Vía: Embajada de Colombia en la República Bolivariana de Venezuela

Bajo el lema La música nos une la Orquesta Sinfónica Metropolitana Batuta de Bogotá y la Orquesta Juvenil de Caracas unieron esfuerzos en un concierto histórico que se llevó a cabo la noche de este miércoles 18 de diciembre en la Sala Simón Bolívar del Centro Acción Social por la Música de la ciudad de Caracas (Venezuela), por invitación especial de la Embajada de Colombia en Venezuela, la Fundación Musical Simón Bolívar y el apoyo del Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia en desarrollo del Plan de Promoción de Colombia en el Exterior.

Un concierto binacional para la historia

Un concierto binacional para la historia


El Embajador de Colombia, Luis Eladio Pérez Bonilla aseguró que la cultura se convertirá en el motor de la integración y será pieza fundamental de la relación entre las dos naciones, porque la cultura no tiene fronteras.

Indicó el Embajador Pérez Bonilla que lo que más le impresionó fue que cuando salieron los jóvenes músicos al escenario no pudo distinguir cuales eran colombianos y cuales venezolanos lo que significa es que “somos una patria grande” unida por la música.

Por su parte el maestro José Antonio Abreu, fundador del Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela aseguró que este es un encuentro entre sinfónicas de Colombia y Venezuela, mediante el cual se da inicio a un trascendental proyecto de integración musical, artístico y social entre ambos países.

Dijo además que en este concierto se sentarán las bases para un inmenso desarrollo orientado a la enseñanza musical elemental y la construcción de vastas infraestructuras.

El teatro estuvo nutrido de ilustres invitados el Ministro del Poder Popular para la Cultura, Fidel Barbarito, el cuerpo diplomático, empresarios de las dos naciones así como niños y jóvenes músicos del Sistema Nacional de Orquestas de Venezuela.

Condecoración

El gobierno de Colombia a través del Ministerio de Cultura otorgo la más alta condecoración al Maestro José Antonio Abreu la “Gran Orden Ministerio de Cultura” por su significativa trayectoria de excelencia en los ámbitos de la cultura, las artes y la educación.

El gobierno reconoce el invaluable aporte del maestro Abreu al posicionamiento cultural de América Látina y El Caribe y a la diplomacia cultural internacional a través de proyectos culturales y sociales.

La condecoración fue impuesta por el Embajador de Colombia en la República Bolivariana de Venezuela, Luis Eladio Pérez Bonilla ante un auditorio impregnado de fervor binacional.

Un concierto binacional para la historia

Bajo la dirección del maestro venezolano Manuel López-Gómez, recientemente nombrado Director Artístico de las Orquestas Sinfónicas Batuta de Colombia, 185 músicos que integraron las Orquestas Metropolitana Batuta de Bogotá y Juvenil de Caracas interpretaron juntos Marcha Eslava y la Sinfonía No. 5, del compositor ruso Piotr Ilich Tchaikovsky: el Danzón No. 2, del mexicano Arturo Márquez; y Huapango, del también mexicano José Pablo Moncayo.

Este concierto es resultado del intercambio académico de maestros colombianos y venezolanos, quienes realizaron arduas jornadas de ensayos en el Centro Acción Social por la Música.