Prensa FundaMusical Bolívar

Con este concierto inició la programación artística del Centro Nacional de Acción Social por la Música, que ya se prepara para celebrar el 40 aniversario de El Sistema el próximo mes de febrero
Este fue el primer concierto del año de Diego Matheuz

Este fue el primer concierto del año de Diego Matheuz

Este domingo 11 de enero comenzó la antesala al 40 aniversario del sistema nacional de orquestas y coros, y la jornada resultó todo un éxito. La tripleta ganadora fue la unión en el escenario de la Sinfónica Simón Bolívar, el violinista Alexis Cárdenas y la batuta de Diego Matheuz.

La interpretación del concierto de Shostakovich por parte de Alexis Cárdenas dejó ver su virtuosismo

La interpretación del concierto de Shostakovich por parte de Alexis Cárdenas dejó ver su virtuosismo

Este triángulo musical llenó de expectativas a los caraqueños, quienes colmaron la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, despidiéndose de pie con aplausos y rostros sonrientes en agradecimiento a la velada que los artistas ofrecieron.

Alexis Cárdenas recibió junto a la orquesta enérgicos aplausos por parte del púbico que llenó la Sala Simón Bolívar

Alexis Cárdenas recibió junto a la orquesta enérgicos aplausos por parte del púbico que llenó la Sala Simón Bolívar

La música rusa protagonizó el programa. Primero, después de 25 años sin ser interpretada por la orquesta venezolana, sonó Una noche en el monte calvo, de Modest Mussorgsk; obra que Matheuz no había conducido antes. La pieza inspirada en un cuento de Nikolai Gójol, en el que un campesino presencia un aquelarre (reunión nocturna de brujas y brujos) en el Monte Calvo cerca de Kiev, se caracteriza por una vibrante melodía que representa la luche entre el bien y el mal. Representación que la dupla artística pudo ejecutar con notable triunfo.

Diego Matheuz se reencontró con la Sinfónica Simón Bolívar y la dupla conquistó a los caraqueños

Diego Matheuz se reencontró con la Sinfónica Simón Bolívar y la dupla conquistó a los caraqueños

Luego, apareció en escena uno de los más importantes violinistas que ha nacido en Venezuela: el zuliano Alexis Cárdenas. Después de dos años ausentes del país, el intérprete ejecutó el Concierto N° 1 para Violín y Orquesta de Dimitri Shostakovich. Caracterizado por el reto técnico e interpretativo que conlleva tocar esta obra, el virtuosismo de Cárdenas supo rebatirlo y levantar de sus asientos al público quien no dudó de pedirle interpretar una pieza más.

El violinista tocó el bis, no sin antes decir: “Me siento feliz y agradecido por estar nuevamente en mi país. Quiero dedica esta pieza a la memoria de mi a gran amiga Mónica Spear(reconocida actriz venezolana), y a los acontecimientos que han sucedido en Europa ¡Por la paz!”, expresó.

El concierto finalizó con la armonizada y elocuente interpretación por parte de la Simón Bolívar, de la mundialmente conocida Sheherezade de Nikolái Rimski-Kórsakov. La orquesta, bajo la precisa conducción de Matheuz, sintonizó sus arcos y timbres para revelar la historia de esta suite sinfónica inspirada en la célebre recopilación medieval, Las mil y una noches. Una vez más los asistentes aplaudieron de pie e hicieron que el director venezolano regresara tres veces al escenario para recibir, junto a los músicos, un coro de aplausos.

La presentación de este domingo forma parte de los preparativos que el Centro Nacional de Acción Social por la Música ha organizado como antesala al 40 aniversario del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Despacho de la Presidencia y seguimiento de la Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.