Un  libro dedicado a todos los inmigrantes que salen de su país buscando la libertad, llevando consigo sus saberes, tradiciones y cultura para enriquecer la tierra que los recibe, y a sus hijos, nietos y bisnietos que ahora migran en busca de esa misma libertad conviertiéndose en embajadores de un país de amorosas mezclas.

Twitter: @labarcadelaluna,
Facebook: Barca de la Luna, Rosana Faría Arapé
Instagram: @labarcadelaluna, @rosanafariaarape

La Barca de la Luna Ediciones presenta su nuevo título, Un violín migrante en el que se cuenta la vida de una familia que comienza con la llegada del abuelo polaco y su violín a principios del siglo XX.

La historia, contada en primera persona por el nieto violinista, fue concebida por Rosana Faría a partir de la frase del poeta Rafael Cadenas “El amor sitúa donde se debe estar”.  Con imágenes que incluyen fotografías del álbum familiar intervenidas con ilustraciones, está narrada en versos compuestos en forma de nana por su hermana, la compositora Verónica Faría.

Esta familia crece en torno a la música. El abuelo deja un legado que van heredando tres generaciones, contando así también la historia de un país que padece los rigores de una crisis. El arte termina siendo el tesoro que permite a su bisnieta migrar en busca de la libertad que él vino buscando cuando huyó de la guerra.

Bajo el cuidadoso diseño editorial de Waleska Belisario, impreso en Caracas en Gráficas Lauki, este pequeño libro encontrará ecos en cada hogar venezolano.