Eduardo Méndez tiene la difícil misión de ser el Director Ejecutivo de la Fundación Musical Simón Bolívar, órgano rector del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, conocido mundialmente como “El Sistema”.

Por Roberto C. Palmitesta | @rpalmitesta
ESPECIAL PARA @vzlasinfonica

Sobre sus hombros recae todo el peso de la institución y además el de continuar y liderar la labor que inició el maestro José Antonio Abreu. También es un vivo ejemplo de la formación gerencial que se ha gestado dentro la propia fundación. Vale recordar que prácticamente todos los gerentes principales que han trabajado a lo largo de los años han sido integrantes de las orquestas fundadas en todo el país.

Este joven funcionario vivió el proceso de formación musical y de transformación social que ofrece la institución porque es violinista formado en el estado Mérida, pero también es abogado, profesión que le ha dado muchas herramientas para gerenciar. Lideró la Dirección de Núcleos y Formación Académica, y a base de trabajo, constancia y dedicación llegó a la Dirección Ejecutiva de El Sistema.

El lunes 12 de febrero de 2018, El Sistema cumple 43 años de trayectoria ininterrumpida y en el marco de esa celebración, Venezuela Sinfónica tuvo la oportunidad de conversar con Eduardo Méndez, quien explica con cifras y detalles cuáles han sido los mayores logros de este último año, así como los principales aportes al país durante más de cuatro décadas. Sin ignorar la dura realidad que vive el país y la ola migratoria que enfrenta a la institución a su cargo, comenta cuál es la posición de la Fundación, mencionando además los aspectos positivos y las oportunidades que nacen en medio de la tormenta, sin dejar de admitir los efectos negativos de la diáspora.

VS: Mucho se hablaba y se especulaba que para El Sistema lo más importante eran las giras y ese era su único norte, todo giraba en torno a ellas, pero ahora no hay giras y la institución sigue adelante ¿era un mito esa aseveración?

Es cierto, ahora no hemos tenido giras, no porque no se quiera, sino porque la crisis nos ha afectado a todos y El Sistema no se escapa, pero nosotros seguimos adelante y más bien continuamos creciendo, y cada vez nos consolidamos más. Nuestras orquestas brillan y las nuevas generaciones se han estado luciendo con su talento y compromiso. Nuestro desarrollo ha continuado durante este último año gracias a la diversidad de programas que ofrecemos.

VS: Están a punto de celebrar 43 años… ¿cuál ha sido el balance de este último año?

Nosotros seguimos brindando inclusión y una oportunidad de desarrollo a los niños y jóvenes. Este último año ha sido muy exitoso y positivo gracias en gran parte a los programas que han tenido auge como lo ha sido el Programa Simón Bolívar que se desarrolla en las escuelas públicas y el programa Alma Llanera. También las nuevas agrupaciones como las Big Band Jazz, las orquestas de rock sinfónico y las orquestas latinocaribeñas que se han expandido por todo el país motivando el ingreso de nuevos alumnos.

VS: Entonces en definitiva ¿el Modelo de El Sistema es aplicable a otros géneros musicales?

Así es, hemos demostrado que nuestro modelo y nuestra metodología no solo son aplicadas a la música sinfónica y al medio coral, sino que también son aplicables a los distintos géneros musicales como el rock, la música tradicional venezolana, el jazz y la música latino-caribeña, lo que a su vez ha traído un incremento de inscritos y un gran interés por parte de las comunidades de todo el país. También el resultado se ha traducido en conciertos muy exitosos con una notable concurrencia de público dondequiera que se presentan.

VS: ¿A cuánto asciende la cifra de los niños y jóvenes en estos 43 años?

Ya tenemos más de 900 mil niños, esperamos que en marzo o principios de abril lleguemos al millón, lo cual evidencia nuestro crecimiento como institución porque cumpliremos con la meta del millón antes de lo previsto, ya que se estimaba que alcanzaríamos el objetivo para finales de 2018. Esto nos complace muchísimo porque además de ser una buena noticia para todo el país, ese es uno de los sueños del maestro Abreu y por lo tanto representa una gran satisfacción tanto para él como para todos nosotros.

VS: Además del incremento de inscritos y del crecimiento de los distintos programas ¿cuáles son los otros logros con los que celebran en estos 43 años?

Hemos avanzado muchísimo en la construcción del nuevo edificio del Centro de Formación Docente gracias al contrato de préstamo que tenemos con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID). La construcción está lista en un 63%, los sótanos están completamente listos y los primeros cuatro pisos están casi listos, además la estructura de lo que será la sala de conciertos esta armada, pronto comenzará a colocarse el techo.

VS: Mucho se ha especulado en torno a la construcción del edificio ¿Cuándo estiman terminarlo? ¿Tienen alguna fecha propuesta?

Esperamos terminar el edificio para finales de 2018.

VS: La crisis ha cerrado muchas opciones de aprendizaje, educación y acceso a la cultura para los venezolanos y en todos los estratos sociales, ¿Cree usted que por lo tanto El Sistema se ha consolidado aún más como una opción de desarrollo y formación para los niños y jóvenes?

Como bien lo mencionas, más niños se han acercado a nosotros, porque sin duda los padres quieren que sus hijos tengan una opción para formarse, para tener acceso a la cultura y al mundo de la música, lo que les permitirá crecer con una metodología de excelencia musical, pero al mismo tiempo en un lugar donde se le inculcan valores y principios. Los sectores más vulnerables han sido justamente los más beneficiados con los programas que ofrecemos.

VS: Hablando de ese crecimiento ¿con cuántos núcleos cuenta El Sistema en la actualidad?

Hemos llegado a 440 núcleos y tenemos 1326 módulos de enseñanza, una parte importante de ellos está en las escuelas gracias al Programa Simón Bolívar que se lleva en las escuelas públicas y también en las bases de la Misión Vivienda. Seguimos consolidándonos como la principal opción en las comunidades para dar atención e inclusión, además de desarrollo humano y cultural.

VS: ¿Cuáles crees que han sido los principales beneficios que ha dejado El Sistema a Venezuela durante estos 43 años?

En 2017 el BID publicó un informe de una evaluación que duró 3 años, fue publicado en la revista Prevention Side donde se muestran los beneficios en la conducta de los niños que ha dejado El Sistema. Este informe señala que gracias a nuestros programas los niños y jóvenes que se benefician de ellos tienen una conducta menos agresiva y se evidencia una disminución de la violencia en su entorno. El estudio también arrojó como resultado que los estudiantes mostraron mejoras en su relación con la escuela y con sus familias, así como en su participación en actividades sociales.

Nosotros somos embajadores de UNICEF, institución con la cual hemos alcanzado muchos logros conjuntos. Nuestro compromiso con ellos ha crecido, hace poco realizamos una serie de actividades con ellos, estuvimos brindando una serie de charlas y conferencias para nuestros niños y jóvenes, resaltando la importancia de nuestra filosofía.

El beneficio de El Sistema no solo se mide en Venezuela, también en el mundo entero porque son 72 países que han creado programas inspirados en el nuestro, muchos de ellos casi idénticos, todos ellos formados con nuestra asesoría, siempre hemos tendido una mano a quienes han buscado nuestro apoyo y orientación.

Además, se estima que solo en Venezuela, a lo largo de estos 43 años han pasado y se han beneficiado dos millones de personas. También hemos sido una fuente de empleo importante, hemos dado un nuevo rumbo a los niños con discapacidades gracias a nuestros programas de educación especial, hemos llegado a los hospitales y hemos disminuido la violencia en los centros donde se ha implementado El Sistema Penitenciario.

Artísticamente consolidamos a una de las mejores orquestas del mundo como lo es la Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela que goza de un gran respeto internacional y que además es un modelo a seguir, tenemos algunos de los mejores directores de orquesta del mundo triunfando en los más prestigiosos escenarios, también grandes solistas tocando con importantes orquestas internacionales y en los teatros de mayor prestigio; nos hemos presentado en algunos de los principales festivales y nuestros jóvenes han grabado con los sellos discográficos más relevantes de la música sinfónica. Gracias a nuestros logros se han abierto las puertas en el exterior a numerosos artistas venezolanos, incluyendo aquellos que no fueron formados en El Sistema.

VS: Pero pese a todos estos logros que usted ha mencionado a lo largo de la entrevista, también es muy real la migración que se ha producido por parte de muchísimos integrantes de nuestras orquestas hacia otros países debido a la crisis económica que enfrenta el país. ¿Cómo ha reaccionado la institución ante este fenómeno migratorio?

Es cierto, se han ido muchos de nuestros músicos debido a la crisis, pero eso le ha abierto las puertas a otros jóvenes y les ha dado la oportunidad de ascender y ganarse su puesto en nuestras orquestas profesionales como la Sinfónica Simón Bolívar, la Francisco de Miranda o en las orquestas juveniles que han surgido como la José Francisco del Castillo, la Inocente Carreño o la Ezequiel Zamora entre otras. Por otro lado lamentamos la partida de nuestros talentos porque ellos han sido parte importante de la institución y sin duda harán falta, pero igualmente les deseamos el mejor de los éxitos dondequiera que estén.

VS: ¿Ha sido amistosa la partida de todos estos talentos o han enfrentado casos de descontento y enemistad?

Las despedidas han sido amistosas, con los músicos que se han ido hemos hablado y todo ha sido notificado debidamente, todo ha estado en orden y les hemos deseado lo mejor, además de que les hemos dejado las puertas abiertas. Entendemos sus razones y ahora nos enorgullece que dejen en alto a nuestro sistema en varios países del mundo, ellos están sembrando nuestra semilla en otros lugares y eso reviste una gran importancia.

VS: ¿cuáles otros aspectos positivos o negativos ha dejado todo este fenómeno migratorio?

Como ya mencioné, nuestros talentos ahora están brillando en otros países dejando en alto el nombre de Venezuela y de nuestro sistema. Muchos de ellos han presentado audiciones en orquestas de otras naciones y felizmente han sido aceptados, otros están trabajando como docentes y hasta ayudan a gerenciar instituciones que son réplicas de El Sistema y es algo que nos llena de orgullo.

VS: El caso de la disolución de la Sinfónica de Caracas y de la Sinfónica Teresa Carreño para formar una nueva Orquesta Sinfónica Juan José Landaeta ha generado mucha controversia, hasta se habla de que fue una retaliación hacia los jóvenes que se han ido o que se han manifestado en contra del gobierno.

Hay mucha especulación y por el contrario, la fusión de esas dos orquestas ha sido una excelente oportunidad para consolidar una nueva orquesta, que combina los talentos de ambas y el resultado ha sido positivo, de hecho la Sinfónica Juan José Landaeta ya dio su primer concierto de manera exitosa y con un repertorio bastante exigente.

VS: ¿Ha habido retrasos en la entrega del presupuesto por parte del gobierno venezolano como forma de castigo?

Existe mucha especulación al respecto y la verdad es que no ha habido ningún tipo de retrasos en la asignación de nuestros recursos. Nosotros dependemos del Ministerio del Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de la Gestión de Gobierno y nuestra relación siempre ha sido cercana, cordial y de colaboración mutua.

VS: Hablemos ahora de las actividades que tienen previstas para celebrar estos 43 años ¿Qué tienen planeado para este año?

Igual que todos los años son varias actividades, tenemos planificado el Festival Tchaikovski para finales de este mes, vamos a explorar y a interpretar la obra de este gran genio de la música con una serie de conciertos. En los diferentes estados se van a hacer muchos conciertos con diversidad en estilos musicales y en los tipos de agrupaciones que van a participar. Las nuevas orquestas van a tener también un rol protagónico en las actividades de este 43 aniversario, puedo mencionar que la Orquesta Latinocaribeña del 23 de Enero va a dar un concierto sinfónico, es decir la orquesta latina junto a una orquesta sinfónica y eso va a ser muy bonito porque involucra a toda la comunidad. El programa Alma Llanera en varias ciudades del país tiene previsto eventos que involucran tanto a los niños y jóvenes como a su familia.

Durante todo el año vamos a estar realizando actividades, se llevará a cabo un ciclo de conciertos de los diferentes períodos musicales: barroco, clasicismo, romanticismo, contemporáneo y por supuesto que vamos a dar un espacio muy importante a la obra de Mahler que es tan emblemático para nosotros. También tomaremos en cuenta el trabajo de los compositores venezolanos. Nuestra Coral Nacional Simón Bolívar formará parte importante de la programación durante todo el 2018.

VS: ¿Cree usted que si El Sistema tuviera una expansión aún mayor por Venezuela el país tendría menos desunión?

Una orquesta es un excelente ejemplo de lo que debe ser una sociedad, una orquesta es trabajo en equipo y donde no hay lugar para individualismos. La orquesta busca el bienestar colectivo, busca el bien común y deja a un lado los intereses individuales. Si yo formo parte de una orquesta y toco mal, quien está al lado mío tocará mal y el que va detrás se va a equivocar y así va a afectar a todos, en cambio, si hago las cosas bien el efecto será positivo y este crea un compromiso con todos los compañeros para hacer las cosas bien, para trabajar en conjunto, buscando la manera que todos sean beneficiados.

Sin duda que mientras más crecemos mayor será el efecto positivo que tendremos sobre la sociedad venezolana.

Programación Ciclo 43 Aniversario de El Sistema