Vía: noticias24carabobo.com/ | Por Estrella Sierra Avila | Foto: Anderson León / Noticias24 Carabobo

(Valencia, 22 de febrero. Noticias24 Carabobo)  Entre aplausos y sonrisas, fue recibido en el Teatro Alfredo Celis de Naguanagua, el maestro José Calabrese para presentar y dar inicio a la temporada 2015 de la Orquesta Sinfónica de Carabobo. En esta oportunidad, la pieza musical tenía por nombre “Zuri y el mar”, una partitura dedicada a la primera viola de la agrupación orquestal del estado Zurimar Díaz.

Calabresse expresó que la música es lo que más le apasiona y no existe un instrumento de su preferencia, para él, cada uno de ellos es especial e importante para emprender una tonada.

Señaló que tiene más de 50 años en la música al mismo tiempo que explicó que cada pieza se lleva una preparación de una o dos semanas “todos los días hay ensayo y se imparten clases”.

Zurimar Díaz, la musa del maestro José Calabrese

Por otro lado, Zurimar Díaz explicó que las partes escritas están dedicadas a su ciudad natal, Coro. “Son dos temas emblemáticos, uno es el pueblo coreano y el otro es la sombra en los medanos”.

“Me siento emocionada, y hago un llamado para que apoyen y promuevan la cultura en el estado Carabobo”, instó Díaz.

Ante la interrogante, de ¿Cuál fue la razón para ser seleccionada entre muchos integrantes de la Orquesta de Carabobo? Relató que fue una petición realizada a Calabresse y éste, el día de su cumpleaños llegó con la sorpresa.

“Ha escrito muchas obras, somos muy buenos amigos. Estoy haciendo lo mejor que puedo para enaltecer sus escritos”, describió.

Díaz se desempeña como profesora de viola en el Conservatorio de Música de Carabobo y destacó que “los niños dan una energía increíble, son sinceros, te llena de paz y pureza”.

Finalizó diciendo que para tocar la viola se necesitan las ganas y disposición, sin importar la edad que se tenga.