La orquesta además clausura el ciclo “Domingos de Identidad Caraqueña” el domingo 18 de febrero con un concierto de música cañonera

La Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas (OSMC) cerrará este sábado 17 de febrero a las 04:00 pm el exitoso festival “Stravinsky en Venezuela”, teniendo como escenario al histórico Teatro Municipal de Caracas. Dirigida por el maestro Rodolfo Saglimbeni, la orquesta cuya gestión cultural pertenece a la Alcaldía de Caracas, interpretará La Consagración de la Primavera, que sin duda es una de las obras más emblemáticas e interpretadas del repertorio del genio ruso Igor Stravinsky.

Al día siguiente pero a las 11:00 am y también en el Teatro Municipal, el grupo de metales de la OSMC clausurará el ciclo “Domingos de Identidad Caraqueña” con un concierto en homenaje a los Antaños del Stadium (música cañonera). Un evento para toda la familia que rememora las tradiciones musicales de la Caracas de ayer.

“La Consagración de la Primavera, es ciertamente una de las más grandiosas e impresionantes  partituras de alto vuelo experimental, que constituyó en el momento de su creación un hecho artístico de ruptura que ocasionó un escándalo y abrió puertas inéditas en la historia de un siglo XX que apenas comenzaba”, expresó el maestro Rodolfo Saglimbeni en torno la obra de maestra de Igor Stravinsky.

“En París, en el Teatro de los Campos Elíseos, el 25 de mayo de 1913, ocurrió el estreno de una pieza hoy considerada como magistral desde el punto de vista musical, pese al desconcierto y el rechazo que ocasionó el día de su estreno. En 1910 Stravinsky concibió la obra a partir de imágenes que soñó sobre un sacrificio tribal de una joven como ofrenda a la primavera. Diaghilev supo de esas ideas y pronto las convirtió en proyecto para su compañía, que ya comenzaba a sacudir los cimientos de la danza (y la estética)  occidental. Seleccionó a Nijinsky, intérprete excepcional, pero inexperto en el montaje de coreografías, a quien le encomendó el descomunal reto de estructurar movimientos a partir de la sobrecogedora música”, agregó Saglimbeni.

Como ha sido costumbre en todo el festival, además de la música de Stravinsky, será interpretada la obra de un compositor venezolano y en el caso de este sábado, le tocará el turno a Juan Bautista Plaza con Vigilia, un poema sinfónico basado en el soneto homónimo y escrito por el poeta Juan Ramón Jiménez, inclusive el título original de la pieza fue «Poema lírico sobre el soneto Vigilia de Juan Ramón Jiménez«. El autor – uno de los más importantes de la historia musical de Venezuela – lo compuso en 1928, un mes después de conocer y enamorarse de Nolita Pietersz, quien luego se convirtió en su esposa.

Las entradas para ambos conciertos estarán a la venta en la taquilla del Teatro Municipal el mismo día de cada función y tendrán un costo de Bs. 30 mil.

Sigue a la Orquesta Municipal de Caracas en sus redes sociales:
Twitter: @sinfonicadeccs / Instagram: @sinfonicamunicipalccs