Un Relámpago en La Menor para una sinfonía de acción solidaria

El compositor, pianista y director José Agustín Sánchez acaba de lograr una nueva hazaña al realizar su “Ofrenda Musical” al Relámpago de Catatumbo en el Zulia, los días 28 y 29 de noviembre. Tras superar un naufragio de 5 horas en el Río Catatumbo, trabajar sabiendo que su mamá está siendo tratada para vencer el Covid19, cambiar de sede logística del pueblo de Encontrados a Puerto Concha y navegar nuevamente otras 3 horas en lancha de pescadores, arribó a la comunidad de palafitos de Ologá, escenario de la actividad. Estas proezas no son nuevas para él porque en el pasado trasladó un piano 200 metros bajo tierra en la mina del Cerro Potosí, dio un recital en el medio de un desierto de sal, llevó una orquesta a la base del Volcán Chimborazo y recorrió la base del Monte Everest.

Pero la Ofrenda Musical del Relámpago del Catatumbo también estuvo marcada por una conmovedora actividad social, ya que tanto en el poblado de Puerto Concha, como en Ologá, el maestro Sánchez llevó el arte musical a una comunidad olvidada, dando clases a los niños, llevando esperanza a los pobladores y concientizando sobre los riegos del Coronavirus. Además, demostró cómo la cultura integra, motiva y llena de esperanza a las poblaciones más remotas que requieren tanta atención. Algo similar a lo que había hecho en el pueblo de Encontrados dos semanas atrás con su “Desinfección Musical”.

Finalmente logramos transmitir por redes sociales esta ofrenda, que tuvo una logística muy complicada por lo remoto del lugar, en medio de una pandemia y con la escasez de gasolina. Esta oración artística tuvo que sortear varias adversidades. Generalmente, durante una crisis como la del Coronavirus, el arte pasa a segundo plano, pero esta ofrenda musical muestra que el país está sediento de obras de arte que alimenten el espíritu, que hagan un llamado a la sensibilidad de la sociedad, para hacernos más conscientes y la música muestra un camino de cómo poderlo hacer”, expresó José Agustín Sánchez.

El pianista agregó: “El Relámpago no se deja ver todas las noches, nosotros estuvimos tres días y lo pudimos ver el primero y el tercero, que fue cuando hicimos la ofrenda musical, acompañado por una tormenta muy fuerte. La actividad inició con la caída del atardecer y junto a los niños de la comunidad. La segunda parte tuvo lugar a las 4:20 am, esperando a que escampara y luego el relámpago continuó su curso, así que la actividad culminó al amanecer. Es un gran paso para la consolidación de “Cantos del Sur”, esa gran obra sinfónica que estrenará la Orquesta Municipal de Caracas, pero más allá de escribir una sinfonía, como compositor la he asumido como una misión cultural de dejar un mensaje al país”.

La ofrenda de Encontrados

El viernes 13 de noviembre el escenario principal fue Encontrados, capital del Municipio Catatumbo y desde la torre de la iglesia del pueblo, una de las edificaciones más antiguas del lugar, el maestro Sánchez presentó su ofrenda, con su piano, acompañado por músicos gaiteros del lugar que sonaron con mucho sabor los “memes cósmicos” mientras contemplaban la imponente aparición del relámpago en el horizonte, día en el que también recorrió las calles del pueblo, con su piano montado en un camión, realizando su desinfección musical junto a los mismos artistas locales.

“Cuando estuve establecido con mi equipo en Encontrados, aprovechamos e hicimos la primera desinfección musical realizada en un pueblo, porque antes, las desinfecciones siempre se han hecho en ciudades capitales, con hospitales centinelas que atienden pacientes del Covid19Ayudar a combatir y prevenir este virus es importante para mí, ahora más que nunca porque mi madre fue diagnosticada con el Coronavirus, así que lo tomo como algo aún más personal”, destacó.

Además en Encontrados, el 18 de noviembre, el párroco le pidió al maestro Sánchez que diera un concierto para la Virgen de la Chinita, ante una réplica de la imagen sagrada que llegó por primera vez al pueblo, fue un momento muy especial, donde el compositor y su equipo agradecieron a la Virgen por haber salido con vida del naufragio y por el éxito de las actividades, ya que sintió la integración de la comunidad.

En Encontrados hicimos una desinfección musical y también una ofrenda musical desde la torre de la iglesia del pueblo, desde donde se ve muy bien el relámpago. Participaron un grupo de músicos gaiteros de la comunidad y fue muy novedoso integrarlos con los elementos de las gaitas, como su percusión y sus cantos. Tuvimos mucho éxito, se movilizó todo el pueblo, la gente quedó muy complacida y renovada, fue un bálsamo para ellos porque se sintieron agradecidos de ser tomados en cuenta. También dimos talleres y charlas a los jóvenes para estimular el emprendimiento, la resiliencia y la cultura”, agregó.

Actualmente se encuentra en el estado Trujillo, establecido en el Seminario Corazón de Jesús, organizado las actividades musicales que realizará en esa entidad. Está siendo atendido por el Obispo de Trujillo, Monseñor Cástor Oswaldo Azuaje Pérez, quien le prestará un importante apoyo logístico. Las próximas ofrendas musicales se llevarán a cabo durante la primera quincena de diciembre, en el Monumento de la Virgen de la Paz y otra en el santuario del Dr. José Gregorio Hernández. También dará recitales de piano en los hospitales centinelas de las ciudades de Valera y Trujillo para los pacientes que sufren de la Covid19 y el personal médico.

Deja un comentario

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Artículos Relacionados

Síguenos

89,200FansMe gusta
45,500SeguidoresSeguir
34,560SeguidoresSeguir

Últimos Artículos

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x
()
x