Yisenia Pérez

Yisenia Pérez

Escrito por Yisenia Pérez | Entrevista exclusiva para Venezuela Sinfónica

El área de la dirección de orquestas, es quizás por herencia cultural de la música docta, la ejecución musical más difícil de acceder para la mujer en relación a la participación que históricamente ha mantenido el hombre, a pesar de esta realidad y gracias a instituciones como “El Sistema” de Orquestas, en Venezuela brillan las figuras de mujeres que llenan de experiencia a la batuta y son formadoras de nuevas generaciones de directores que dan gloria a nuestro país. Entre ellas la joven pianista Victoria Sánchez, que con un prometedor futuro descubrió el fascinante y complejo mundo de la conducción orquestal, guiada por el maestro Eduardo Marturet. Forma parte de la denominada generación de jóvenes directores y en casos ha sido llamada por algunos medios el futuro de la dirección de orquestas.

—¿Puede una mujer por su condición aportar algo diferente a la música?

Victoria Sánchez

Victoria Sánchez

Independiemente de la condición de ser mujer, siempre podemos aportar algo diferente y positivo no solamente a la música, sino a la humanidad.

—¿Cómo se enfrenta la mujer al campo de la dirección de orquestas en Venezuela?

La sociedad musical venezolana es especialmente machista y para mí, éste ha sido uno de los principales y mas duros retos a enfrentar como Directora de Orquesta.

En mi caso, para contrarrestar todo esto, antes de dirigir una orquesta profesional, he tenido que trabajar conscientemente muchos aspectos de los que un hombre no tendría que ocuparse. Detalles sutiles como la manera de hablar, de dirigirse ante los músicos o incluso de caminar hasta el podio, si no son manejados adecuadamente, pueden repercutir de manera negativa ante la figura de Directora restándole liderazgo y haciendo que todo termine en un verdadero desastre. Esto, sumado a la profunda preparación académica que se debe tener.No es un ambiente fácil y tampoco hay muchas referencias para guiarse en el cómo hacerlo, pero cuando haces lo que realmente te gusta, superas cualquier tipo de obstáculo y éstos te van fortaleciendo internamente. Lo mas importante es ser auténtico y tomar en cuenta que somos un país con una alta sensibilidad social y artística, un pilar fundamental en el ámbito musical a nivel internacional y que de esas dimensiones debe ser la exigencia en la preparación de uno mismo.

—¿Consideras que Venezuela ofrece posibilidades para las mujeres en la dirección de orquestas?

Si, considero además que soy un ejemplo de ello.

Gracias al apoyo incondicional del Maestro José Antonio Abreu y el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, he tenido la oportunidad de formarme de manera integral y sólida día tras día, teniendo además la posibilidad de dirigir orquestas juveniles y profesionales en casi todo el territorio nacional. También he trabajado en el montaje de ensayos y conciertos realizados en Caracas con las principales orquestas de la ciudad.

El puesto de Director de Orquesta, para una mujer, es aún poco popular a nivel mundial, pero durante los últimos años, ha cobrado fuerza. Creo que es el momento de que Venezuela brille una vez mas sin límites, ésta vez, bajo la batuta de una mujer.

—¿Qué ha sido lo mejor del trabajo como directora?

Vivir en Música, conocer y saber de tanta gente maravillosa que trabaja diariamente llevando un mensaje de paz para el mundo, sin importar en qué lugar y condición se encuentren.

Crecer dentro de EL SISTEMA, ver cambiar armas, drogas y conductas violentas por un instrumento musical, no tiene precio.

Me conmueve mucho salir de gira internacional con las orquestas venezolanas y ver a las personas de otros países emocionadas, deseando que les obsequiemos al final de un concierto nuestras chaquetas tricolor con sus ocho estrellas. Regreso siempre queriendo más a mi país.

Otra de las mejores experiencias que he tenido, ha sido conocer a mi Maestro, Eduardo Marturet, quien además de ser terriblemente exigente, siempre ha creído en mí. Es un ser verdaderamente extraordinario.

—¿Qué directoras venezolanas recomendarías por su trabajo?

Todas las que tengan talento y hagan su trabajo con amor.

—¿Cómo ves el futuro de la dirección en Venezuela?

Como un semillero de grandes líderes mundiales. ¡Una gran responsabilidad!.

—¿Qué recomendarías a las mujeres músicos que desean hacer carrera en el campo de la dirección?

Que estudien mucho y hagan siempre lo que su corazón les diga porque de esa manera no habrán obstáculos insuperables.

—¿Qué trae el 2013 para Victoria Sánchez como directora de orquesta?

¡Grandes logros!. Actualmente trabajo junto a dos queridas compañeras bajo la guía del Maestro José Antonio Abreu en un nuevo proyecto sinfónico con el perfil humanístico que caracteriza a EL SISTEMA y que busca enaltecer precisamente la figura de la mujer latinoamericana en la música dentro del ámbito internacional. Pronto escucharán de él…

Twitter: @VictoriALMAS