Ahora se prepara para llevar su música a Colombia, que será el escenario final de este tour, que se lleva a cabo con el objetivo principal de escribir una gran obra sinfónica para la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas, de la cual es compositor residente y que será estrenada mundialmente durante el último trimestre de 2019.

El compositor, pianista y director José Agustín Sánchez acaba de concluir con rotundo éxito su recorrido por Venezuela, como parte de su gira Sonidos del Sur que lo llevó a realizar distintas presentaciones alrededor de Bolivia, Ecuador, Perú y más recientemente en diversos puntos geográficos de su tierra natal, correspondientes al capítulo Sonidos de Venezuela, concretando hasta  20 ofrendas musicales (conciertos y recitales).

Las ofrendas musicales que se llevaron a cabo en el territorio venezolano tuvieron lugar en lo que el compositor llama puntos estratégicos y energéticos de Venezuela, como el Santo Cristo de la Grita, el Aeródromo de Paramillo y San Pedro del Río en el edo. Táchira; el Parque La Llovizna, Piedra de la Laja, el Tepuy Roraima y en la unión de los Ríos Orinoco y Caroní en el edo. Bolívar; el templo de la Virgen de Coromoto en Guanare, edo. Portuguesa; la base aérea La Carlota, el helipuerto del Centro San Ignacio y el Planetario Humboldt de Caracas; el Golfo de Cariaco, edo. Sucre y hasta cuatro ofrendas en el Archipiélago de Los Roques. Durante la gira también dictó conferencias, talleres, exposiciones y dirigió conciertos con orquestas sinfónicas que enaltecen las responsabilidades de un compositor residente.

La importancia del trabajo que viene haciendo José Agustín Sánchez se fundamente en poner sus obras musicales al beneficio de los venezolanos; para él no solo se trata de hacer música para que la interprete una orquesta, va más allá y busca que sus creaciones aporten un beneficio espiritual, energético, recreativo y resiliente a una sociedad que vive momentos históricos de gran dificultad. Quiere retratar la realidad y transmitir mensajes que se traduzcan en esperanza y en cambios internos, tal y como lo hicieron Beethoven, Tchaikovsky, Shotakovich o Prokofiev en los tiempos difíciles que vivieron sus respetivas naciones.

“En los últimos meses de la gira he realizado 20 ofrendas musicales por puntos energéticos y especiales de toda Venezuela, enviando una oración hecha música para elevar la frecuencia de la humanidad y despertar nuevos niveles de consciencia, de apreciación, de comunidad, de existencia, para aportar al desarrollo espiritual de esta era. Con cada ofrenda enviamos una transmisión de energía a las estrellas, al alma, a la consciencia universal”, expresó José Agustín Sánchez.

Al final, las ofrendas musicales del maestro Sánchez se tradujeron en beneficios para músicos, comunidades, público de distintas edades y culturas, y en puntos de unión, porque la música es eso, un puente para el cambio y el entendimiento.  La importancia del trabajo de este compositor también radica en la forma en cómo involucró a distintas orquestas profesionales y juveniles a involucrarse en actividades que van más allá de lo artístico, llegando a trabajar con la Filarmónica Nacional, la Sinfónica Municipal de Caracas, la Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho y con las sinfónicas juveniles en estados como Bolívar, Portuguesa y Sucre.

Ahora le toca el turno a Colombia y el maestro Sánchez comenzará por Bogotá. Vale recordar que en los otros países de la gira realizó presentaciones históricas, que marcaron hazañas históricas para un compositor en escenarios emblemáticos de América y el mundo. En Bolivia dio ofrendas musicales en el Salar de Uyuni, en el Lago Titicaca y en la mina del Cerro Potosí; en Perú dejó huella en las Ruinas de Machu Picchu y en las Líneas de Nazca; en Ecuador en el Monumento Mitad del Mundo y en el Volcán Chimborazo.

Entre sus últimas ofrendas destacó la celebrada en febrero nada menos que en el Tepuy Roraima: “Para lograr la ofrenda con éxito varias pruebas de fe unieron el sentir de los días. Debíamos todos llegar a la cima el viernes 8, ya que el sábado 9 fue el escogido por el cosmos para elevar la oración. Tuvimos los atardeceres para ensayar y prepararnos musicalmente. Esta vez sentí la necesidad de transmitir una oración universal pues era la ventana al cielo el lugar donde tendría la bendición de pararme. Preparé el padre nuestro en idioma pemón con un meme cósmico que lo llevaría directo a las estrellas por mi Venezuela”.

Distintos directores de orquesta han celebrado y elogiado el trabajo de José Agustín Sánchez, comenzando con el maestro Rodolfo Saglimbeni, director musical de la Sinfónica Municipal de Caracas de la cual es compositor residente: “Contar con la figura de un compositor residente es sumamente importante para nosotros y estamos contentos de elegir a José Agustín Sánchez, cuyas obras cuentan con un contenido musical extraordinario, que genera la aceptación del público y que además resalta la cultura venezolana y latinoamericana”.

José Agustín Sánchez se despide Venezuela y se prepara para recorrer Colombia
José Agustín Sánchez se despide Venezuela y se prepara para recorrer Colombia
José Agustín Sánchez se despide Venezuela y se prepara para recorrer Colombia

Elisa Vegas, directora musical de la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho: “José Agustín Sánchez es uno de los mejores compositores que tiene Venezuela en la actualidad, su música es maravillosa, llega al público y los músicos de la orquesta disfrutan muchísimo tocándola, fue una experiencia maravillosa y espero poder llevar a cabo nuevos proyectos con él”.

Alfredo Rugeles, director artístico del Festival Latinoamericano de Música Contemporánea: “José Agustín Sánchez es un compositor muy valioso, porque sus obras ofrecen un gran aporte al desarrollo de la música sinfónica y al desarrollo de la cultura venezolana”.

Christian Vásquez, director musical de la Sinfónica Juan José Landaeta y consagrado director internacional en Noruega y Holanda principalmente: “Es un privilegio contar con directores como José Agustín Sánchez quienes aportan música de gran calidad para las nuevas generaciones. Además le gusta trabajar con las orquestas venezolanas y ayudar a su desarrollo”.


 José Agustín Sánchez quiere agradecer a las diferentes fundaciones e instituciones que lo apoyaron e hicieron posible que se realizaran sus actividades en el capítulo Sonidos de Venezuela como la Fundación Lala, Fundamusical Bolívar, Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas y la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho.