Vía: www.lasemana.tv/

Lo está abordando el estudiante Daniel León, que compone música con criterios científicos

Daniel León Periñán se ha propuesto convertir la música en un lenguaje universal, accesible a todos, y lo quiere hacer a través de la ciencia. Este estudiante de 1º de Bachillerato de Ciencias de la Salud del Colegio San Alberto Magno de Montequinto ya sorprendió en 2014 con la composición de una melodía musical a través de la ciencia.

La hizo llamar Fuga Cuántica y se llevó el primer premio de la Feria de la Ciencia con sus notas musicales extraídas a través del orden de la configuración electrónica, de la tabla periódica, y los números cuánticos, cuando un año antes lo había hecho con el ADN.

Ahora Daniel sigue con su investigación en el laboratorio con la intención, asegura, “de escribir un método de composición, a modo de tratado, con todos los criterios empleados y los resultados obtenidos, enfocado en la melodía, la armonía o el ritmo”. Según confiesa, se trata de un proyecto a largo plazo y en continua evolución, que le gustaría presentar a algún compositor, para conocer su opinión, antes de su publicación.

Lo que se ha propuesto es dar un cambio de giro a la creación musical, ya que, como confiesa, “desde siempre se ha compuesto por inspiración y a partir de ahora se puede hacer por conocimientos científicos”. La idea, prosigue, “es crear la armonía a nivel científico y a partir de ahí cada compositor dará forma a su melodía con su propio lenguaje musical”.

Llevarla a la orquesta
La Fuga Cuántica de Daniel León Periñán se estrenó en el Conservatorio Francisco Guerrero, en el que estudia 5º de Profesional, con un cuarteto de cuerda. Pero Daniel quiere dar un paso más y ya prepara los arreglos para su interpretación con orquesta. Tras su estreno, la intención es dar a conocer estas composiciones, con fundamento científico, para lo que Daniel cuenta con el respaldo de su centro, tanto a nivel de profesorado, con el apoyo didáctico de Cecilia Peinado, profesora de Ciencias, como de sus compañeros.