Una nena de 9 años se subió al escenario, cantó opera y dejó a todos con la boca abierta