Vía:  Trumpetland.com

Solista internacional, solista de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar y director fundador de la Academia Latinoamericana de Trompeta en Venezuela

Pacho Flores

Pacho Flores

Muy personal

Edad: 30 años (cumple 31 mañana, martes 23 de octubre).
Ciudad de nacimiento: San Cristóbal (Táchira, Venezuela).
Un hobby: Cocinar.
Una comida: Ceviche de mango pintón.
Una bebida: Michelada (cerveza con limón, sal y tabasco).
Un libro: Cien años de soledad (García Márquez).
Una película: La lista de Schindler (Steven Spielberg).
Un lugar: Loma del Viento (Táchira, Venezuela).

¿Cómo le dio por tocar la trompeta, y cuándo se dio cuenta de que quería dedicarse a ella profesionalmente?
Me dio por tocar la trompeta gracias a mi padre; él era trompetista y director de la Banda Municipal de Táriba (Venezuela). Siempre estuve rodeado de músicos en mi casa: saxofones, trombones, clarinetes, tubas, pianistas, trompetistas, etc. Desde los 5 años mi padre me daba la trompeta para soplarla. Él dice que cuando me la dio por primera vez ya me sonó, y entonces le dijo a mi mamá: «Mi Pachito tiene buen labio, será trompetista».¿Dónde y con quién ha estudiado?
Mi primer maestro fue mi padre, Licenciado Francisco Flores Díaz. Luego, el maestro Orlando Paredes, Jairo Hernández, Ramiro Ramírez, Eduardo Manzanilla. Cuando me fui a Europa mis maestros fueron Juanjo Serna, Carlos Benetó, y en París Eric Aubier.

¿Cuál fue su primer trabajo estable y cómo lo consiguió?
Mi primer trabajo estable lo gané mediante concurso, y fue como solista de la Orquesta Simón Bolívar, puesto que sigo desempeñando actualmente.

¿Qué músicos, maestros, directores o trompetistas, le han aportado más?
[Risas] Es una pregunta difícil, no quiero comprometerme ni excluir a nadie, pero te aseguro que todos los antes mencionados –incluyendo también a los grandes maestros que he podido visitar en todo el mundo– me han aportado muchísimo. Absolutamente de todos he aprendido.

TRABAJO DIARIO

¿Cuál es su rutina de estudio?
Fundamentalmente, la baso en ejercicios de respiración, vibración de labios, boquilla, notas pedales y muchísimas escalas.

Al estar en muchas ocasiones de viaje (cursos, actuaciones y compromisos), ¿cómo lo hace para mantenerse en forma con el instrumento?
Con organización. Administrando el tiempo y administrando la energía para poder rendir hasta el final de cada proyecto.

¿Qué importancia le da a los descansos durante una sesión de estudio?
Es lo más importante: el descanso y la paciencia. Recomiendo hacer trabajos técnicos con otro compañero, para poder tocar y descansar el mismo tiempo. Éso hace el estudio menos monótono, y por supuesto tenemos enfrente a otra persona que nos puede ayudar a corregir algo que no estemos haciendo correctamente.

¿Cuál es su planteamiento a la hora de montar una nueva obra?
¡Trabajar lento y piano, porque considero que son herramientas fundamentales para los instrumentistas de viento!

ENSEÑANZA

¿Cuál es su filosofía con los alumnos?
Mi filosofía es estudiar el instrumento y cantar. Es difícil hacer sonar con nobleza y belleza el instrumento si no tenemos claras las notas y la afinación en la cabeza.
El gran error en el proceso de aprendizaje de los instrumentistas de metal es que ESTÁN MAS PENDIENTES DE CREAR LA NOTA QUE DE ESCUCHAR LA NOTA, por eso los metales maduramos musicalmente más tarde que la cuerda, por ejemplo. Éso se debe a que cuando tocamos el instrumento nuestro tímpano sufre una ligera deformación por la presión.
Tenemos que convertirnos en intérpretes y espectadores al mismo tiempo, cosa que puede lograr de manera más natural un violinista.

¿Considera importante estudiar y compaginar con otros campos como, por ejemplo, el jazz o la trompeta natural?
Por supuesto. Éso es una ganancia, y marca la diferencia. La trompeta moderna y los intérpretes actuales tienen como necesidad abarcar muchos campos. Particularmente me encanta, ya que los conciertos para trompeta de hoy incorporan esos elementos.

A la hora de escoger una boquilla y una trompeta, ¿qué criterios hay que seguir?
Antes que nada, no existe la boquilla ideal o la trompeta perfecta. Hay que tener en cuenta que para cada obra necesitamos un material diferente, y eso incluye la boquilla y la trompeta. No debemos ofrecer al público lo mismo, porque toda la música no es igual. Por ejemplo, si comes todos los días hamburguesa te aburres; todos los días paella te aburres; todos los días arepa venezolana te aburres. Es importante tomar en cuenta calibres, medidas, tamaños, aleaciones; en fin, una cantidad de cosas para que la técnica esté al servicio de la música, ¡y no la música al servicio de la técnica!

¿Qué consejos le daría a un joven estudiante? ¿Y a un profesor?
¡Les aconsejo que sueñen, porque el sueño es la antesala de la realidad!

ANSIEDAD ESCÉNICA

¿Alguna vez ha tenido una mala experiencia sobre el escenario?
¡Evidentemente! Un par de veces. La misma experiencia te va enseñando a cómo ir confrontando esos miedos. Yo lo llamo ‘fantasmas’ que van apareciendo a lo largo de la vida. Hay que aprender a superarlos, ¡y por qué no, vivir con ellos!

¿Cómo hay que tomarse las críticas?
Como lo que son, pero de manera constructiva. Siempre estaremos en el mundo artístico para aprender. También cada persona tiene su verdad; no existe la verdad completa y absoluta en este medio donde hay tantos gustos y colores.

Dicen que siempre se tiene algo de ansiedad escénica, que lo importante es controlarla. ¿Cómo la controla usted?
[Risas] ¡Yo hago saltos durante un minuto! El día que no tengo presión no toco bien. ¡Es bueno tener presión para estar alerta!

¿Algún consejo a la hora de preparar una audición?
Descanso, organización, enfocar la meta y decir: «¡Yo voy a ganar, y ésto es para mí!». Cuando fui al [Concurso] ‘Maurice André’ coloqué papeles y folios en toda mi casa 3 meses antes, que decían: «¡Pacho Flores, Primer Premio del Concurso Internacional ‘Maurice André’!».

GUSTOS MUSICALES

¿Qué tipo de música suele escuchar?
¡De todo! Es importante expandir el criterio más y más, sobre todo dejar a un lado la música de trompeta, y entender que hay fuera de ese mundo otras cosas maravillosas que nos pueden aportar muchísimo.

¿Con qué músico o época se identifica más?
Me encanta María Callas.

¿Quién es su trompetista favorito?
El que está por venir…

¿Cuál es su obra para trompeta preferida?
Mestizo de Efraín Oscher.