El pasado viernes, en el Condado de Dorsay, Inglaterra, la pianista y compositora venezolana Sylvia Constantinidis, estrenó con éxito su obra para piano y orquesta de cámara titulada Amapolas, bajo la dirección del maestro Malcolm Singer, teniendo como escenario a la CheapStreet Church.


El público principalmente británico quedó sorprendido con la calidad musical y el nivel compositivo de la música escrita por la autora oriunda de la Isla de Coche, estado Nueva Esparta.

En su misión como promotora de la música contemporánea, Constantinidis participa anualmente en esta serie de conciertos, en suelo británico, donde siempre se estrenan nuevas obras para el repertorio clásico contemporáneo. Este año se estrenaron  13 obras para distintos ensambles mixtos, escritas por compositores de Inglaterra, Suiza, Francia, México, Alemania, Taiwán, USA, Canadá  y Venezuela. 

En la jornada también fue protagonista al ser la solista de una obra para ensamble orquestal mixto para piano a cuatro manos con el alemán Christian Wenzel, titulada Lines and Chords.

Amapolas es una obra de materiales minimalistas que integra nuevas sonoridades al ensamble orquestal. La obra integra el instrumento ‘Ukelele’ dentro de un ensamble de cuerdas, utilizando una técnica puntillista descriptiva para representar una escena de lluvia sobre un campo de flores de amapolas. El piano esta trabajado en diferentes secciones  de la obra como instrumento virtuoso solista y en otras como parte del tejido orquestal”, explicó Sylvia Constantinidis.

La autora destacó que además de la “escena puntillista descriptiva de la lluvia, la obra contiene una sección contrapuntista en que las líneas melódicas entre las cuerdas y vientos recrean una gran melancolía. La inspiración de Amapolas es la imagen de los muertos percibiendo desde debajo de la tierra  el sonido de la lluvia  cayendo sobre las flores en un jardín del cementerio”.