David Peralta

David Peralta

Por

Algo está cambiando y lo sabes.

Nuevos horizontes para un sector que busca su futuro.

El 2014 ha sido una año donde has visto cómo música clásica y redes sociales han empezado a ser dos mundos más cercanos.

En una sociedad cada vez más dependiente de las nuevas tecnologías, internet y los nuevos canales de comunicación ya no son una quimera.

Son una herramienta más para plantearse utilizar de manera profesional al servicio de tus objetivos.

Hoy en día todos somos productores potenciales de información y tienes que aprender a aprovechar esta tendencia.

Las acciones tradicionales de marketing deben apoyarse en un sólido plan de marketing online, donde las redes sociales tienen un papel cada vez más relevante para crear comunidades con las que generar conversaciones.

El mundo de la cultura se apoyará mucho más en el marketing online en el 2015

Tanto para grandes empresas como para autónomos del mundo de la música.

Y en este año que termina, te has dado cuenta que los cambios son irreversibles.

¿Pero qué nos depara este 2015?

Marketing online y música clásica

Yo creo que vamos a presenciar una auténtica explosión en el sector de la cultura de la mano de las estrategias integrales de marketing online.

Internet es un medio indispensable si queremos conseguir un contacto más directo con la sociedad y las posibilidades son cada vez mayores.

Sabes que soy un defensor de las redes sociales en cualquier estrategia de comunicación o branding de instituciones culturales.

También para músicos independientes.

Sin embargo no es suficiente.

La manera de publicitarse en internet ha cambiado adaptándose a las necesidades de la sociedad y su vertiginosa evolución.

Por eso ya no sólo tienes que considerar las redes sociales como una necesidad a la hora de darte a conocer o hacerlo con tu empresa cultural.

Marketing de contenidos, el uso del vídeo en internet en lugar de la televisión, el crecimiento en el uso de dispositivos móviles o el comportamiento “multi-pantalla” de los nuevos nativos digitales, son variables que vamos a tener queimplementar en este 2015 para usar todo el potencial del mundo 2.0.

La orquesta del futuro, ¿te acuerdas?

Y el futuro empieza el 1 de Enero del 2015.

Estarás de acuerdo conmigo.

Las orquestas han evolucionado mucho en este último año.

Quizás más en su percepción de lo necesario que es cambiar y adaptarse a las nuevas tecnologías, que el hecho mismo de haber evolucionado en el mundo digital.

Por eso creo que el 2015 va a suponer un punto de inflexión donde vamos a ver muchas orquestas e instituciones culturales que van a hacer un esfuerzo extraordinario para recuperar el tiempo perdido.

Y ya no hablo sólo de redes sociales.

Hablo de la apuesta por cambiar la organización desde dentro con la ayuda de internet y las posibilidades que éste medio nos brinda.

Músicos más cercanos a sus órganos directivos.

Directivos concienciados y comprometidos para acercarse a sus músicos de la mano de estas nuevas herramientas de cambio.

Ocurrirá en el 2015.

Sentimiento corporativo horizontal apoyado en todo tipo de herramientas de productividad 2.0.

Webs corporativas diseñadas para los trabajadores y su público. Verdaderas facilitadoras del contacto bidireccional y centros indiscutibles de las estrategias online de estas instituciones.

Músicos comprometidos con su marca y sus posibilidades de proyección a través de su propia imagen y la de su empresa.

Eficiencia y productividad de la mano.

Música clásica y redes sociales.

El 2015 va a ser el año de la hiper-segmentación. Especialmente a la hora de buscar nuevos públicos utilizando todas las herramientas que el marketing online pone a nuestra disposición.

La segmentación en el marketing 2.0 será la clave para conectar con nuevos públicos en el 2015

Marketing en buscadores (SEM) para ayudar a vender entradas, en lugar de seguir intentándolo a través de las redes sociales sin mucho éxito.

Posicionamiento natural (SEO) de las webs y blogs de nuestros músicos y orquestas para ser más visibles en un mundo online cada vez más competitivo y saturado.

Publicidad de display para ser encontrados más fácilmente en otras webs donde se mueve nuestro público potencial.

2015 va a suponer también la llegada del video advertising a nuestras orquestas como nuevo canal de promoción.

Grabar entrevistas a músicos o fragmentos de ensayos ya no se lleva. El público se aburre con estas acciones.

Vídeos de 6 segundos, frescos y directos con aplicaciones como Vine.

In situ.

Incluso creados por los propios músicos.

O el marketing de afiliación como experimento para aumentar el sentimiento corporativo de un sector retratado en un ranking de orquestas que nació para remover y motivar.

Marketing móvil y creación de aplicaciones para estos dispositivos que acerquen la música clásica a todos los rincones de nuestra sociedad.

Habrá incluso orquestas que apuesten por la educación del músico del futuro, con una formación integral que no olvidará las nuevas tecnologías. Desde el respeto a la tradición orquestal pero integrándose en las nuevas tendencias interpretativas.

Comenzando su propio cambio.

Si.

Mucho trabajo por hacer.

Pero empezará a ocurrir en el 2015.

Porque tú y yo vamos a poner nuestro grano de arena para conseguirlo.

Ahora más que nunca.

Juntos haremos que el 2015 lo supere con creces este año que termina.

¿Me ayudas a conseguirlo?