El reconocido director musical se encuentra de visita en El Sistema, como parte de las actividades del Conservatorio Itinerante Inocente Carreño, patrocinado por Hilti Foundation. Vino a dirigir un exigente repertorio que incluye dos obras de Maurice Ravel y la Ballada para trombón y orquesta de Martin Frank, que la orquesta venezolana ejecutan, según su opinión, con excelencia y pasión
Prensa FundaMusical Bolívar/ Fotos El Sistema/ Dahory González

El director musical Julien Salemkour es reconocido internacionalmente como uno de los más talentosos y versátiles maestros de la batuta, demandado en los más grandes escenarios de Europa, Asia y América. Hace casi dos décadas que conquistó codiciados cargos en importantes instituciones musicales de Berlín, gracias a su capacidad de gerenciar la música fuera de los escenarios. Actualmente viaja por el mundo, como invitado de honor en grandes eventos culturales, y está de visita en Caracas para dirigir un concierto de la programación del Primer Festival de Trombón, en el que la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela interpretará un exigente repertorio con dos obras de Maurice Ravel y además acompañará al trombonista francés Jacques Mauger en la ejecución de la Ballada para trombón y orquesta de Martin Frank.

Basta con observar a Salemkour sobre el podio para darse cuenta de que además de profesional es un artista con grandes estándares de exigencia. Pero el rigor del trabajo no le impide ser receptivo a las manifestaciones espontáneas de los músicos que integran la orquesta cúspide del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela. Sonríe con buen ánimo porque asegura que se siente agradado con la cercanía y amistad que muestran los músicos sobre el escenario, aún cuando están concentrados en ejecutar según sus exigencias y cumplir cabalmente la visión que él tiene de ese repertorio.

Salemkour ya aprendió algunas palabras en español y no duda en pronunciarlas para agradecer los cumplidos y el reconocimiento que recibe de quienes forman parte de El Sistema. “Esta institución se ha convertido en un ícono para nosotros en Europa. Al punto de que hay músicos, amigos míos, haciendo doctorados para acreditarse en la aplicación de esta metodología en las escuelas de música de Alemania. Es imposible que podamos copiar lo que ustedes hacen, pero necesitamos cambiar la forma de aprender la música, que en nuestros países es completamente individualista”.

Expresó su satisfacción por la compenetración que ha logrado con la OSSBV y la Coral Nacional Simón Bolívar para interpretar las tres grandes escenas que conforman la sinfonía coreográfica Dafnis y Clóe. Esta obra fue compuesta en 1913 a partir de una novela griega con el mismo título, y por encargo del empresario ruso Serguéi Diáguilev para un espectáculo de ballet. La historia se centra en las peripecias de dos jóvenes campesinos para alcanzar la felicidad a través de una unión en nombre del amor. “Las obras de este repertorio son de gran exigencia, pero sus agrupaciones están preparadas para hacerlo con excelencia y pasión”, acotó.

El maestro Salemkour tiene su propia opinión de las políticas sociales erradas en distintos países del mundo. No obstante, destaca que la enseñanza musical como programa de transformación social es una idea que todos deberían entender como una necesidad.

El Sistema nació en el pensamiento del Maestro José Antonio Abreu y se multiplicó porque muchas personas creyeron en lo que hacía y le permitieron crecer. Yo tengo la esperanza de que El Sistema siga creando oportunidades para atender las desigualdades sociales y cambiar a las personas en el mundo”.

La visita de este prestigioso director alemán forma parte de los planes de cooperación internacional que apoya Hilti Foundation, en favor del crecimiento del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular para el Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión del Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.