Jueves 23 de Junio de 2016, a las 12:30pm, Sala Mendoza, UNIMET

Tuve la fortuna de alcanzar mi adolescencia junto con el Rock, quien venía de nacer en los 50’s, hacerse un niño travieso en los 60’s y convertirse en un apuesto y despreocupado joven en los albores de los 70’s. En aquel momento el Rock todavía poseía una inocencia que, una vez que se nos extravió, no ha habido manera de recuperarla y eso es lamentable.

Traté de que el Rock jamás se enemistase con mi formación académica. Ingenuamente trataba de ocultar mis aventuras rockeras del Maestro Lauro quien, a través de su perfecto semblante de caballero inmutable, con seguridad se reía en secreto de mí, hasta que un día me espetó: “Bartolomé, ¿por qué tanto misterio? Yo toqué y canté con Los Cantores del Trópico y eso representaba entonces lo que representa un conjunto de Rock hoy”. Después de esa gran lección decidí que el estatus de la música era consecuencia del respeto que le profesaran sus intérpretes, no de si su origen era humilde o erudito.

Cuando escuché por primera vez a Belkys Figuera y a sus jóvenes del Ensamble B11 quedé profundamente impactado: además del nivel enciclopédico de conocimiento que estos muchachos han adquirido a lo largo de su formación en Fundación Bigott (una institución que es referencia internacional para, entre otras cosas, el estudio de la percusión afrovenezolana), había en sus interpretaciones esa pureza y esa inocencia que, como ya saben, el Rock (industrializado) lastimosamente perdió. Al salir de esa primera audición no podía parar de especular acerca de lo que ocurriría si, sencillamente, nos encerrábamos entre cuatro paredes a fusionar, sin hacer concesión alguna, ambos lenguajes. AFROCKARIBE es el fruto de esos encuentros, de esa fusión… Ojalá que también sea el fruto de una inocencia que se niega a sucumbir ante lo banal, ante lo mediático, ante lo descaradamente comercial.

Bartolomé Díaz Sahagún

“En el Ensamble B11 conviven  pasado, presente y futuro de nuestra música tradicional y, para colmo de bienes, conviven en la más perfecta armonía.”

B.D.