La iniciativa musical se enmarca en el concurso internacional Maria Canals

Vía: www.metropoliabierta.com | PAULA BALDRICH

Los pianos tienen algo que decirnos y lo harán en clave musical… ¡bajo tierra! A partir de este mes de febrero, uno de ellos se colocará en la parada de metro de Universitat, y luego irá circulando. El objetivo, una vez más, es acercar el Concurso Internacional de Música Maria Canals que tendrá lugar desde el 23 de marzo hasta el 4 de abril.

Este año, además, los organizadores seguirán con la tradición de poner un piano de cola en el intercambiador de Diagonal, entre la L3 y la L5, donde hará parada después de Universitat y dará el pistoletazo de salida al concurso. Hasta ahora, el piano se ubicaba en la estación de Sagrada Família, sorprendiendo a locales y turistas. ¿Sabes tocar? Pues, adelante. ¿No? Pues, prueba suerte.

RESUCITANDO A DEBUSSY Y A BEETHOVEN

La iniciativa forma parte de un acuerdo entre el concurso Maria Canals y Transports Metropolitans de Barcelona (TMB), que pretenden dar a conocer la propuesta musical y acercar al público la música clásica. Y, ya de paso, ¡alegrarnos el trayecto con un buen Clair de Lune o un Für Elise!

El piano lo ha facilitado Yamaha y tiene la particularidad de que está fabricado con material metacrilato, así que se puede ver el mecanismo de su interior. Esta característica abre muchos frentes a nivel didáctico y divulgativo, puesto que niños y niñas pueden ver en primera persona cómo funciona uno de los instrumentos más atractivos y agradables de la familia de cuerda percutida.

OTRO PIANO IRÁ A LA UNIVERSIDAD

En Barcelona, España llevarán pianos de cola a las paradas de los autobuses

La acción se podrá seguir a través de las redes sociales con el hashtag #JoHiToco. Paralelamente, por cuarto año consecutivo, otro piano de cola viajará de campus en campus con la colaboración de la Universitat Pompeu Fabra. Estará presente en los recintos de la Ciutadella, Mar, Poblenou y la BSM (Barcelona School of Management) los días 26, 27, 28 de febrero y el 1 de marzo a disposición de la comunidad universitaria.

El Palau de la Música Catalana acogerá la 65 edición de este certamen fundado en 1954. De hecho, fue uno de los primeros concursos del mundo en ser aceptados por la Federación Mundial de Concursos Internacionales de Música, justo cuatro años después de su creación. El concurso de Maria Canals se dirige a jóvenes intérpretes de todo el mundo entre los 18 y los 30 años. Los ganadores se llevan más de 70.000 euros en premios y la posibilidad de viajar por todo el mundo ofreciendo más de 30 recitales y conciertos con orquesta remunerados.