Vía: Trumpetland

¿Cuáles fueron sus inicios como trompetista?
Comencé a tocar trompeta a la edad de 7 años en el núcleo ‘La Rinconada’, que es una escuela de música perteneciente al Sistema de Orquestas Infantiles y Juveniles de Venezuela, al cual todavía pertenezco… Mi hermano mayor con 11 años ya tocaba la flauta, pero yo quería algo que sonara con más fuerza; es lo poco que recuerdo de aquel momento.

Hace par de semanas grabando en Los Ángeles con el maestro Bob Mintzer para mi nuevo disco de Jazz!! Una gran experiencia grabar en sesión con este gran maestro y leyenda viviente de la música!! #bendecido#SchagerlArtist — con Bob Mintzer, Gerardo Chacon Gonzalez y Karl Schagerl.

Hace par de semanas grabando en Los Ángeles con el maestro Bob Mintzer para mi nuevo disco de Jazz!! Una gran experiencia grabar en sesión con este gran maestro y leyenda viviente de la música!! #bendecido#SchagerlArtist — con Bob Mintzer, Gerardo Chacon Gonzalez y Karl Schagerl.

¿En qué momento se interesó por el jazz?
Desde que empecé a estudiar música, que fue a los 5 años… Crecí en mi casa escuchando este género a toda hora, porque mi padre es músico bajista de jazz… y de ahí viene mi interés.

¿Su formación inicial fue autodidacta o guiada por algún profesor?
Fue un poco autodidacta al principio, sólo estudiaba con los discos que mi padre me daba diariamente.

¿Qué otros músicos o grupos con los que ha trabajado le han aportado más?
El maestro Pablo Gil, que fue mi profesor y quien organizó de alguna manera mis ideas en cuanto a la improvisación, y el maestro ‘Porfi’ Giménez, que me dio la oportunidad de tocar con su big band a la edad de 15 años, donde pude compartir con los máximos exponentes del jazz de mi país y aprender mucho sobre la articulación del género y sobre la música de big band.

TRABAJO DIARIO

¿Qué cosas debe practicar diariamente un trompetista de jazz?
Creo que es importante practicar todo lo relacionado a los fundamentos básicos de la técnica del instrumento, como notas largas, flexibilidad, escalas y estudios de articulación, pues para el jazz necesitas un buen desempeño técnico… En mi caso, estudio de todo un poco: Clarke, Stamp y me gusta bastante el método Arban, creo que está casi todo ahí, y puedes resolver bastantes cosas. Siempre trato de sentirme óptimo, ya que también toco clásico y hago el trabajo de trompeta de orquesta, lo cual me encanta.

¿Algún consejo para desarrollar el oído y la habilidad de improvisar?
Mi mayor consejo es escuchar mucha música, no sólo jazz, sino todos los géneros que puedas, y por supuesto de otros países… Eso educa tu oído de una manera increíble, y también es muy bueno transcribir solos (improvisaciones) de otros músicos, estudiarlos, analizarlos e imitarlos. Haciendo esto siempre aprendes algo nuevo; le colocas algo particular tuyo y eso ya es improvisar.

¿Cuáles son los pasos para estudiar un tema nuevo?
Escuchar varias versiones ayuda bastante, y ahora con YouTube es una maravilla y súper fácil… También es importante tocar acorde por acorde en el piano, para sentir un poco más a fondo cada nota que contiene dicho acorde.

¿Sesión de grabación o concierto, qué experiencia le gusta más? Y ¿cómo se prepara para ellas?
De verdad me gustan bastante las sesiones de grabación, porque es un poco más relajado todo y se puede llevar con un poco más de calma… Preparo durante un año o dos la música que grabaré y la practico; y lo bueno es que al final puedo decidir algo que quiera de última hora o corregir algo que no me guste… Un concierto pasa mucho más rápido pero tienes mucha más adrenalina, lo cual nos hace ser un poco mejores en ese momento a todos (risas).

ENSEÑANZA

Si tuviera 20 años, ¿dónde iría a estudiar trompeta de jazz?
Aún no descarto la posibilidad de poder realizar algún estudio en Estados Unidos o Francia… Pienso que allí se encuentran las mejores escuelas de jazz.

¿Considera importante estudiar y compaginar con otros campos como, por ejemplo, el clásico o la trompeta natural?
Claro que sí, creo que la trompeta es una sola y todo va de la mano… Estoy seguro que si yo no estudiara ni tocara clásico el jazz se me haría mucho más difícil, porque no tendría buenas herramientas técnicas para desarrollarlo al máximo; y viceversa, porque el jazz expande mucho más tu mente armónica y tu expresión, lo cual te facilita bastantes aspectos a la hora de tocar cualquier concierto de trompeta, bien sea clásico, romántico o moderno. También me gustan otros géneros como la salsa o el pop, por ejemplo, y de verdad necesito sentirme bien con la trompeta para poder disfrutarlos todos y afrontarlos de una manera profesional… Sin eso creo que nada tendría sentido. Una vez intenté tocar una trompeta natural que me dio el maestro Max Sommerhalder y no me sonó ni una nota, fue súper chistoso… Al maestro le suena de maravilla, por cierto.

¿Qué tipo de boquilla y trompeta usa, y por qué?
Uso una boquilla americana con el granillo abierto, me resulta bastante bien para los géneros que toco normalmente. Su forma es cónica, lo que hace que el aire pase más directo al tudel y no viaje tanto, a diferencia de las que tienen la taza ovalada.
Para tocar jazz uso una trompeta sin laca, lo cual ayuda a que mi sonido sea un poco más oscuro y con aire, que es en realidad lo que me encanta para el jazz.
En orquesta uso trompeta en do, de sistema alemán, con laca amarilla, que me ayuda bastante a lograr un sonido un poco más brillante, lo cual es súper bueno cuando toco primera trompeta.

¿Qué recomienda a un joven que quiera dedicarse al jazz?
Que no dejen nunca de escuchar muchos discos y tampoco de estudiar la técnica del instrumento… Un gran ejemplo a seguir, ya que llegué a este punto, es el gran Wynton Marsalis, que cada vez toca mejor y lleva más de 10 años retirado de lo clásico.

ANSIEDAD ESCÉNICA

¿Alguna vez ha tenido una mala experiencia sobre el escenario?
Sí, y en varias ocasiones. Es algo normal para cualquier artista.

¿Cómo hay que tomarse las críticas?
Depende de quién las haga, con qué propósito sean y qué tan acertadas estén. Hay gente que sólo piensa en destruir, y eso no está bien. La música es para disfrutar, compartir e interactuar… Las críticas que son buenas, constructivas y me enseñan las tomo; las malas simplemente las desecho y no dejo que me afecten.

Parece que entre los músicos de jazz apenas existe la denominada ‘ansiedad escénica’, ¿puede ser?
Creo que no es así, eso nos pasa a todos los músicos, no sólo a los de jazz.

¿Algún consejo a la hora de subirse al escenario?
Concentrarse unos 5 minutos antes de subir al escenario y no conversar con nadie.

GUSTOS MUSICALES

¿Qué sonoridades y colores de la trompeta en el jazz le gustan más? ¿Y qué estilo?
Me gusta el sonido estilizado que logran Woody Shaw, Wynton Marsalis y Tom Harrell. También disfruto la forma un poco más melancólica y sombría que caracterizaba al gran Miles Davis, y por último el sonido de calle y también muy virtuoso de Freddie Hubbard.

¿Quiénes son sus músicos de jazz preferidos?
Freddie Hubbard, Chet Baker, Bill Evans, Clifford Brown, Miles Davis, Ray Brown, Herbie Hancock, Wynton Marsalis, Bob Mintzer, Bill Watrous, Arturo Sandoval, Ron Carter, Nicholas Payton, Randy Brecker, Art Farmer, Tom Harrell, Christian Macbride, Roy Hargrove, Lee Morgan, Oliver Nelson, John Coltrane, Charlie Parker, Oscar Peterson, Dizzy Gillespie, Larry Schneider, Michael Brecker, Kenny Garret… Y me faltan muchos más, porque es una lista infinita…

¿Cuál es su tema de jazz favorito?
Es imposible para mí decidirme por un solo tema, hay muchos que son mis favoritos, de hecho incluí 9 de ellos en mi primera producción discográfica, que lleva por nombre My Favorite Standards (el disco está disponible en iTunes). Ahí pueden escuchar 9 de mis favoritos.

¿Y la pieza no-jazzística?
La Sinfonía nº 2 de Mahler.