Vía: elmundoboston.com | Por Jeaneth D. Santana

Boston – Edicson Ruiz, contrabajista de la Filarmónica de Berlín, una de las orquestas más importantes del mundo, estuvo en Boston dictando clases en la escuela de Música Longy de Bard College en Cambridge, en el conservatorio de New England, en Boston Philharmonic, en Boston String Academy y la Universidad de Boston. La sala de conciertos Edward M. Pickman, de Longy School of Music, se vistió de gala al recibir al venezolano, quien junto a la orquesta del Conservatorio Longy que dirige Jorge Soto, interpretó la sinfonía 1 y 2 de Beethoven. El auditorio vibró al escuchar el contrabajo de Ruiz.

Su formación instrumental la inició en Caracas siendo apenas un niño de 11 años. Cuatro años de preparación le bastaron para ser, a los 15 años, el ganador del Concurso Internacional de Contrabajistas de Indianápolis en Estados Unidos. En el 2001 se convirtió en el becario más joven de la Academia Orquestal de la Filarmónica de Berlín. A los 17 años es nombrado miembro oficial y permanente, convirtiéndose así en el primer músico hispano-americano en ser parte de la Filarmónica de Berlín. Tiene contrato indefinido hasta los 65 años; hasta el día en que se jubile.

Vive en Berlín hace 14 años y mantiene un vínculo cercano con Venezuela. Su familia vive en Caracas y lo visitan tres meses cada año, “son los meses más felices de mi vida”, enfatizó.

Confiesa que estar solo en Alemania desde muy niño le costó “muchos años de llorar y depresión”, pero dijo sabía que debía aguantar, acostumbrarse y sobre todo adaptarse, aprender y enriquecerse de la cultura germánica. “Les debo muchísimo, ha sido un toque cultural a nivel gastronómico, ideológico e idiomático”.Habla español, alemán, italiano, portugués, francés e inglés.

En abril del 2016, comenzará una Licenciatura en Música, en la escuela Hanns Eisler de Berlín, luego de lo cual proyecta, también, dedicarse a la docencia, “quiero volverme profesor, prepararme académicamente para entregarles a las nuevas generaciones que están despertando mi conocimiento, mis experiencias y mis conclusiones, es la mejor manera de ser agradecido con la vida por tanto que me ha dado”, expresó.

Su novia es la famosa violinista alemana Veronika Eberle, quien debutará el 24 de julio con la Sinfónica de Boston en el Festival de Verano Tanglewood. Interpretará la sinfonía N. 4 de Mozart. “No estamos casados pero somos muy felices”. Felicidad y belleza musical que transmiten en cada escenario donde las cuerdas de su contrabajo y las del violín de su amada musicalizan una verdadera melodía de amor.