Vía: cultura.elpais.com/

La canción de Paul McCartney para los Beatles es la más versionada de la historia

Todo comenzó una mañana en mayo de 1965. A Paul McCartney se le había pegado una melodía en la cabeza durante un sueño y no conseguía quitársela. Lo que parecía un juego de su mente llegó a convertirse en una de las melodías más reconocibles de la historia del pop en manos de The Beatles. Según sus propias palabras, era como una vieja melodía de jazz, como las que solía cantar su padre y que le hacía volver a su pasado.

La letra, en cambio, fue otro cantar. Cuenta la leyenda que su autor canturreaba como primer verso “scrambled eggs, oh baby, how I love your legs” (“Huevos revueltos; oh, cariño, cómo me gustan tus piernas”). Lo repitió durante días pero, al final, durante un viaje a Portugal con su chica de entonces, Jane Asher, le puso los versos adecuados.

La canción, finalmente, se grabó el 14 de junio de 1965. Después de una toma con John Lennon en el órgano Hammond, el productor George Martin sugerió a McCartney usar un cuarteto de cuerda. McCartney se resistió en un principio y dijo: “No quiero ser un Mantovani –en referencia al compositor de música ligera italiano, que solía tocar en aquella época en auditorios de Londres-“. Pero sin esos arreglos la canción no hubiese sido la misma.

Yesterday se publicó en el álbumHelp! . Tiene el honor de ser la canción con más versiones de la historia, según el Libro Guinness de los récords. Entre sus más de 1.500 versiones, son famosas las cantadas por Frank Sinatra, Aretha Franklin, Elvis Presley o Willie Nelson. Este monologo interior de McCartney guarda una melancolía mágica. Es casi imposible no quedar seducido por ella.

A continuación, te ofrecemos un listado de cinco de las versiones más celebradas de todos los tiempos.

Una canción eterna

1. Elvis Presley

El Rey del rock nunca se entendió con los Beatles, a los que vio como fruto de una generación, la de la contracultura, con la que no sintonizó. De hecho, el encuentro entre los Fab Four y Presley no fue fructífero, nada que ver con el que tuvieron con Bob Dylan. Sin embargo, Presley gustó de versionar algunas de las baladas de los Beatles, idóneas para su garganta galáctica.

2. Willie Nelson

El padre de los forajidos del country lleva Yesterday a su terreno, haciendo una de las versiones más emotivas de todos los tiempos. Con su voz profunda y pletórica, Nelson le pone vaqueros a la balada de McCartney, sustituyendo las cuerdas por una guitarra sencilla pero efectiva, como si hubiese sido escrita para cantarse en una cantina de Texas.

3. Frank Sinatra

La Voz siempre renegó del rock y afirmó que corrompía a los jóvenes. Pero no pudo resistirse a cantar una canción que estaba por encima de todo un movimiento musical. Con su gran ropaje pop, Yesterday era una balada intergeneracional y Sinatra supo conservar su poderosa carga melancólica en su propuesta de jazz vocal. Las cuerdas siguen jugando un papel esencial pero, en esta ocasión, se despliegan en un sentido jazzístico más sugerente y lento.

4. Aretha Franklin

La voz femenina más espectacular del soul y, posiblemente, de toda la historia de la música popular no podía dejar de poner su espíritu en esta canción eterna. Con su timbre penetrante de divino filo, Aretha Franklin viste a Yesterday con sus galas vocales. Entre el jazz y el soul, su versión es tal vez la más nostálgica de todas las grabadas por ningún otro artista.

5. Ray Charles

Uno de los pilares de la música afroamericana le dio su esencial toque al piano, a lo que añadió su particular modo de cantar, mucho más lento.