La gira del director venezolano  tiene fechas confirmadas en Uruguay, Argentina y Chile, con orquestas locales y destacados solistas. Próximamente definirá su presentación en Venezuela.

Por Várvara Rangel Hill @VarvaraRangel
ESPECIAL PARA @Vzlasinfonica
La OFY que dirige Joshua Dos Santos está formada por 90 jóvenes. El proyecto celebrará este año su quinto aniversario y abarca a unos 500 integrantes. En la isla, el venezolano también dirige regularmente a la Orquesta Filarmónica ABS-CBN, que pertenece a la cadena de televisión más importante de ese país.

Para cumplir con este tour al sur del continente, el criollo hará una pausa en sus obligaciones como director musical de la Joven Orquesta de Filipinas

Uruguay, Argentina, Chile y Venezuela. Entre junio y julio, los podios de cuatro países de la región recibirán al director venezolano Joshua Dos Santos, que regresará a Sudamérica después de dirigir en los últimos meses a orquestas europeas y asiáticas. El músico carabobeño concretó fechas para dirigir a diferentes sinfónicas locales, junto a destacados solistas, con obras de compositores que van desde el periodo Clásico hasta el siglo XX.

Desde enero, Dos Santos es el director musical de la Joven Orquesta de Filipinas (OFY, por su sigla en inglés), que pertenece a un “increíble proyecto” inspirado en el Sistema de Orquestas y Coros Infantiles y Juveniles de Venezuela, donde este director venezolano de 33 años de edad se formó, como chelista y batuta, bajo la égida del maestro José Antonio Abreu y de Gustavo Dudamel.

Estas dos agrupaciones filipinas tienen copada la agenda de Dos Santos para lo que resta del año. No obstante, hará una pausa a sus compromisos en la isla entre el 15 junio y el 21 julio para realizar un “sueño”, el de hacer un Tour por Suramérica, que comenzará en la sala Eduardo Fabini del Auditorio Nacional Adela Reta, en Montevideo, Uruguay, con la Orquesta Sinfónica del Sodre y la participación como solista de la pianista Raquel Boldorini.

El venezolano cruzará el Río de La Plata y alzará su batuta el jueves 28 de junio, en el Teatro El Círculo, de Rosario, Argentina, para guiar a la Orquesta Sinfónica Provincial y al oboísta Agustín Tamagno. Más tarde, el sábado 7 de julio, Joshua Dos Santos estará a cargo del segundo concierto de la serie dedicada a Pianistas Argentinos, que celebrará la Sinfónica de la Universidad de Cuyo (Uncuyo), en Mendoza,  y que tendrá como escenario la Nave Universitaria, junto a Marcelo Balat en el piano.

La siguiente fecha confirmada es el sábado 21 de julio, con la Orquesta de la Universidad de Concepción y el solista Davide Formisano en la flauta, en el teatro de la casa de estudios ubicada en Concepción, Chile.

En el itinerario, falta confirmar el concierto que el criollo dirigirá en Venezuela y que espera concretar en los próximos días. Por asuntos de logística, Dos Santos señaló que no se pudieron agregar otros países a la gira como Colombia, Perú y Brasil, pero espera incluirlos en otro periplo en 2019.

‎Venezuela Sinfónica conversó con este director venezolano radicado en Manila, quien compartió detalles de su próxima gira latinoamericana y relató parte de su experiencia musical en el oriente extremo.

-¿Cómo, cuándo, cambió el continente americano por el país asiático?

‎ -No lo he cambiado,  tengo un pié en Venezuela porque es mi país, allí nací y crecí. Otra parte de mi está en España porque mi familia está allá, gran parte de mis cosas están allá y siempre que puedo voy.

‎-Hasta ahora ¿Cómo ha sido la experiencia de llevar su batuta a un país tan distante de Venezuela?

‎ -La experiencia ha sido magnífica, no es la primera vez que trabajo con proyectos inspirados en el Sistema, especialmente en Suramérica, y todos son muy especiales. Sin embargo, éste es muy particular: Filipinas es un país muy latino, con costumbres y tradiciones muy similares. Esto se debe, en parte, porque fueron colonia española, igual a los países de América del Sur. El clima también es similar así que, es lo  más cercano que he estado de Venezuela fuera del continente americano. Al igual que en Venezuela, abundan los talentos y la pasión por la música. Y es realmente impresionante.

‎-¿De qué trata esta gira latinoamericana programada en su agenda para junio y julio?

‎-La gira latinoamericana es algo con lo que siempre había soñado. Se sembró con la Infantil Nacional de Venezuela, cuando yo tocaba violonchelo. Luego, ya dirigiendo, quería hacerla pero es difícil poner las fechas juntas. He estado en distintas ocasiones en Brasil, Chile y Uruguay, pero nunca había podido hacer una gira como tal, y finalmente, luego de un gran esfuerzo, pude concretarla.

‎-¿Cuáles serían las orquestas, los teatros? ¿Qué puede adelantar de los repertorios?

-La gira comienza en Uruguay con La Obertura Cubana, de George Gershwin; el Concierto para piano No.3, de Ludwig vanBeethoven y Cuadros de una exposición, Modest Músorgski.  ‎De ahí salgo para Argentina, donde estaré dirigiendo Danza Bacanale, de Camille Saint- Saëns; Concierto para oboe en do mayor, de  Wolfgang Amadeus Mozart y la Sinfonía Fantástica, de Hector Berlioz, junto a la  Orquesta Sinfónica de Rosario.


‎”Me quedo en Argentina y junto a la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Cuyo, dirigiré la Sinfonía No.2, de Pyotr Ilyich Tchaikovsky y el Concierto para piano No.2, del mismo compositor”, agregó.


‎”Luego me muevo a Chile y desde ahí salgo a Venezuela – continuó Dos Santos-. Todavía está por definirse el repertorio y la orquesta, pero es por supuesto la parte más importante de la gira. Siento una necesidad enorme de apoyar a las nuevas generaciones, que están creciendo y liderando junto con los más experimentados, las nuevas responsabilidades musicales de las orquestas del Sistema en nuestro país. Así que allí estaré”.

‎”Luego de Venezuela parto a Chile, donde dirigiré el Preludio Sinfónico, de René Amengual; el Concierto No.2 en Re Mayor para flauta, de Mozart junto a Formisano y la Sinfonía No.2, de Serguéi Rachmaninoff”, remató el director.

‎‎APRENDER, LUCHAR Y RECUPERAR LO PERDIDO

-¿Cuál es su situación actual con el Sistema venezolano?

‎ -Sigo siendo parte del Sistema, lo seré por siempre.

‎ -¿En qué momento de su carrera está? ¿Cómo valora lo que ha logrado hasta ahora?

‎-No tengo la menor idea de en qué momento de mi carrera estoy. Sé que en lo personal, estoy muy feliz con lo que estoy haciendo y siempre en constante aprendizaje. Hace un año vi un video de uno de mis conciertos en Caracas, me di cuenta de que con el pasar de los años había perdido cosas que me gustaban. Ahora estoy tratando de recuperarlas y creo que voy por buen camino.

-¿Que pérdida es esa que necesita recuperarla?

‎-Es algo muy personal y no puedo dar muchos detalles al respecto.

‎-¿Eso que perdió lo encontrará en Venezuela?

‎ -No está relacionado con la situación geográfica. Es un aspecto netamente técnico de la dirección de orquesta, el enfoque de la energía y la interpretación musical.

‎-¿Qué reflexión hace a un mes de la partida del maestro Abreu?

‎ -Es muy difícil responder esa pregunta. Pienso en él siempre que ensayo con la orquesta. Creo que hemos sido muy egoístas con el Sistema, pero todavía estamos a tiempo de cambiar. Hay que seguir luchando desde donde sea por mantener vivo su legado.

‎-¿Qué otros proyectos artísticos prepara? ¿Qué metas tiene?

‎ Ya estamos preparando junto con la OFY una gira de conciertos por Medio Oriente y Europa, aparte de eso, estaré haciendo conciertos en Asia y en Suramérica ¡Claro!