El director indio, de gira por el gigante asiático con la Orquesta de la Comunitat Valenciana, habla sobre el futuro musical de ese país

Vía: cultura.elpais.com | Daniel Verdú

En medio de los problemas que atraviesa el Palau de les Arts, con los interminables recortes de la administración y, ahora, con las deficiencias técnicas detectadas en el edificio que diseñó Santiago Calatrava, su orquesta ha encontrado un refugio a tanta negrura en la gira que estos días realiza por 10 ciudades chinas. Al frente de la formación de la Comunidad Valenciana se encuentra, una vez más, Zubin Mehta. El director indio, implicadísimo con esta orquesta (es el director del Festival del Mediterrani) y sus revindicaciones, es también un asiduo invitado al país asiático y tiene una fe ciega en el futuro de China en la música clásica. Poco a poco, considera, el país empezará a exportar su talento interpretativo para todos los atriles y sus pianistas habrán sido solo la punta de lanza de la revolución.

Zubin Mehta con la Orquesta de la Comunitat Valenciana

Zubin Mehta con la Orquesta de la Comunitat Valenciana

Pese a que el programa desplegado durante estos 12 conciertos, justifica Mehta, tiende hacia el lado más popular –se trata del típico repertorio de la celebración de Año Nuevo: Strauss, zarzuelas, la quinta de Chaikovski-, el público ha reaccionado con furor. “He estado en China muy a menudo y es un público excelente, están fascinados con la cultura musical de occidente. El otro día hicimos un ensayo con la orquesta de la ciudad donde estamos ahora y todavía no son muy buenos, pero en unos años lo serán; están contratando músicos Filadelfia, Berlín… para que les enseñen”, explica por teléfono a EL PAÍS desde Hangzhou, con un agotamiento palpable a través del auricular, en la séptima parada de este tour.

Lo cierto es que China se ha dedicado a importar una gran cantidad de músicos occidentales para mejorar sus orquestas. Sin embargo, la exportación musical se ha circunscrito en los últimos tiempos al piano y a unos pocos nombres mediáticos como Lang Lang, Yuja Wang o Yundi Li. Mehta ve un incremento enorme de talento en la cuerda y pronostica una oleada de jóvenes intérpretes chinos que se adueñarán de los violines y violas de las orquestas europeas. “He tocado hace no mucho con un violinista chino en Florencia, no recuerdo su nombre, y fue magnífico. Están llegando los violinistas, créame. Mire las orquestas americanas, ahora en la de Chicago diría que hay 14 chinos”.

Mehta rechaza de plano también una de las críticas que han recibido a menudo los intérpretes asiáticos. Aquella que les ensalza como maestros en la técnica, pero tendentes a lo maquinal en el apartado de las emociones. “No, no, no… Tienen gran musicalidad, no suscribo en absoluto esta teoría. Escuche a Yundi, a Yuja… incluso a Lang Lang. Conozco también a muchos solistas españoles sin temperamento, no se preocupe por eso”.

-¿Podría nombrar a alguno?

-No, no. Eso pasa en todos los sitios.

En China, lo que está pasando, cuenta, es que “se están construyendo las infraestructuras y poco a poco, también las orquestas”. “La sinfónica de Shanghái, por ejemplo, es ya una orquesta excelente. El año que viene dirigiré con ellos piezas de Mahler y Schoenberg. También haré una Aida en la Ópera de Pekín. Mire, yo no sé si son el futuro de la clásica, pero hay muchísimas escuelas de música y teatros. China está progresando en la cultura del mismo modo en el que progresa en el resto de áreas. Uno de los problemas que sí tienen es la calidad del aire en sus ciudades, y espero que lo combatan”.

Mehta, además, está convencido de que la gira ayudará a aliviar las tensiones vividas por el cierre temporal del Palau de les Arts y las dificultades económicas de los últimos tiempos. “Individualmente están un poco decepcionados. No saben cuál es el futuro del Palau, lo que pasará en febrero. Pero yo tampoco lo sé. Esta gira les ha ido muy bien para olvidar esos problemas y tener un éxito personal. Esperamos que el gobierno de Valencia apoye, aunque sabemos que también ha tenido muchos problemas. Mire Canal 9, es una situación muy mala”.