Prensa FundaMusical Bolívar

El Sistema, según lo afirmó el maestro José Antonio Abreu, pretende realizar un intercambio permanente de docentes venezolanos a la región nórdica de Dinamarca para constituir una Orquesta Binacional

Orquesta sinfonica juvenil junto a representantes de organizaciones musicales de groenlandia. Fotos: Gustavo Bandres

Orquesta sinfonica juvenil junto a representantes de organizaciones musicales de groenlandia.
Fotos: Gustavo Bandres

Seis horas en trineo. Un helicóptero. Seis aviones. Cerca de 35.000 kilómetros recorrió una pequeña delegación de niños y profesores del orfanato Uummannaq Children’s Home (El Hogar de Niños Uummannaq) y de la Orchestra School in Nuuk, de Groenlandia,  para llegar a Venezuela y cerrar la gira que iniciaron en septiembre por Estados Unidos e Italia.

Orquesta sinfonica juvenil junto a representantes de organizaciones musicales de groenlandia. Fotos: Gustavo Bandres

Orquesta sinfonica juvenil junto a representantes de organizaciones musicales de groenlandia.
Fotos: Gustavo Bandres

Orquesta sinfonica juvenil junto a representantes de organizaciones musicales de groenlandia. Fotos: Gustavo Bandres

Orquesta sinfonica juvenil junto a representantes de organizaciones musicales de groenlandia.
Fotos: Gustavo Bandres

Aún no habían aterrizado y ya desde el avión los siete groenlandeses estaban impresionados por la cantidad de árboles y montañas que veían. “Allá no hay nada de vegetación, por eso están tan emocionados con ver el Ávila o los grandes árboles que tenemos aquí. Es que ellos que viven a 36°; no les ha molestado este calorcito”, asegura el director Ron Davis Álvarez, quien desde hace casi tres años se encuentra en la región nórdica de Dinamarca implantando el modelo pedagógico de El Sistema.

Tres integrantes del núcleo, junto a dos profesores y Jonna Faeroe, creadora del programa de música del orfanato de Uummannaq, así la directora de música de la Orchestra School in Nuuk, Arnannguaq Gerstrøm, compartieron experiencias musicales y vivenciales con los integrantes de la Orquesta Sinfónica de la Juventud Mirandina Vicente Emilio Sojo y el Coro Ambrosio Plaza. Este grupo de músicos se reunirá en un mismo escenario, el anfiteatro del Centro Comercial La Parada de Guatire, este jueves 31, para ofrecer un concierto titulado “Groenlandia y Venezuela unidas por la música”, bajo la dirección de su mentor, el guatireño Ron Davis Álvarez.

“La incorporación de este orfanato y de nuestros amigos de Groenlandia de Dinamarca al proceso constituye para nosotros una ofrenda de orgullo y de honor. Aspiramos a mantener, a través de Ron Davis Álvarez, brillantísimo muchacho venezolano, este trabajo permanentemente para que El Sistema se enriquezca enormemente con este nuevo aporte tan fabuloso de niños tan hermosos y tan necesitados del arte musical. Estamos felices de recibirlos y llenos de esperanza porque esto representa una semilla fecundísima para nosotros”, aseguró el maestro José Antonio Abreu, luego de presenciar el potencial musical de estos chicos.

El repertorio que sonó en el primer concierto de la delegación de Groenlandia en Venezuela incluyó tres obras de Gerstrøm: Qilaat, Carnaval de Nuuk y Ilulissat; así como Anaana Inuk y Inuk Coming to Age, ambas piezas compuestas por Justin Michael La Vallee, que forman parte de la banda sonora filme Inuk, una co-producción franco-groenlandesa, basada en la vida real de un niño groenlandés, en la que el orfanato tuvo participación activa.

Qaqqat akornanni qooqqutigut, de Knud Petersen y Frederik Nielsen, y Nuanneq Niperput, completaron el repertorio groenlandés. Tres músicos de Nuuk bailaron y cantaron en lengua Inuit, acompañados de instrumentos de percusión tradicionales. Además sonó el Alma Llanera, de Pedro Elías Gutiérrez y Aires de Venezuela, recopilación de temas venezolanos con arreglos de José Terencio.

Todo el calor de Guatire en el ártico. Fue gracias al trabajo del violinista, y ex director del núcleo de Guarenas – Guatire, Ron Davis Álvarez, de 28 años de edad, que el programa creado por el maestro José Antonio Abreu llegó hasta Groenlandia. Un curso con el pianista y compositor Joel Spiegelman lo llevó a realizar una labor social en la isla Uummannaq similar a la que venía haciendo con damnificados de Guatire.

Así comenzó, hace tres años, el proyecto Uummannaq music. En el orfanato Children´s Home Uummannaq se enamoró de 30 chiquillos, cuyas familias tenían graves problemas como alcoholismo o conductas suicidas. La huella de estas heridas eran tales que antes de que Álvarez llegara a implementar el modelo de El Sistema en el orfanato, estos niños no podían permanecer juntos por problemas de conducta. Hoy ya suman 45 en este recinto y 80 en la Orchestra School in Nuuk; y el guatireño quiere seguir sumando músicos para confirmar la primera Orquesta Sinfónica de Groenlandia.

Durante su estadía en Venezuela, desde el pasado jueves 24 de octubre, la delegación ha visitado, además, a los núcleos de Guatire, San Agustín y Montalbán, así como al Centro Nacional de Acción Social por la Música, ubicado en Quebrada Honda.

Este intercambio entre Venezuela y Groenlandia demuestra que “niños y jóvenes triunfan por la música”, lema que ha acompañado el 30 aniversario del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.