Vía: La Información.com

La cultura en España e Italia atraviesan una situación desastrosa, ha dicho hoy el director de orquesta Zubin Mehta al llegar a Mallorca para dirigir un único concierto con la Orchestra del Maggio Musicale Fiorentino, bajo el cielo del paraje isleño de Formentor (Pollença).

Zubin Mehta

Zubin Mehta

“España e Italia, en lo que respecta a la cultura, tienen un gran pasado y durante cinco siglos han tenido un altísimo nivel, pero hoy están en un estado desastroso”, ha apuntado el director indio en rueda de prensa.

Mehta, quien ha asegurado que no es un activista sino un músico, ha añadido que para los gobiernos de España e Italia “no es ahora importante conservar esta herencia cultural que se ha mantenido durante 500 años”.

“Los presupuestos para la cultura representan una fracción ínfima y aún continúan recortándolos”, ha agregado el director musical vitalicio de la Orquesta Sinfónica de Israel.

Mehta, que ha dicho no tener preferencia por ningún compositor porque su repertorio musical cubre 400 años, ha afirmado que los músicos tienen el gran privilegio de haber recibido el legado de cuatro siglos de música.

El director ha señalado que después de haber tocado en Omán, en 1987, su sueño es tocar de nuevo en este país, ya que para él fue una experiencia “maravillosa”, y también desea dirigir en la ciudad de El Cairo con la Filarmónica de Israel.

La experiencia musical que Mehta tiene estos días más fresca en su memoria es el concierto ofrecido el pasado día 7 con la Orquesta del Estado Bávaro en la ciudad india de Srinagar, capital de la conflictiva región de Cachemira.

“Fue difícil organizarlo, pero la pasada semana dirigí en Cachemira un concierto en el que musulmanes e hindúes se sentaron juntos”, ha explicado Mehta.

“El día antes amenazaron de muerte a una veintena de músicos que debían tocar con la orquesta, pero (al final) tocaron conmigo”, ha apuntado el director, que recalca que “no hay que subestimar el poder de la música para unir a los pueblos”.

En el recinto ajardinado del lujoso Hotel Formentor, situado al norte de Mallorca, la orquesta dirigida por Mehta, que ha llegado a la isla desde Florencia con el resto de los músicos, interpretará hoy dos sinfonías de Beethoven a unas decenas de metros de la playa y ante cerca de unos 400 espectadores como parte del programa cultural Sunset Classic.

En tono divertido, el célebre director ha apuntado que también en la ciudad brasileña de Río de Janeiro dirigió el concierto de una orquesta emplazada sobre la misma arena de la playa y que en aquella ocasión le costó mantener la concentración, porque “a veces miraba los biquinis”.

“El Papa ha estado recientemente en la misma playa, pero su audiencia fue de tres millones, y la mía de unos 200.000″, ha apuntado.

Mehta, quien ha confesado ser un gran admirador del “mundo latino”, ha calificado al público español de “excelente”, “particularmente el de Valencia”, de donde es presidente de su festival.

El director indio, quien mañana sábado tiene previsto regresar a Florencia, ciudad en la que según ha dicho no ha tocado desde abril a causa de la escasez del presupuesto para conciertos, se ha solidarizado con la Orquesta Sinfónica de la Islas Baleares Ciudad de Palma, cuya continuidad está en riesgo por problemas económicos.