Escrito por Prensa FundaMusical Bolívar

En la Jornada de Consulta Académica del Cuatro que se realiza en el estado Trujillo, los más destacados ejecutantes de mandolina, cuatro y guitarra, mostraron los frutos del Proyecto Alma Llanera, el cual ha alcanzado a casi 500 niños y jóvenes en esta entidad.

Maestro Orlando Cardozo comparte con los jóvenes del Ensamble Juvenil Alma Llanera

Maestro Orlando Cardozo comparte con los jóvenes del Ensamble Juvenil Alma Llanera

Este 3 de junio, como parte de las actividades de las Jornadas de Consulta Académica del Cuatro que realiza el Proyecto Alma Llanera, Trujillo demostró los avances de la enseñanza de la música tradicional venezolana, a través de una muestra musical por parte del Ensamble Juvenil Alma Llanera, bajo la dirección de Oscar Peña.

Músicos más destacados de los diferentes núcleos del estado Trujillo forman parte del Ensamble Juvenil

Músicos más destacados de los diferentes núcleos del estado Trujillo forman parte del Ensamble Juvenil

Esta agrupación, constituida por los músicos más destacados de cada núcleo de la región trujillana, realzó las sonoridades autóctonas con Mi bella Sofía de Alfonso Rodríguez; Conticinio, de Laudelino Mejías; Arpa y orilla, de Oscar Martínez; Santa Ana del Cendal, Morena andina y Portal serrano, de Pablo Camacaro, actual director del Proyecto Alma Llanera en esta entidad.

Pablo Camacaro, cuatrista, compositor y director del Proyecto Alma Llanera en Trujillo

Pablo Camacaro, cuatrista, compositor y director del Proyecto Alma Llanera en Trujillo

En su primera intervención en la Jornada Académica Camacaro enfatizó que, en su región, busca crear en los jóvenes músicos la identidad con su cultura. “Estamos enseñando a los niños a querer lo suyo, investigar sobre sus cultores, su música. Para nosotros, primero es lo local”, expresó.

Afirmación que, sin duda alguna, se demuestra al escuchar a este ensamble donde niños y jóvenes entre 8 y 18 años, tocan cuatro, mandolina, guitarra y contrabajo con el sentimiento y el arraigo rítmico de la música creada en su tierra. “Me gusta mucho la bandolina y disfruto estar dentro de la orquesta, para mí la música es algo que se lleva por dentro”, manifestó Christopher Barreto de 11 años, uno de los casi 500 niños que esta iniciativa de El Sistema ha cosechado en Trujillo.

Amelgie Villegas, de tan sólo 9 años de edad, aseguró: “Yo me siento toda una directora, tengo tres años tocando cuatro, y me gusta todo de él (…) Agradezco a los profesores por enseñarme… los niños no deben tener miedo de hacer lo que quieran”. Mientras que Brenda Durán, quien toca el contrabajo, un instrumento clásico que por su registro bajo es un excelente acompañante de la música popular, afirmó: “Con este proyecto Alma Llanera, la cultura venezolana llega a los jóvenes”.

Desde el 3 al 7 de junio, diferentes docentes, investigadores, músicos y cultores populares del Cuatro están reunidos en la localidad de La Puerta, para establecer los objetivos de masificación del conocimiento y aprendizaje de este instrumento primario de la música venezolana.