La cantante adelantó que dejará su carrera artística después de lanzar su próximo álbum, un trabajo que grabó a las órdenes de Stevie Wonder.



Al anunciar su retiro de los escenarios durante una entrevista con la radio WDIV Local 4 de Detroit, la cantautora, de 74 años, dejó la puerta abierta a grabar más discos: «Grabaré, pero este será mi último año con conciertos. Esto es todo».

«Haré algunas cosas selectas», resaltó la ganadora de 18 premios Grammy y famosa por canciones como «Respect», «Chain of Fools», «Baby I Love You», «Spanish Harlem» o «Angel».

«Me siento muy enriquecida y satisfecha por dónde comenzó mi carrera y donde está ahora (…) Seguiré estando muy satisfecha por que no me voy a ir a cualquier sitio a sentarme y no hacer nada. Eso tampoco sería bueno», explicó.

El primer contacto de Aretha Franklin con la música fue en la Iglesia Bautista de Detroit, que dirigía su padre y donde cantaba junto a sus hermanas Carolyn y Erma. Así fue como su infancia transcurrió entre el gospel y voces del jazz como Dinah Washington y Ella Fitzgerald.

Con 14 años grabó «The gospel soul of Aretha Franklin» para el sello JVB/Battle Records y en 1960 viajó a Nueva York para tomar clases de técnica vocal y danza, misma etapa en la que empezó a enviar demos a las discográficas.

Este sorpresivo alejamiento de la diva de soul de las presentaciones en vivo encuentra su razón en sus nietos, quienes están próximos a irse a la universidad y quiere pasar más tiempo con ellos, apuntó la agencia española Efe.

Afirmó estar «eufórica» por el que probablemente será su último álbum de estudio y que se cuenta como el número 42 de su carrera. Será un álbum «multidireccional» , que «no vamos a encasillarlo en un solo estilo», anticipó.

Este trabajo que contará con la producción de Stevie Wonder para varios de los temas y que será grabado en Detroit, donde reside la cantante, se publicará en septiembre.