El compositor y flautista uruguayo-venezolano está mostrando su más reciente trabajo compositivo, e invita a una campaña de crowfounding para la edición de un disco con este novedoso repertorio.

Por Ana María Hernández Guerra | @amhg_periodista

La inspiración musical venezolana no se detiene. Prueba de ello son los trabajos que ha realizado recientemente el músico uruguayo-venezolano Efraín Oscher: una serie de conciertos al estilo de los brandenburgueses de Bach, pero con ingredientes de la música tradicional venezolana. Ya el brasileño Heitor Villa-Lobos había probado con sus Bachianas Brasileiras, pero ahora las Barroqueanas de Oscher –como se titulan- cuentan con un fuerte componente virtuosístico. Adicionalmente, las obras están compiladas en un disco compacto, para el cual se ha establecido una campaña de crowfounding a través de la página www.barroqueanas.com.

En la iglesia cultural de Bremen (Alemania) se está presentado una suerte de concierto-retrato de Oscher como compositor, donde, además, se ofrecen las cuatro Barroqueanas Venezolanas, con la participación de los solistas venezolanos más importantes de Europa, a saber, Pacho Flores (trompeta), Edicson Ruiz (contrabajo), Sergio Sánchez (oboe), Alejandro Carrillo (violín) y el propio Oscher en la flauta.

A su vez, la orquesta acompañante está integrada por solistas del Kammerensemble Konsonanz, con Sara Johnason (clavecín), Cruz Marín Rosas (cuatro), Eduardo Calzada (fagot) y Marco Thomas (clarinete).

Para ahondar sobre los detalles de este proyecto musical, el propio Oscher responde las preguntas vía correo electrónico.

-¿De cuántos conciertos está integrada Barroqueanas Venezolanas? 

-Las Barroqueanas Venezolanas es una serie de cuatro conciertos en estilo barroco para instrumentos solistas y orquesta, al estilo de los conciertos de Brandenburgo de Johann Sebastian Bach.

-¿En qué consiste el proyecto? 

-Mi formación musical se balanceó siempre entre la música clásica y la música popular venezolana. A la par de mi trabajo en la Orquesta Sinfónica de Carabobo, fundé el grupo Nuestro Ensamble, en el cual di mis primeros pasos como compositor. Las Barroqueanas Venezolanas conjugan mi pasión por ambos estilos musicales y simbolizan el amor por dos países cuyas culturas forman el centro de mi vida como músico: Venezuela y Alemania.

Las Barroqueanas Venezolanas conjugan mi pasión por ambos estilos musicales y simbolizan el amor por dos países cuyas culturas forman el centro de mi vida como músico: Venezuela y Alemania.

-¿Cómo surgieron estas obras?

-En el año 2015 fui invitado a tocar con la Camerata Atlántica, liderada por la violinista venezolana Ana Beatriz Manzanilla. En esta oportunidad la Fundación Gulbenkian me encargó una composición. La ocasión era perfecta para componer una  pieza que fusionara la música barroca y la venezolana. Los instrumentos solistas serían la flauta y el violín, acompañados por un ensamble de cuerdas y clavecín, igual que el concierto de Brandenburgo Nº5 de Bach. Tomé el ritmo de merengue venezolano para el primer movimiento, el segundo movimiento es como una tonada de Simón Díaz y el tercero un Zumba que Zumba, y así empezó la serie.

¿Desde cuándo viene trabajando esta música?

-En el 2016 realicé varios conciertos con mi ensamble Bolivar Soloists, acompañando al gran trompetista venezolano Pacho Flores en la gira promocional de su disco para la Deutsche Grammophon, “Cantar”. Pacho me encargó una obra donde pudiera usar varias trompetas y así fue como decidí agregar otro concierto a la serie y escribí la Barroqueana Venezolana Nº2 para trompeta y orquesta.

-En el marco de esta gira realicé un concierto con Pacho, el gran fagotista venezolano Eduardo Calzada y el organista de la iglesia cultural de Bremen Sankt Stephani, Tim Günther. Está era la oportunidad para componer otra pieza de la serie. Aunque en su momento la escribí para flauta, trompeta y órgano, tenía en mente el oboe y así surgió la Barroqueana Nº 3 para flauta oboe y orquesta.

La Barroqueana Nº 4 para contrabajo fue un encargo de Edicson Ruiz, contrabajista venezolano miembro de la Filarmónica de Berlin. Hace unos cinco años escribí un concierto para contrabajo que nunca se estrenó y ya que se me brindó la gran oportunidad de organizar un concierto con mis composiciones, decidí completar la serie con una obra para contrabajo. Enmarqué el segundo y tercer movimientos del concierto original con dos nuevos movimientos que exploran ritmos venezolanos e hispanoamericanos como el tango, la guaracha, el joropo, el flamenco el guaguancó y el tambor de San Millán.

-¿Qué tienen del barroco estos conciertos?

Las Barroqueanas Venezolanas en particular responden a una búsqueda artística de fusionar, combinar, mezclar elementos que son parte de mi en igual proporción.

-En primer lugar la instrumentación: el clavecín juega un papel muy importante en todos los conciertos y le brinda al ensamble esa sonoridad barroca. Segundo, el uso del cuatro venezolano como sustituto de la guitarra barroca o laud, que hace el puente entre ambos estilos. Por último hice uso de técnicas de composición barrocas como el contrapunto y la fuga además de utilizar danzas como fuente de inspiración y generador de estructuras. Así como se hacía en las Suites barrocas con el minuet, guigue, pavana, etc, yo lo hice con danzas venezolanas.

-¿Cómo se conjugan con la estética contemporánea?

-En realidad el lenguaje es completamente tonal. Tomé prestadas algunas armonías del jazz, así como se hace en la música venezolana y utilicé giros melódicos típicos del folclore para darle una sonoridad más actual, pero quise mantener una sonoridad que recordara claramente al barroco

-¿Por qué lo barroco? 

-Yo soy un admirador de la música de Johann Sebastian Bach y Georg Philip Telemann. Tocar esa música me hace sentir en un estado de éxtasis, donde parece que el estrés y los problemas se desvanecieran y quedara solo la pureza de la música. ¿Qué vigencia tiene? En los años 70 se empezó a desarrollar el tema de tocar música antigua con instrumentos originales de la época barroca y renacentista. Desde entonces se ha avanzado mucho con el descubrimiento de tratados y la enseñanza a nivel superior de estos instrumentos, lo que ha generado el surgimiento de muchos ensambles y solistas que se dedican a la música barroca. En las radios clásicas alemanas se trasmite mucha música del barroco.

-¿Se trata de algo meramente artístico, una búsqueda artística o está relacionado con algún proyecto, alguna causa extra musical o extra artística? 

-Desde mis inicios como compositor he escrito para mis amigos y colegas. Ese es quizás el motor que me motiva a escribir, tener amigos que van a dar lo mejor de sí al tocar mis composiciones, pero una vez que comienzo a componer hay elementos que influyen mi proceso creativo: historias, poemas, paisajes, recuerdos, otra música. Yo me dejo influenciar por esos elementos y, después de filtrarlos, estos le dan forma y contenido a mis obras. Las Barroqueanas Venezolanas en particular responden a una búsqueda artística de fusionar, combinar, mezclar elementos que son parte de mi en igual proporción.

-¿Cómo ves estas composiciones dentro de sus obras?

-Muchas de mis obras se basan en relatos, partes de la historia o pasajes de libros para darle un hilo conductor a la obra musical. Tal es el caso de “Escenas de Sur” para viola y contrabajo, “Los viajes de Humboldt” para orquesta y “Mestizo” para trompeta y orquesta. En el caso de las Barroqueanas no usé este método, fue más un intento de hacer música por el solo hecho de hacer música. Aunque yo utilizo la tonalidad sin ningún tipo de prejuicios, en el resto de mi obra tomo caminos alternos y uso un lenguaje más amplio, si se quiere más moderno.

-Habla de un concierto-retrato ¿cómo te retrata esta música? ¿cómo refleja su propio ser, lo que usted es?

Esta serie de conciertos representa mucho de mi vida: mi pasado en Venezuela, ser parte de El Sistema y tocar música clásica, mi trabajo con Nuestro Ensamble y la música venezolana

-En realidad el concierto es un retrato mío como compositor, ya que se tocan exclusivamente obras mías. Escogí las Barroqueanas Venezolanas para representarme en este concierto en primer lugar porque quería reunir a mis amigos, que son músicos increíbles, para hacer música con ellos. En segundo lugar esta serie de conciertos representa mucho de mi vida: mi pasado en Venezuela, ser parte de El Sistema y tocar música clásica, mi trabajo con Nuestro Ensamble y la música venezolana, mi presente en Alemania, mi carrera como compositor, mi trabajo con Bolivar Soloists. En tercer lugar en estas obras también me presento como solista. Creo que la música clásica necesita más compositores que toquen un instrumento, que estén en contacto con la realidad de un intérprete. La figura del intérprete y compositor fue muy importante en la historia de la música. Los grandes compositores fueron intérpretes de su obra: Bach. Mozart, Beethoven y esta tradición casi desapareció con Wagner y Schönberg. Desde entonces las composiciones musicales se han ido alejando la comprensión de los músicos y público en general. Creo que es importante rescatar el vínculo entre la música clásica que se escribe hoy en día, los músicos y el público. También cabe destacar que en esta época tan difícil es importante para mi poner el nombre de Venezuela bien en alto con este proyecto.

-¿Habrá más de cuatro barroqueanas?

-No tengo planes concretos, pero si se da la oportunidad definitivamente quiero escribir una para flauta piccolo. Si hay interés entre mis amigos músicos podría escribir alguna otra.

-Son venezolanas porque usted es venezolano, ¿hay otros elementos de lo venezolano en la música?

Son venezolanas porque soy venezolano de corazón y porque amo la música venezolana, es mi inspiración y alimento para el alma: no hay nada que me dé más alegría que una buena “guataca”

-Son venezolanas porque soy venezolano de corazón y porque amo la música venezolana, es mi inspiración y alimento para el alma: no hay nada que me dé más alegría que una buena “guataca”. En las Barroqueanas utilizo ritmos y formas de la música venezolana como el merengue, la gaita, la gaita de tambora, el zumba que zumba, la periquera, el pasaje, el joropo, la guaracha y el tambor de San Millán. Y el cuatro no podía faltar.

-Además del concierto del 28 de septiembre ¿habrá otros conciertos?

-El concierto del 28 es el proyecto piloto. Con la producción discográfica y de video se hará la promoción para organizar una gira en el 2019. Me encantaría presentarlo en Venezuela, ojalá haya alguna oportunidad.

Finalmente, Oscher detalla los miembros del proyecto Barroqueanas Venezolanas:

Barroqueanas Venezolanas Nº1 para flauta y orquesta. Solistas: Efrain Oscher – flauta y Alejandro Carrillo – violín.
Barroqueanas Venezolanas Nº2 para trompeta y orquesta. Solista: Pacho Flores – trompetas
Barroqueanas Venezolanas Nº3 para flauta oboe y orquesta. Solistas: EfrainOscher – flauta y Sergio Sánchez – oboe
Barroqueanas Venezolanas Nº4 para contrabajo en afinación vienesa y orquesta. Solista: Edicson Ruiz – contrabajo
Kammerensemble Konsonanz, líder David Cisternas
Sara Johnson – clavecín
Cruz Marín – cuatro
Eduardo Calzada – fagot
Marco Thomas – klarinette