Kaylet Torres, Cristian Coliver y Orlando López participaron en la edición de 2017 de este importante encuentro de la música en Europa.

Por Ana María Hernández Guerra
@amhg_periodista

Este año 2017, tres venezolanos tuvieron la dicha de participar en el Lucerne Festival Academy. Se trata de Kaylet Torres (corno), Cristian Coliver (fagot) y Orlando López (violoncello), y de ellos, López adelanta la información referente a este importante encuentro de la música en Europa.

A través de ensayos y clases magistrales diarias, los participantes del Lucerne Festival Academy trabajarán en el repertorio contemporáneo para orquesta, conjunto y música de cámara de una gama de compositores como Peter Eötvös, Fritz Hauser, György Kurtág, Luigi Nono, Karlheinz Stockhausen y Bernd Alois Zimmermann, entre otros.

El trabajo de cada participante es supervisado por directores, compositores y músicos aclamados internacionalmente, quienes incluirán esos repertorios en conciertos que presentarán tanto en Lucerna (Suiza) como en giras por Hamburgo y Berlín (Alemania).

-¿Cuál será su participación en el Festival de este año?

El Lucerne Festival Academy es una orquesta que forma parte central del Festival de Lucerna –responde Orlando López-, y está conformada por alrededor de 130 talentosos músicos de todo el mundo, seleccionados anualmente por aplicación vía internet. La misma se enfoca en música contemporánea, desarrollando en cada uno de los participantes un gran interés e inspiración en la música moderna, desde compositores como Debussy hasta estrenos mundiales. Este año 2017 el Academy se realizó desde el 12 de agosto hasta el 5 de septiembre.

-¿Qué repertorio presenta?

Los tres venezolanos, Kaylet Torres, junto con otro academista, participó en un cuarteto de cornos junto a David Cooper (primer corno de la Filarmónica de Berlín) y Sarah Willis (cornista de la Filarmónica de Berlín)

-Durante el festival tienes la oportunidad de participar desde solista (recital), música de cámara, ensamble hasta obras sinfónicas; en el caso de nosotros, los tres venezolanos, Kaylet Torres, junto con otro academista, participó en un cuarteto de cornos junto a David Cooper (primer corno de la Filarmónica de Berlín) y Sarah Willis (cornista de la Filarmónica de Berlín) en el segmento Interval del Festival. Así como también en ensambles de corno y obras sinfónicas, donde por ejemplo fue primer corno en la obra “Khamma” de Debussy. Cristian Coliver, fagotista venezolano, destacó también siendo primer fagot en las obra “Khamma” de Debussy,  como también en el concierto para violín y ensamble de Ligeti donde tuvo que tocar fagot, contrafagot y ocarinan. Además en la obra “Bandar-Log” de Koechlin, dominó una serie de solos complicados escritos para contrafagot, entre otras participaciones. Yo tuve la oportunidad de participar en una gran gama de música sinfónica, así como también en ensambles formados por dos cellos donde cada uno tenía su propia y complicada voz.

-¿Actúa con los otros venezolanos?

-Tocamos en la sala de concierto del KKL en Lucerna y tuvimos un tour de conciertos por Colonia (Alemania) y en Elbphilharmonie de Hamburgo. Sumado a esto, cada uno de nosotros recibimos clases magistrales por maestros de gran trayectoria musical, así como también asistimos a talleres impartidos por el cuarteto JACK acerca de ritmos complejos y armonía.

-¿Realiza alguna clínica o taller, o compartirá saberes con otros maestros?

-A cada participante se le es asignada una familia anfitriona de la zona, en mi caso, la señora era la gerente de un proyecto basado en el Sistema de orquestas de Venezuela en Lucerna. Esta relación facilitó una reunión de dos horas junto al equipo organizador e instructor con mi persona, donde pude detallar el trabajo del Sistema y responder preguntas. Asimismo me informé sobre el gran proyecto BaBeL Strings, el cual ha estado desde 2011 brindando gratuitamente educación musical a niños afectados socio-económicamente, procedentes de países como Sri Lanka, Serbia, Kurdistán y otros. Además, en otra ocasión pude apreciar y admirar a los niños ensayando, donde tuve un acercamiento con ellos respondiendo a sus interesantes preguntas.

-¿Cuál es la importancia del Festival de Lucerna, visto que los músicos venezolanos han tenido una especial participación en ese evento en años anteriores?

-En relación a la pregunta, es interesante que el día de llegada, el primer comentario a mi persona por el staff del festival fue: “Aquí en Lucerna tenemos en gran estima a las orquestas de Venezuela, la Orquesta Simón Bolívar de Venezuela es admirada”, comentarios que sin duda enorgullecen al venezolano. Cuando había recibido el correo de aceptación no lo creía debido al gran renombre del festival, razón por la cual le doy las gracias a Dios, incluso fui el más joven del festival. Uno de los muchos beneficios de ser parte de la Academia es poder asistir a los ensayos generales y conciertos de las importantes orquestas, coros y agrupaciones del mundo de la música. Además, convives junto a 130 impresionantes músicos y encantadoras personas, ocasionando un enriquecimiento intelectual, musical, idiomático y personal recíproco. Haber estado en este festival ha sido hasta ahora mi mejor experiencia.

“Aquí en Lucerna tenemos en gran estima a las orquestas de Venezuela, la Orquesta Simón Bolívar de Venezuela es admirada”

-¿Cómo percibe este tipo de eventos musicales, en la actualidad?

Orlando López destacó que durante el festival fue “nombrado embajador del Lucerne Festival Alumni en Venezuela, para así promover -a la mayoría de músicos venezolanos posibles-

-Este evento es de gran importancia en la actualidad ya que con ánimos de desarrollar el repertorio moderno, poco frecuentado actualmente, va ganando prestigio al ofrecer a talentosos músicos de todo el mundo interpretar con calidad profesional cada obra, incluso, bajo el criterio de los propios compositores, maestros y renombrados directores. Dando como resultado grandiosos conciertos novedosos y dinámicos. Cada academista cuenta con todos los gastos pagos por el festival, aprendiendo sin parar en una de las mejores casas de música del mundo por todo un mes.

Finalmente, Orlando López destacó que durante el festival fue “nombrado embajador del Lucerne Festival Alumni en Venezuela, para así promover -a la mayoría de músicos venezolanos posibles- acerca de esta gran oportunidad. Acción que me llamó la atención por el gran interés del festival por tener en las siguientes oportunidades a muchos más músicos venezolanos. Actualmente las aplicaciones para el LFA 2018 están abiertas hasta el 15 de enero, el tour será por Berlín y Hamburgo (Elbphilharmonie), estará el maestro Sir Simon Rattle, habrá un concierto junto a la Orquesta Sinfónica de Londres y mucho más”.