Arturo Sandoval y el jazz que ‘contrabandeó’ de Cuba

El trompetista Arturo Sandoval resistió la prohibición del género en Cuba; hoy goza de libertad y fama internacional gracias a su descubridor y amigo Dizzy Gillespie.

Vía: www.elfinanciero.com.mx | Por ROSARIO REYES

Arturo Sandovalnació, literalmente, con el latin jazz. Era 1946. Mientras tomaba su primer aliento en La Habana, el encuentro entre el cubano Chano Pozo y el estadounidense Dizzy Gillespie, en Nueva York, comenzaba a macerar el caldo para la grabación, en 1947, deManteca, el tema con el que dieron origen al nuevo género musical.

Sin llamarlo así, Sandoval ya tocaba jazz en la isla, donde el género estaba prohibido. Y sin haber tenido aún la oportunidad de verlo en vivo, era un ferviente admirador de Gillespie.

Nunca había escuchado jazz. Un día un periodista amigo mío, que tocaba el saxofón como aficionado y era un gran conocedor musical, me puso un disco de Dizzy Gillespie y Charly Parker (el emblemáticoBird and Diz, de 1952, que llegó a Cuba nadie sabe cómo). Quedé prendido, enamorado de ese estilo”, recuerda el trompetista en entrevista desde Los Ángeles, en donde radica.

“De ahí en adelante me dediqué a aprenderlo, a cultivarlo, amarlo profundamente. Esa ha sido mi vida por muchísimos años, desde finales de los 70”, comparte.

Su lazo con Gillespie superó el ámbito musical. Cuando la leyenda afroamericana fue invitado por Fidel Castro a visitar la isla en mayo de 1977, Arturo Sandoval se hizo pasar por chofer para conocerle. Ese encuentro le cambio la vida.

“Marx le puede besar el culo aChano Pozo”, le dijo Dizz a Arturo, tras interrogarlo sobre los honores que Chano recibía en su país y enterarse de que había unteatro Karl Marx, pero no uno con el nombre del conguero, ni un memorial, ni siquiera una calle. Los disidentes no existían para el régimen de Castro.

Ambos pasaron el día juntos y, por la noche, una recepción oficial aguardaba al invitado. Amenizada porIrakere-el grupo que llevaba una década mezclando notas jazzísticas con música afrocubana-, la cita resultó sorpresiva para Diz, quien descubrió en la alienación musical a un trompetista cuyo rostro le era familiar. Era el chofer que conoció a su llegada

La historia de esa amistad se cuenta detallamente en el libroDizzy Gillespie: The Man Who Changed My Life(GIA Publications, 2014) y en la cintaPor amor o patria, de Joseph Sargent (2000). Los fanáticos del jazz se deleitarán con las obras

“Esa trompeta que escuché esta noche no te pertenece, le pertenece a todo el mundo”, le dijo Gillespie a su nuevo amigo, a quien años después ayudó a salir de Cuba e integró a las filas de su United Nations Orchestra.

Libertad a 90 millas

En 1980, el año del asalto a la embajada de Perú en la capital cubana, que culminó con el éxodo masivo desde el Puerto Mariel rumbo a Estados Unidos,Irakeresalió de gira a España. En Madrid, uno de sus integrantes desertó: el clarinetista y saxofonistaPaquito D’Rivera. Durante la década siguiente, la censura del Estado hacia el trabajo del grupo se hizo cada vez más pesada paraArturo Sandoval.En 1990, solicitó asilo en Estados Unidos, con la ayuda precisamente deDizzy Gillespie.

“Tuvimos que enmascarar nuestro trabajo, crear una serie de recursos para tocar jazz, sin decir que estábamostocando jazz.No era bien visto por el gobierno y fue difícil para nosotros, pero Dios sabe por qué hace las cosas y eso resultó en que creáramos un sonido innovador en ese momentocon Irakere”, cuenta el músico, quien tocará mañana con su sexteto en elTeatro Metropólitan.

“El grupo tuvo muy buena aceptación, tuvimos muy buenas oportunidades de tocar en muchos festivales en el mundo entero”, recuerda.

Lo primeros 19 años, Sandoval y su familia vivieron en Florida, y hace una década se mudaron a Los Ángeles, donde él continuó trabajando con los músicos de su sexteto, integrado actualmente por Dennis Marks en el bajo, Philbert Armenteros en las percusiones, Ed Calle en el saxofón, Alexis Arce, en la batería y Manuel Valera al piano.


“Aquí tocamos, y de aquí viajamos a todas partes. Somos gente que ama la música realmente, nos divertimos muchísimo, creo que eso es lo principal: que el público pueda palpar que lo que sucede en el escenario es puro gozo por lo que hacemos. No es fácil encontrar un grupo en el que las relaciones musicales y personales fluyan de una manera tan bonita”, comenta sobre este ensamble, con el que grabó su álbum número44: Ultimate Duets.


Deja un comentario

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Artículos Relacionados

Los grandes dúos femeninos del bolero resplandecen en la Quinta El Cerrito

“En Blanco y negro” es una frase que nos hace recordar el cine y la fotografía de una buena parte del siglo XX, al...

‘Jazz’, el disco que encumbró la feliz heterodoxia de Queen

Jazz, el séptimo álbum de Queen, probablemente sea el más original y variado, resultado de una época de creatividad y experimentación de la banda...

Prisca Dávila y su “Paz y Jazz”

La pianista, cantante y compositora venezolana Prisca Dávila, presentará, por primera vez, su concierto “Paz y jazz” en el Centro Cultural BOD el domingo 23...

Jimmy Bidaurreta y Mikel ‘Makala’: «La apropiación cultural es una bendición; sin ella no...

Makala & Bidaurreta. Tabakalera acoge la presentación de 'Descarga libre' (2019) en un concierto gratuito junto a músicos cubanos Vía: www.diariovasco.com | JUAN G. ANDRÉS...

Alfredo Naranjo presenta Be Jazz Session en Concierto

El domingo 21 de abril, a las 11:30 de la mañana, el destacado vibrafonista, acompañado de Nené Quintero,Eddy Pérez y Miguel Chacón, ofrecerá un...

Prisca Dávila y su “Piano jazz venezolano” en Miami

La pianista, cantante y compositora venezolana Prisca Dávila, presentará su concierto Piano jazz Venezolano en La Casserola en Miami el sábado 30 de marzo...

Síguenos

80,000FansMe gusta
52,300SeguidoresSeguir
136SeguidoresSeguir
33,900SeguidoresSeguir
364SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos