El próximo 08 de Noviembre de 2015 a las 12m en el marco del Recital “Resonancias” se realizará el estreno de la obra musical “Resolana para solo de percusión” del compositor venezolano Luis Ernesto Gómez escrita para y dedicada a la virtuosa percusionista Diana Montoya Lopez. Centro de Arte Los Galpones, Galpon 17.

Una extensa familia de instrumentos de percusión protagonizará el concierto que Diana Montoya su intérprete, ha titulado Resonancias.
Los ritmos de la percusión representan parte familiar de la esencia corporal y espiritual del ser humano desde tiempos inmemoriales. 
Prácticamente son los primeros instrumentos que, en busca de acompañar su canto, el ser humano tocó para animar la vida, invocar el entusiasmo frente al fuego. La percusión es la forma más variada de sonidos y colores musicales.
Imágenes integradas 3
El siglo XX representa para la percusión el nacimiento de su autonomía artística y desarrollo como instrumento y familia independiente. En la orquesta, deja de ser el refuerzo armónico (timbales) y rítmico (otros tambores) que ejercía en siglos anteriores, para convertirse en una familia tan importante como las cuerdas.
El acercamiento de los nuevos creadores a la percusión ha estado basada en las grandes posibilidades rítmicas y la casi infinita diversidad tímbrica que la percusión del siglo XXI tiene como potencialidad, llegando al punto en que existen obras musicales dedicadas a virtuosismo en los solos de percusión. Para el oyente será un experiencia donde podrá presenciar el asombro por lo nuevo, la sorpresa que impresionará gratamente su oído en busca nuevas y amenas experiencias.
El concierto incluye obras de distinta procedencia geográfica, diferentes estilos y una gran diversidad de instrumentos. Resonancias de idiófonos, que son aquellos que se percuten con baquetas, se raspan, se hacen chocar entre sí o se agitan; resonacias de membranófonos que producen el sonido a través de una membrana tensa que se percute o se frota.
Imágenes integradas 2

Estreno mundial de Resolana de Luis Ernesto Gómez

Cada uno de ellos tiene su historia, características y repertorio que lo hace dueño de una personalidad y lenguaje propios para resonar en el oyente produciendo sensaciones de toda índole. Ese conjunto instrumental dejará apreciar un mundo sonoro tan atractivo como desconocido en su potencialidad expresiva.

Diana Montoya interpretará Rebonds de Iannis Xenakis

Resonarán las notas y ritmos de Rebonds escritos por el greco-francés Iannis Xenakis, el venezolano Ricardo Teruel con un solo de marimba titulado Manadas, el solo de percusión Kîm del islandés Askell Masson, el estadounidense John Cage con la obra Dream escrita en 1948 originalmente para piano y el estreno mundial del compositor venezolano Luis Ernesto Gómez Resolana.

Luis Ernesto Gómez es compositor venezolano y profesor de la Universidad Simón Bolívar (Cayambis Artist)

Una serie de Danzas eclécticas cerrará el interesante programa dedicado a la memoria del recién fallecido pianista venezolano José Vicente Torres.
Sin duda, un concierto en el que destacan el talento y la dedicación de músicos venezolanos de brillantes carreras internacionales.
Dejémonos llevar por estas Resonancias que Diana Montoya nos regalará el próximo domingo 8 de noviembre a las 12 del mediodía en el Centro de Arte Los Galpones en la 8ª Transversal con Av. Ávila de Los Chorros. Las entradas pueden adquirirse en la taquilla del Centro Cultural.

Diana Montoya

La percusionista Diana Montoya López es egresada del Conservatorio Nacional superior de Música y Danza de París (CNSMP). Desde 1998 participa regularmente en conciertos de música contemporánea en Radio France, en diferentes ensambles como ICTUS, COURT, CIRCUIT, TM+, International de Paris, Ensamble Centre Musical Eric Satie, Ensemble d´instruments de Percusion Geants de Robert Hébrad, Trio Sendas, Duo Montoya-Feltrin, entre otros. Ha realizado recitales y conciertos en América, Europa y África. Participa en las grabaciones: Homenaje a Oliver Messiaen (Ensamble ABEGG), el viodisque “Homenaje a Varese” con el Ensamble Intercontemporáneo (EIC), Música de las América Latina con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, y música para películas con la Orquesta Nacional de I’lle de Francia. En 2012 graba dos discos: Disco Sanjo con la artista coreanaa E Jeong Ju, donde fusiona el lenguaje contemporáneo con los ritmos e instrumentos venezolanos, y el 2CD París/Buenos Aires, con el compositor argentino Fernando Albinarrate. Participó como solista y en el montaje de la ópera El Cimarrón de Henze en la Peniche Opera, El Martillo sin amo con Boulez, Corazón Africano de Diego Silva, Canciones de Cavroche de Fernando Albinarrete, entre otros.

Participa en Festivales, Prefailles – música contemporánea y tradicional; 1er Festival de Creación Coreana (Francia), Rythm Sticks, International drum & percussion festival (Inglaterra), Garden of Geniuses (Rusia). En 2014 viaja al Congo-Brazaville para una colaboración con artistas congoleses y el Ensamble Quadrille (Septeto Stravinsky). En Venezuela colabora con las diferentes orquestas de la capital y trabaja en diferentes proyectos de música de cámara, recitales y performances en exposiciones de artistas plásticos.

 

Sobre la pieza de estreno
Según palabras del compositor, Resolana es una pieza para solo de percusión, pensada sólo para instrumentos sin notas definidas, que remite a ese sol quemante que compone nuestra tierra tropical, ese del cual hay que esconderse en la sombra a mediodía y que aun así nos arropa con su calor intenso y su luz penetrante. Está integrada por 4 instrumentos resonantes (triángulo, plato suspendido y dos gongs) y una batería de instrumentos no resonantes, conformada en 2 grupos, el primero de instrumentos membranófonos (Bongós, Tumba, 3 Tom-toms y Bass Drum) y el segundo de instrumentos metálicos y uno de madera de sonidos secos (4 sonidos metálicos secos y 1 Woodblock). Ritmos del sol se esconden allí. Una base de compases ternarios tan comunes en el trópico fundamentan una serie de desarrollos para esta gran batería. La obra está dividida en 3 secciones. Comienza con un episodio de descarga, que da paso a un ostinato de los membranófonos, que tras un desarrollo gradual en diálogos con los sonidos metálicos secos, el woodblock y los resonantes, desembocan en una sección intermedia más lírica y tranquila, donde se destaca más el color sobre el ritmo. La tercera sección retoma la descarga inicial, el ímpetu rítmico y el ostinato desarrollándolo hasta tomar una dirección de mayor virtuosismo.