El concierto forma parte del ciclo “Festival Musigrafías: Barroquismo”, producido por la OSMC y en el que también será interpretada otro de las creaciones más hermosas del gran compositor italiano Antonio Vivaldi: el Concierto en do mayor para dos oboes y dos clarinetes (RV.560), con los solistas Miguel Rutigliano, Carolina Prado, Damián Álvarez, Santiago González y Víctor Montero.

 

Las Cuatro Estaciones de Vivaldi sonarán con aires de juventud

Por Roberto C. Palmitesta

La música de Antonio Vivaldi siempre ha tenido una gran vitalidad, por eso cuando es interpretada por jóvenes solistas, cobra una energía especial, y ese maravilloso momento podrá ser apreciado este domingo 24 de febrero a las 11:00 am en el Teatro Municipal de Caracas, cuando Sadao Muraki alce la batuta para dirigir a la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas en la interpretación de “Las cuatro estaciones”, una de las creaciones más interpretadas del repertorio universal. Los solistas serán Claudia Font (primavera), Hugo Castillo (verano), Rosana Sánchez (otoño) y Alex Álvarez (invierno), quienes le imprimirán una energía muy especial a esta obra maestra.

“Las Cuatro Estaciones de Antonio Vivaldi, un genio del barroco tardío, es una joya musical sumamente importante, mundialmente ha influido tanto que tiene cientos de versiones, arreglos y adaptaciones a otros instrumentos en todo el mundo. No debería faltar en el repertorio de ningún violinista. Con ella claramente Vivaldi quería plasmar lo que cada estación del año le hacía sentir, pero eso escribió cada concierto detalladamente, con su respectivo soneto, cosa que hace la obra aún más interesante por ser tan descriptiva”, explicó Rosana Sánchez, una de las solistas del concierto.

Vivaldi buscó imitar el trinar de los pájaros, el sonido del agua en los arroyos, los ladridos de los perros, disparos de escopetas, el hielo de un lago congelado, innovando con una fuerza expresiva y logrando fundir en el esquema allegro-adagio-allegro, las formas de concerto grosso, y concerto solístico, ya que a veces sobresalen de los violines, con varios solos uniéndose al violín principal. Estos cuatro conciertos forman parte de una serie de 12 conciertos para violín y orquesta, estrenados en Amsterdam en 1725, llamada La prueba de la armonía y de la invención”, agregó la joven virtuosa.

Las Cuatro Estaciones de Vivaldi sonarán con aires de juventud

Es importante recordar que Las cuatro estaciones (en italiano: Le quattro stagioni) es un grupo de cuatro conciertos para violín y orquesta, cada uno está dedicado a una estación: La primavera, El verano, El otoño y El invierno.  Fueron compuestos alrededor del año 1721 y luego publicados por el editor Michel-Charles LE Cène en 1725 en Holanda, junto con otros ocho conciertos para violín. Es una obra tan maravillosa que ha trascendido fronteras, siendo versionada muchas veces en el género rock, así como al ritmo del jazz y hasta con los ritmos latino-caribeños.