Escrito por: David López | Blog: DavidLopezTuba.com

Todos queremos sonar bien. Nadie en esta profesión quiere sonar mal cuando está en un escenario. Sin embargo, muchas veces no hacemos lo necesario para que esto suceda. Como los deportistas de alto rendimiento, los músicos deben de seguir un entrenamiento riguroso que va más allá de tomar el instrumento y tocar. Tomemos por ejemplo el caso de un corredor élite de maratones. El corredor élite cuida no sólo cada aspecto de su entrenamiento sino también de su vida para poder correr más eficientemente. Además de su entrenamiento diario, el corredor profesional se asegura de tener un buen descanso y, tan importante como todas las cuestiones técnicas, una buena alimentación.
Prof. Hanspeter Kyburz
Imaginémonos por un momento a un deportista de alto rendimiento que no se alimente bien. En poco tiempo sus resultados se van a ver diezmados y su frustración va a incrementar. En el caso de la música, tener una “dieta musical” adecuada  es fundamental para lograr resultados satisfactorios en el salón de práctica. Nos debemos rodear de un paisaje sonoro que nos ayude a mejorar la manera como tocamos. Cuando fallamos una nota o cuando un pasaje musical no nos sale bien, tenemos la tendencia a culpar directamente a algún asunto técnico “no use suficiente aire”, “no utilicé la digitación correcta”, “este intervalo siempre es difícil en mi instrumento”.  De acuerdo con el trompetista norteamericano Keith Johnson en su libro “El Arte de Tocar
Trompeta
” (The Art of Trumpet Playing) “la mayoría de las dificultades al tocar se pueden rastrear hasta los requerimientos básicos de una buena escucha”.

La mayoría de las veces, la respuesta a nuestros problemas con el instrumento es que simplemente no tenemos un concepto claro de cómo queremos sonar. Tener una buena dieta musical es el primer paso para resolver muchos de los problemas que contribuyen a que nuestras presentaciones en el escenario no salgan de la manera que queremos. Desafortunadamente, la mayoría de las clases de entrenamiento auditivo fallan miserablemente en la educación de nuestro oído. Si bien, escuchar intervalos, acordes, cantar y armonizar melodías es una parte importante de nuestro desarrollo como músicos, pienso que aprender a escuchar críticamente es la clave para sonar bien. Tener un concepto claro de cómo quieremos sonar en nuestro instrumento nos va a ayudar a comparar constantemente “cómo sueno realmente” vs “cómo quiero sonar” y, consecuentemente, cada sesión de práctica tendrá objetivos específicos  dirigidos a igualar estos dos aspectos.

Para construir un oído crítico es fundamental alimentar nuestros conceptos musicales cuando estamos en un salón de práctica. Es nuestro deber como músicos saber quiénes son los intérpretes más representativos de nuestros instrumentos y escucharlos constantemente. Esto nos ayudará a identificar las razones por las cuales son considerados importantes a la vez que nos ayudará a encontrar las características que consideramos importantes como intérpretes del instrumento en cuestión, esto es, nuestros valores musicales individuales.

Nuestra dieta musical para el desarrollo del oído crítico debe consistir en una gran variedad de  intérpretes, estilos, géneros y formatos. Personalmente, creo que escuchar grandes cantantes es fundamental para desarrollar conceptos sólidos de interpretación, después de todo, gran parte de nuestro repertorio como instrumentistas tiene como origen la imitación del canto de la voz humana. Escuchar grandes orquestas, grupos de cámara y recitales también debe de ser una prioridad para todo músico aspire a ser profesional. Asistir a tantos conciertos en vivo como sea posible contribuirá ostensiblemente al desarrollo de un oído crítico. Las grabaciones y videos son también una herramienta válida y disponible hoy más que nunca gracias a los grandes avances y la gran cobertura de la era digital.

Mantener “hábitos sonoros” saludables es un requerimiento para la formación intelectual de los músicos aspirantes a ser profesionales. El desarrollo del oído crítico es imprescindible para mejorar la efectividad en el salón de práctica y nuestro desempeño musical como solistas y como parte de un ensamble.
¡Una dieta sonora saludable debe estar en la lista de nuestros propósitos para año nuevo!

RECURSOS DISPONIBLES EN LINEA

  • NAXOS MUSIC LIBRARY

Esta es un servicio por suscripción en línea que da acceso a una gran cantidad de intérpretes, grupos de cámara y grandes orquestas de música clásica. También cuenta con la opción de suscripción a Naxos music library Jazz. La mayoría de Universidades a través de sus bibliotecas se suscriben a este servicio para hacerlo disponible a sus estudiantes. Consulte su biblioteca local para saber si cuenta con este servicio. Para más información visite http://www.naxos.com/

  • SPOTIFY

Este es un servicio gratuito. Si tienes una cuenta de Facebook o una cuenta cuenta de correo electrónico puedes acceder a este servicio. Spotify ofrece la posibilidad de Spotify Premium para tener acceso móvil y para descargar música. También tiene la opción de Classify que ofrece una gran cantidad de música clásica separada por periodos, compositores e instrumentos. Para más información visite https://www.spotify.com

  • DEEZER

Este servicio nacido en Francia es un reproductor musical gratuito con más de 12 millones de usuarios. Para más información visite http://www.deezer.com (no disponible en Estados Unidos)

  • YOUTUBE

YouTube es una fuente útil para acceder a videos y música. Recomiendo utilizar este servicio con cautela puesto que no todo lo que está en YouTube es de la mejor calidad. Para mayor información visite http://www.youtube.com/

  • SOUNDCLOUD

Este es un medio excelente para escuchar nuevos artistas y nuevas propuestas. Por medio de esta página puedes publicar tu contenido sonoro y escuchar lo que otros hacen. Visiten mi soundloud donde podrán escuchar una muestra de lo que hago https://soundcloud.com/david-l-pez-31/sets/david-lopez-mm-recit

Acerca de Dávid López

El tubista colombiano David López ha disfrutado de una prolífica carrera internacional ejecutando y enseñando tuba. David se desempeñó como tubista principal en la Orquesta Filarmónica de Medellín, Colombia. Actualmente, traduce para la Asociación Internacional de Tuba y Eufonios (ITEA) y enseña tuba en Lubbock, Texas, Estados Unidos. David es candidato a Doctor en Tuba en la Universidad Texas Tech, y tiene una Maestría en Interpretación en Tuba de la Universidad de North Texas y un pregrado en Traducción inglés, francés, español de la Universidad de Antioquia en Medellín, Colombia.