Valencia, 11 jun (EFE).- El Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia ha inaugurado hoy una escultura en homenaje al director de orquesta y presidente del Festival del Mediterráneo del coliseo Zubin Mehta.

Zubin Mehta cuenta ya con su escultura de homenaje en el Palau de les Arts

Zubin Mehta cuenta ya con su escultura de homenaje en el Palau de les Arts


La obra ha sido diseñada por el escultor alicantino Viktor Ferrando y se titula “Mehta Morphic Eclosion”, que se complementa con la exposición “Sector VII. Subcósmica gravitatoria” que se encuentra en los exteriores de la Ciudad de las Artes y las Ciencias y que Ferrando creó para rendir homenaje al director de origen indio.

Ferrando y Mehta han hecho un recorrido por esta exposición hasta llegar al Palau de les Arts, donde ambos han destapado la escultura, una “obra abstracta”, según su creador, que contiene un huevo dentro de un violín en el centro de su estructura rectangular.

El escultor ha expresado su emoción por poder homenajear el trabajo de un maestro, una “eminencia” a la que él escucha desde los 17 años, y que le inspiró para crear muchas de sus obras como artista.

Zubin Mehta, por su parte, le ha dado la enhorabuena y ha manifestado su “felicidad” por poder trabajar en el Palau de les Arts, pese a que recientemente ha rechazado convertirse en el director de su orquesta titular.

Esta noche, Mehta dirigirá la versión de la ópera de Puccini “Turandot” diseñada por el cineasta chino Chen Kaige.

En el recorrido inicial previo a la inauguración, Ferrando ha ido explicando cada una de las cinco esculturas que conforman su muestra expositiva “Sector VII. Subcósmica gravitatoria”, y que representan diferentes planetas y satélites del Sistema Solar.

Desde Venus a Plutón, pasando por Marte, Titán y Neptuno, algunas de las esculturas pesan hasta 60 toneladas y se han hecho con material de reciclaje ferroviario de hace más de un siglo.
Para acompañar la presentación de estas obras, se ha incorporado un sistema de audio que reproduce grabaciones originales de la NASA de cada uno de los planetas, de manera que, en palabras de Ferrando, se han podido escuchar “sonidos de otros mundos”.