del séptimo arte, una de ellas es la pianista, compositora y directora venezolana Sylvia Constantinidis, quien con su obra Rondo Hollywood mostró sus habilidades para innovar, basándose en filmes que marcaron una pauta entre las décadas de los años 40 y 70 del siglo XX, rompiendo nuevas barreras musicales.

Sylvia Constantinidis estrenó su obra Rondo Hollywood por todo lo alto y a sala llena en Huelva, España, teniendo como escenario el teatro Foro Iberoamericano de la Rabida,  con la Orquesta Internacional de Directores de Orquesta, bajo la dirección del Maestro Juan Carlos Dos Santos (titular de la Orquesta Nacional de Paraguay).  El estreno tuvo lugar como parte del concierto de Cierre de la Cumbre Mundial de Directores de Orquesta, organizada por el Maestro Francisco Navarro-Lara. Además, Sylvia Constantinidis celebra que es la única mujer nominada como solista en las categorías “Mejor Artista Clásico” y “Mejor Tema Clásico” de los premios Pepsi Music 2019.

Rondo Hollywood es una obra para piano y orquesta inspirada en temas musicales de las películas El Mago de Oz (1939), Porgy and Bess (1959), On the Town (1949) y New York, New York (1977). Pero además su importancia radica en que es un trabajo de composición que emplea la técnica del «Quotation»,  utilizada anteriormente por compositores de fama mundial como Charles Ives y Bela Bartok. En el mismo concierto, la orquesta también interpretó música de filmes como La Misión, Ghost y The Greatest Showman, cuyos arreglos fueron hechos por la venezolana.

“Escribí Rondo Hollywood como un encargo para el concierto Hollywood Sinfónico que cerraba la Cumbre Mundial de Directores de Orquesta. Por esta razón, decidí escribir una obra que rememoraba en algunos de los más grandes éxitos de la pantalla grande, algunos de ellos desconocidos por las nuevas generaciones. De allí emerge la obra que en un formato de rondo parafrasea de varios de los más famosos temas de todos los tiempos. Utilicé anteriormente esta técnica para crear Edgmont’s Memory , una suite para clarinete solo que escribí en 2010 y que se estrenó en 2010 en Inglaterra y en Madrid, y en 2012 en Italia”, expresó Sylvia Constantinidis.

En relación a los premios Pepsi Music, compite en las categorías “Mejor Artista Clásico” y “Mejor Tema Clásico” contra agrupaciones y solistas de gran prestigio, como Pacho Flores, catalogado como el mejor trompetista del mundo; el Ensamble 7/4, una de las agrupaciones de cámara más innovadoras; el renombrado flautista de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar José García y la Latin Vox Machine, orquesta conformada en Argentina por inmigrantes venezolanos. “Para mí es un honor estar nominada con músicos tan talentosos y me parece muy importante que la Academia Pepsi Music apoye a la música clásica en Venezuela”, destacó.

Sobre la técnica del «Quotation”, Constantinidis explicó que primero “fue puesta en práctica por el compositor americano Charles Ives. Consiste en tomar materiales melódicos de obras existentes y recrearlos en una nueva composición. Esta técnica fue también utilizada por Bartok en su concierto para orquesta, en su último movimiento, giocoso, cita la famosa pieza cubana The Cuban hero: El Cumbanchero. Es parte de lo que Bartok llamó New Art Composition y que también empleó  en sus trabajos tempranos con el folklore húngaro”.