Destacados Eventos Sinfónico

La obra musical del “compositor integral” será tocada por orquestas de la talla de la Sinfónica Simón Bolívar y la Banda Sinfónica Juvenil SB. También en Lara, Mérida, Táchira y Yaracuy. Además acaba de hacer historia en el estado Bolívar y es nombrado embajador cultural de UWC Avemundo


El pianista, compositor y director José Agustín Sánchez sigue haciendo historia en Venezuela. Luego de realizar un concierto inédito en el país que tuvo como escenario al Parque la Llovizna de Puerto Ordaz, sus obras serán tocadas por las principales orquestas y en salas de gran prestigio, comenzando este sábado 11 de abril a las 5:00 pm con la Banda Sinfónica Juvenil Simón Bolívar dirigida por el talentoso Sergio Rosales que interpretará La Leyenda del Silbón. Luego, para finales del mismo mes, está previsto un concierto nada menos que con la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar que conducirá el maestro Christian Vásquez, reviviendo las notas de Cinco discursos de paz. Ambas presentaciones tendrán lugar en el Centro Nacional de Acción Social por la Música.

Además, la música de este artista integral recorrerá Venezuela ya que algunas de sus composiciones están previstas para ser interpretadas por la Orquesta Sinfónica de la Juventud Pedro León Torres de Carora, estado Lara, con el estreno mundial de la obra La Leyenda del Diablo de Carora; también por la Orquesta Sinfónica de la Juventud Yaracuyana en San Felipe, por la Sinfónica Juvenil del estado Mérida en la ciudad de Mérida y en el estado Táchira.

“Estoy contento de haber contribuido la celebración del 42 Aniversario de El Sistema con el concierto que ofrecimos en Puerto Ordaz y espero que mi mensaje de paz haya llegado al maestro José Antonio Abreu, y que siga llegando a él y a toda la juventud venezolana con los próximos conciertos en los que se interpretarán mis obras, quiero que sean mensajes de inspiración y que llenen de mucha energía, paz y unión a todas las personas”, expresó el compositor nacido en el Táchira y de madre caroreña.

José Agustín Sánchez es un compositor, director y pianista venezolano quien literalmente le ha dado la vuelta al mundo con su música. Su afamada obra Cinco discursos de paz, fue escrita mientras visitaba el campamento base del Monte Everest, luego de haber recorrido buena parte del Himalaya y está dedicada a la paz mundial. Entre sus composiciones también destacan Salsa en tiempos de guerra que habla sobre la unión y el entendimiento combinando los ritmos latinos con la música sinfónica, y La Leyenda de El Silbón, que nació con la idea de iniciar un ciclo de temas que rescaten y difundan las leyendas del folclore venezolano.

Imagen cultural de Avemundo

UWC Avemundo es un movimiento educativo global que reúne a estudiantes preuniversitarios provenientes de todas partes del mundo, sin tomar en cuenta sus posibilidades económicas para ofrecerles intercambios culturales mediante becas de bachilleratos internacionales, promoviendo el entendimiento internacional e intercultural, el respeto y valoración de la diversidad, la compasión y vocación de servicio, así como el respeto por el medioambiente. Esta institución, cuya historia data desde 1962 acaba de nombrar a José Agustín Sánchez como su embajador cultural.

“Me siento muy honrado y contento con este nombramiento, es un gran honor. Voy a hacer todo lo que esté a mi alcance para que a través de mi música pueda unir distintas actividades y atraer a los estudiantes a que se interesen en las oportunidades de Avemundo. Ahora, gracias a mi música podemos proyectar los valores culturales, ampliar el entendimiento y la percepción sobre lo que son otras culturas”, expresó Sánchez. “Entre las actividades que pensamos desarrollar con ellos son charlas informativas conectadas con cada uno de mis conciertos, para que los jóvenes de las orquestas menores de 17 años puedan optar por una de las becas que ofrecen,” agregó.

Una Llovizna musical

Para José Agustín Sánchez el histórico concierto que viene de ofrecer en Puerto Ordaz, estado Bolívar “fue un evento significativo porque marcó la manera en cómo nosotros vemos a una orquesta, fuera del escenario tradicional de un teatro, un museo o una plaza. Además, el hecho de que pudiéramos hacerlo en el Parque La Llovizna, con una temática que llevó una reflexión venezolana, al mismo tiempo incluyendo nuestro folclore hizo que la audiencia sintiera cautivada, recibiendo un mensaje nacionalista, de unión, pertenencia e identidad y esto es algo que no se había intentado, atrayendo además a tantas personas a un concierto totalmente inusual”.

El compositor de la naturaleza

Posterior al concierto, el maestro Sánchez fue invitado a sembrar un Araguaney y un árbol Sarrapia (el árbol emblemático del edo. Bolívar). Luego visitó el Parque Nacional Canaima, donde pudo recorrer el Salto Ángel, lo que lo inspiró a componer otras obras para orquesta. El autor anteriormente estuvo en el Tepuy Roraima, que fue motivo de inspiración para otra de sus obras más conocidas: Amazónica. Durante su estadía fue recibido por el Coro Canaima, conformado por niños y jóvenes de la etnia pemón, quienes le cantaron al maestro algunas canciones tradicionales indígenas, lo que ahora será el punto de partida para crear nuevas composiciones, que involucrarán a esta cultura ancestral.