Vía: www.valenciaplaza.com/ Por MANUEL MUÑOZ

El director de orquesta Zubin Mehta, que fue director del festival del Mediterrani del Palau de les Arts Reina Sofía de Valencia y se despidió el pasado mes de junio con una Turandot de Puccini que dirigió, asegura quetiene la esperanza de volver al teatro de ópera valenciano en un plazo de unos dos años. El director indio lo asegura en una entrevista que publica la revista musical Scherzo en su número correspondiente a enero.

El autor de la entrevista, Benjamín G. Rosado, le pregunta por el balance de estos pasados años en Valencia y el director indio dice que la situación musical en España “está mejorando y parece que, por fin, vemos la luz al final del túnel”. Se refiere a la Turandot de junio para decir que “sonó a despedida pero no lo fue”. Añade que “aún es pronto para concretar el cuándo y el cómo”, pero afirma: “Calculo que en dos años por lo menos, pero volveré”.

El director indio añada que le llegan “buenas noticias” a través de la intendente del Palau de les Arts, Helga Schmidt. “Parece ser que los políticos están dispuestos a asumir un compromiso serio con el Palau, equivalente al que mantiene el Gobierno central con el Teatro Real y el Liceo”. El público valenciano, dice Mehta, “sabe que hay demasiadas cosas en juego cuando se toma la decisión de cerrar un teatro, que es lo que se había propuesto con los presupuestos aprobados los últimos años“.

Preguntado al respecto, Zubin Mehta admite que ha accedido a recomendar a músicos de la orquesta del Palau de les Arts para otros conjuntos orquestales a los que desean marcharse. Dice que es “tristemente cierto” y que les dio “algunas referencias” o intermedió cunado tuvo ocasión.

Con respecto a la orquesta, dice que “ha trabajado mucho y bien hasta ponerse a la altura de las grandes casas de ópera europeas”. El ejemplo está en el Anillo de Wagner que tiene grabado. “No conozco una orquesta tan joven que cuente con semejante carta de presentación“, dice.

Sobre si el sucesor de Lorin Maazel, Omer Meir Wellber, que ya ha dejado la dirección musical del Palau de les Arts, estuvo a la altura de las circunstancias, Mehta dice que cree que sí, pero precisa: “La decisión de traerlo fue de doña Helga y no mía. Cuando se confirmó su contrato yo todavía no lo conocía”.