El pasado domingo 23 de Septiembre de 2018 se llevó a cabo el estreno en New York de la obra “Cuento infantil sin palabras” del compositor venezolano Andrés Levell. Esta premiere fue realizada por la agrupación New York Flutists, en la Christ & St. Stephen’s Episcopal Church, en New York City.

Foto, Ivette Díaz Espín

New York Flutists es un ensamble de cámara que exhibe una variedad de instrumentos de la familia de la Flauta, incluyendo el Piccolo, la Flauta Traversa y la Flauta Bajo. Fundado por Soo-Kyung Park y muchos de sus antiguos alumnos, su objetivo es llevar la música a una amplia gama de audiencias y atraer el interés de nuevos oyentes a través de una programación atractiva e innovadora. Los músicos de Nueva York Flautistas tienen en su haber maestrías y doctorados en interpretación de prestigiosos conservatorios en los Estados Unidos. Muchos actualmente fungen como profesores en diversas instituciones de educación superior, manteniendo carreras activas de solo, cámara y orquesta que abarcan desde Nueva York hasta California y Asia Oriental.

El estreno fue una sorpresa para Levell, ya que él y el ensamble no se conocían. A través de Instagram, la agrupación etiquetó al compositor en la promoción del concierto, siendo así que el mismo se enteró. La obra fue adquirida por NYFlutists gracias a la editorial Cayambis Music Press, una editorial norteamericana dedicada a la promoción de compositores latinoamericanos, que publica las obras de Levell. Cayambis Music Press, tiene entre su catálogo obras de varios compositores venezolanos importantes como Alfredo Del Mónaco, Blanca Estrella, Juan Bautista Plaza, Luis Ernesto Gómez, Luis Pérez Valero, Miguel Ángel Santaella, Ángel Hernández Lovera, Juan de Dios López-Maya, Juan Francisco Sans.  De Andrés Levell, la editorial ha publicado ya 11 de sus obras.

De la obra “Cuento infantil sin palabras” el propio compositor nos cuenta:

Es una obra que compuse en marzo del 2000 a los dieciséis años. La compuse a petición de unos amigos flautistas quienes tenían un cuarteto de flautas. Pero la obra la escribí en un cuaderno y nunca la pasé en limpio, quedando engavetada por más de diez años, hasta que un día me la encontré y finalmente la pasé en limpio. La pieza tiene tintes expresamente mozartianos, en conjunción con ritmos latinoamericanos. Es un juego, una pieza lúdica en la que las flautas se transforman en niños que discurren entre varios personajes, escenas e historias que brotan una tras otra de su imaginación.

Luego de ser publicada por Cayambis Music Press la obra ganó una Mención Honorífica en el 2017 National Flute Association Newly Published Music Competition, en la categoría “Chamber Works for Flutes”.

La obra es originalmente para cuatro Flautas traversas, pero puede ser tocada para un ensamble doblando algunas de las partes entre varias flautas. El estreno mundial fue realizado por la Orquesta Nacional de Flautas bajo la dirección de la Maestra María Gabriela Rodríguez en el Museo del Transporte en Junio de 2012. Luego la obra ha sido estrenada en diversos países de Latinoamérica como Argentina (Córdoba) y Brasil (Santa Catarina) por la flautista argentina Lorena Bianucci junto a flautistas de varios países latinoamericanos.