Lang Lang: “Los músicos sintonizamos más con los sanitarios que los políticos”

Vía: www.lavanguardia.com | MARICEL CHAVARRÍA

Lang Lang aparece en la pantalla del ordenador mitad risueño mitad intranquilo, bien enfundado en un traje color teja y una camisa negra. De pie junto a un piano Steinway y el cartel promocional de su último disco –una doble grabación de las Variaciones Goldberg (Deutsche Grammophon) que ofrece una versión de estudio y otra en directo desde la Iglesia de Santo Tomás de Leipzig donde yacen los restos de Bach–, la iconografía de esta entrevista por Zoom desde Bejin, donde se encuentra en estos momentos el afamado pianista chino, podría recordar a la fórmula de la televenta. Pero no: en el momento en que Lang Lang (Shenyang, 1982) comienza a hablar de esta obra maestra que finalmente se ha atrevido a grabar asoma el músico inteligente, el comunicador nato, el artista apasionado que parece no temer a las críticas. Porque haberlas las hay, no se han hecho esperar.

Su carrera tan mediática como comercial –no en vano es uno de esos contados artistas que consigue trascender el mundo de la música clásica para adentrarse en la cultura popular– no se acopla necesariamente a lo que se espera de un intérprete de la obra del maestro de Leipzig. Lang Lang sabe que en los círculos más exigentes y exquisitos de la clásica no siempre será percibido como un digno escalador de este Everest, que encierra todos los cánones aritméticos de la música de aquel tiempo –se publicó en 1741– y el excelso dominio del contrapunto que Bach llevó hasta las últimas consecuencias.

Pero las críticas nunca han frenado a este artista que de niño sufrió el autoritarismo de un padre frustrado por la Revolución Cultural china –“Suicídate si no sabes hacerlo mejor”, le dijo cuanto tenía 9 años– que volcó en él toda batalla y esperanza artística. Lang Lang tenía 17 años cuando tocó las Goldberg de memoria para el pianista y director de orquesta Christoph Eschenbach, quien no dudó en contar con él para sustituir in extremis al pianista André Watts en una gala benéfica del Festival de Ravinia. Corría el verano de 1999. Al finalizar aquella velada que el jovencísimo Lang Lang compartió con Leon Fleisher, Misha Dichter o Alicia de Larrocha, improvisó un recital para todos ellos con una versión muy romántica de esta monumental obra barroca. Claro que más adelante conoció a expertos en Bach de la talla de Nikolaus Harnoncourt

¿Cómo se está viviendo la pandemia en China?

La situación está mejorando, ahora hay un mayor control, pero los conciertos no están aún normalizados, solo con el 30% o 40% de la capacidad, igual que en los cines. Estamos todavía en pleno proceso de la pandemia.

¿Y cómo lo asume siendo usted un músico que mueve masas con sus conciertos de clásica en China?

Es muy triste, pero obviamente nuestra salud debe tenerse en cuenta porque se trata de un virus muy peligroso, hemos que tener cuidado.

Tienes que encajar en el periodo: del siglo XXI hay que retroceder casi 400 hasta el Barroco. un desafío mucho mayor que tocar Chopin o Rachmaninov”

Ha decidido grabar las Variaciones Golberg de Bach… ¿Cuán difícil ha sido tomar esta decisión en el contexto de su carrera?

Pues ha sido una decisión muy difícil porque es una pieza extremadamente compleja. Y además no forma parte del repertorio de estilo romántico, es Bach, es Barroco, no está escrito para piano sino para clave. Así que de algún modo he tenido que aprender muchas cosas que no había aprendido todavía. Especialmente el estilo barroco, con un maestro de este estilo que me ha ayudado a estudiar las ornamentaciones, las formas del contrapunto, la voz… es un proceso largo. Tienes que encajar en el periodo: es decir, del siglo XXI tenemos que retroceder más de trescientos años, casi cuatrocientos, para viajar al Barroco. Así que es un desafío mucho mayor que tocar Chopin o Rachmaninov.

Y luego está la icónica grabación que hizo el mítico Glenn Gould de esta pieza maestra…

Exacto. Eso lo convierte en un desafío mucho mayor, porque es la leyenda del piano tocando las legendarias Goldberg. Y aquí es donde viene mi interpretación. Tengo que estar convencido por mí mismo antes incluso de salir a tocarla. De lo contrario no tendría la confianza necesaria ni siquiera para intentarlo. En mi primer recital con las Goldberg, el marzo pasado, estaba súper nervioso. Nunca he estado tan nervioso como entonces. Casi temblando, el corazón me iba a mil. Fue algo único, porque Bach es muy difícil. Diría que es el compositor más difícil.

No rompería el patrón o la estructura de Bach, pero intento moverlo un poco, sacar el máximo carácter de cada variación”

Escuchando su grabación parecería que quiere usted romper las matemáticas que encierra el maravilloso contrapunto del Bach. ¿Es su intención?

Solo quiero… Es que he aprendido que en el estilo barroco he no tienes que ser muy estricto. En la música barroca puedes de hecho hacer mucha improvisación. Y en esta pieza ciertamente tienes que hacer algo, porque son treinta variaciones y cada una tiene que repetirse, con lo que al final tocas la pieza entera dos veces. Y la gran aria la tocas cuatro veces. Así que tienes que aportar algo. De otro modo no encontraria la recreación artística de esta pieza. Por eso a veces la toco más como una cantata barroca, otras la toco como un órgano barroco, con un gran sonido, y a veces como un pizzicato de cuerdas… E intento sacar el máximo del carácter de cada variación, intervenir cada vez en el patrón de esas cuatro y cinco voces con sutiles diferencias, intento cambiar un poco la simetría. Por nada del mundo rompería el patrón o la estructura de Bach, pero intento moverlo un poco porque si no es duro. Y es siempre en Sol Mayor, que no es una clave muy colorida, no es como un Re menor que es muy exótico. No, Sol Mayor es como el sol naciente, no es muy colorida.

Siga leyendo www.lavanguardia.com

Deja un comentario

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Artículos Relacionados

Síguenos

89,200FansMe gusta
45,500SeguidoresSeguir
34,560SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

VARGAS anuncia lanzamiento oficial de “Nos quedamos”

VARGAS, no deja de crear y componer nueva música. En el mes de octubre nos sorprende con “Nos quedamos”

Piña nos regala música con aire playero“903 Macuto” disponible en todas las plataformas digitales

Santiago “Piña” Vera, debuta en la escena musical venezolana con “903 Macuto”, un tema y video lyric que llega para contagiarnos de una energía divertida y transformadora con sonidos del indie/pop en español

La Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas relanza su canal de YouTube

La Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, gestión cultural de la Alcaldía de Caracas, en la continuación de la celebración de su 40 aniversario

IISA, un nuevo descubrimiento musical cargado de añoranza

Con letra de Willy McKey y música de Vargas, “Tengo” llega para hacernos bailar con la nostalgia y presentarnos a IISA

El Bard College de Nueva York premia al compositor José Agustín Sánchez

El compositor, pianista y director de orquestas José Agustín Sánchez sigue recibiendo reconocimientos internacionales por la importancia de su trabajo en el mundo musical
0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x