La exintendente sufrió un «episodio cerebral» el 6 de enero que obligó a hospitalizarla y le ha impedido viajar a València para asistir al juicio


La apretada agenda de los letrados de las defensas obliga a demorar las vistas hasta el 4 de noviembre


Vía: www.levante-emv.com | Por Laura Ballester 

El juicio por presunta malversación en el Palau de les Arts deberá celebrarse a partir del próximo 4 de noviembre. Un retraso provocado por la petición del abogado de disponer de más tiempo para estudiar la causa, la enfermedad de Helga Schmidt y la complicada agenda de los letrados de las defensas.

La vista en la que se decidió la demora de las vistas del Caso Les Arts apenas se prolongó durante treinta minutos en la sección segunda de la Audiencia de València. La gran ausente fue la exintendente del Palau de les Arts, Helga Schmidt, aunque su nuevo abogado, Carlos Saiz Díaz, justificó la incomparacencia de su defendida. Schmidt sufrió un «episodio cerebral el pasado 6 de enero» que ha obligado a ingresarla en el hospital. Los médicos le han aconsejado guardar reposo por lo que no pudo viajar hasta València desde Milán, donde reside, a pesar de que tenía adquirido el billete de avión para asistir al juicio. El letrado aportó justificantes de la delicada situación sanitaria de Schmidt y solicitó un retraso del juicio de al menos seis semanas.

Un plazo que a la Fiscalía Anticorrupción le pareció excesivamente corto ya que esta causa cuenta con cincuenta y cuatro piezas separadas de documentación recopilada durante la investigación.

Finalmente, el tribunal de la sección segunda de la Audiencia, presidida por José Manuel Ortega, decidió retrasar el juicio hasta el 4 de noviembre, la fecha en la que se han podido cuadrar las apretadas agendas de los letrados de las defensas -Javier Boix, Vicente Grima, Carlos Sáiz o Jaime Sanz de Bremond entre otros- que también participan en otras grandes macrocausas.

Las nuevas sesiones previstas para el juicio arrancarán el próximo 4 de noviembre y está previsto que se prolonguen hasta el 12 de diciembre a lo largo de unas veinte sesiones, según informó el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV).

En esta causa se ha investigado el presunto desvío de 674.750,83 euros de fondos públicos en la Fundación Palau de les Arts Reina Sofía, entre 2008 y 2011. El Juzgado de Instrucción 15 de València ha procesado a los que considera presuntos autores de los delitos de malversación de los fondos públicos del coliseo, prevaricación y falsedad de documento público: la exintendente Helga Schmidt y el exdirector financiero Ernesto Moreno Murcia, además de los tres empresarios implicados en el cobro de patrocinios y sobrecostes, José Antonio Noguera Puchol, Joaquín Maldonado y Pablo Broseta Dupré.

Anticorrupción pide para Schmidt como «autora de los delitos de malversación de caudales públicos y prevaricación» además de cooperadora necesaria de falsedad en documento mercantil, siete años y seis meses de cárcel y 18 años de inhabilitación especial. Moreno, que también fue exdirector general de Ràdio Televisió Valenciana (RTVV), se enfrenta a 8 años de prisión y 20 de inhabilitación. Y para los tres empresarios -Noguera Puchol, Maldonado y Broseta- la Fiscalía solicita siete años de cárcel y 14 de inhabilitación para cada uno.