La Gala no televisada de los PREMIOS PEPSI MUSIC en su 6ta Edición se celebró el día de ayer en el Auditorio de Empresas Polar, con lo mejor del talento nacional venezolano.


Masiva concurrencia de todos los géneros y algunos ausentes debido a compromisos internacionales hicieron de esta cita un remanso entre tanta oscuridad.

 

La Música Clásica se destacó en los Premios Pepsi Music 2018
Este año todas las categorías se sometieron a votación popular, en especial las que corresponden a la música clásica, como tema, disco y artista del año. Nominados de la talla de Prisca y Marieva Dávila, Lester Paredes y Rodrigo Duarte, la pianista Vilma Sánchez Affigne, la nóvel agrupación Beethoven Classical, la Orquesta Sinfónica de Venezuela bajo la batuta del maestro In-Hong Cha, Abraham Gustin, Alfredo Ovalles, el internacional Pacho Flores y Jesus Pingüino González y Rodrigo Duarte fueron tomados en cuenta por la Academia Pepsi por la calidad de sus propuestas.
Prisca y Marieva Dávila se llevaron a casa el premio en la categoría por su canción “El día que me quieras a 4 manos” y con un largo aplauso la Orquesta Sinfónica de Venezuela representada por su presidente Pedro González recibió dos estatuillas por #DiscoMusicaClasica y #ArtistaClásico. El profesor González agradeció el reconocimiento a la formación académica más antigua del país, así como al maestro surcoreano In-Hong Cha por haber participado en este proyecto y al productor del disco Hildemaro Álvarez Amaya.
La Orquesta Sinfónica de Venezuela ha sido nominada tres veces desde el 2012 y en esta oportunidad su postulación corresponde al disco “Textures from the North of South”, bajo la batuta del maestro In Hong Cha. El maestro González también considera que todos los involucrados disfrutaron, al máximo, el proceso de grabación: “las energías siempre fueron positivas, con muy buena vibra, no fueron sesiones cansonas, más bien amenas y el trabajo en equipo tanto con el director In-Hong Cha, como el equipo de ingenieros y productores resultó muy fluido, con mucha química”.

Hildemaro Álvarez, productor del disco, tiene una opinión muy similar: “fue un honor muy grande trabajar con la OSV, conformada por grandes maestros y en el caso del director In-Hong Cha, estamos hablando de que buena parte de los resultados que obtuvimos vinieron de compartir y unificar criterios juntos. Para mí, representó un gran honor hacer música junto al director de la cátedra de estudio orquestales de la Wright State University y pude hacer mi trabajo nutriéndome de su sensibilidad y visión musical. Hice que las posibilidades y expectativas del resultado crecieran para él, conforme fuimos aumentando los parámetros de calidad que regirían todo el álbum, mientras trabajábamos y progresábamos en cada una de sus fases”, agregó Álvarez.