Vía: www.correodelorinoco.gob.ve | Por Luis Jesús González Cova

Aunque el director Andrés González insistió en que la actividad no era un concierto, sino “un encuentro musical abierto” entre la SNIV y la Sinfónica Regional Infantil de la Zona Norte del Táchira, el público, las niñas y los niños lo asumieron como un debut no oficial de la selección nacional de músicos

La selección 2015 de la Orquesta Sinfónica Nacional Infantil de Venezuela (SNIV), cuarta generación configurada a propósito de los 40 años del Sistema, tocó por primera vez en público, en el Polideportivo Marco Antonio Gabaldón Pulido, de San Juan de Colón, donde cautivaron al público tachirense y sorprendieron con su calidad incluso a los maestros encargados de la preparación de este equipo de músicos formado por 200 niñas y niños, de 6 a 12 años de edad, provenientes de todas las entidades del país.

Aunque el director Andrés González insistió en que la actividad no era un concierto, sino “un encuentro musical abierto” entre la SNIV y la Sinfónica Regional Infantil de la Zona Norte del Táchira, el público, las niñas y los niños lo asumieron como un debut no oficial de la selección nacional de músicos.

El encuentro que formó parte de la primera etapa de la preparación de la SNIV, antes de su debut oficial pautado para el mes de julio en Caracas, comenzó con la intervención de un ensamble de percusión de la selección nacional. Cerca de 10 niños de este grupo realizaron malabares con las baquetas en una de las dos piezas que interpretaron sin director, como para demostrar no solamente sus potencialidades técnicas, sino además la confianza en los instrumentos y delante del público.

Posteriormente, tocó la agrupación infantil local, dirigida por Francisco García, un jovencito de 14 años de edad, natural de la localidad de Rubio. El repertorio inició con la “Marcha de los toreadores”, de la Ópera Carmen, de Georges Bizet; Te Deum, de Marc-Antoine Charpentier y el Aleluya, de Handel.

El público integrado en buena medida por madres, padres, familiares y amistades de los intérpretes, que ya habían aplaudido con marcada emoción a la agrupación local se conmovió aún más cuando la SNIV, con 17 tachirenses entre sus filas, interpretó bajo la dirección de Andrés González, el primer y el cuarto movimiento de la Cuarta Sinfonía, de Tchaikovsky.

NUEVA GENERACIÓN, NUEVO MAMBO
Finalmente se formó una sola agrupación con una mezcla de músicos de ambas orquestas, para interpretar juntos el tema Venezuela, de Herrero y Armentero, pero esta vez con una introducción de dos cuatros y un par de maracas tocadas por tres niños de Valles del Tuy, estado Miranda, de ocho, nueve y 11 años.

Para dar la estocada final en la conquista del corazón del público, las niñas y niños tocaron y bailaron mambo, pero no el de Leonard Berstein, con el que usualmente cierran sus recitales las más emblemáticas orquestas del Sistema. Por el contrario, esta nueva generación, al parecer “recargada” ofreció una vistosa versión del popular Nº 8, del cubano conocido como el “Rey del Mambo”, Dámaso Pérez Prado.

SORPRENDENTES
Para el profesor de violín José Scolaro, esta primera demostración en público de la selección 2015 de la SNIV resulto especialmente sorprendente. “Estos niños no dejan de sorprenderme. De tantas cosas que he visto en los 35 años que llevo formando parte de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela (Ossbv), esto es lo más impresionante que he visto. Esto solamente se ve en nuestro país”, aseguró Scolaro, quien forma parte del equipo que prepara al grupo de los violines de esta nueva selección.

Estas 200 niñas y niños de la SNIV fueron seleccionados en el mes de octubre de 2014 y se reunieron para tocar juntos por primera vez, a puerta cerrada, en el diciembre siguiente, en Caracas, luego de unas jornadas preliminares de trabajo.

Para esta primera etapa de formación, la SNIV se trasladó hace unos cuatro días al estado Táchira donde se realizaron jornadas de seminarios y talleres, por grupos de instrumentos y por filas, de cara a la muestra en el Polideportivo Marco Antonio Gabaldón Pulido. De manera que la presentación de San Juan de Colón fue la primera aparición en público de esta selección 2015.

TODOS SON PRINCIPALES

Esta nueva configuración de la SNIV fue seleccionada con una novedosa metodología que sustituye la temida evaluación individual por la novedosa audición grupal que se concentra un poco más en la práctica colectiva de la música, la armonía y el sonido en conjunto que las niñas y los niños deben tener en una orquesta, así como en la capacidad grupal, de adaptación y comunicación de los músicos entre sí.

Durante el proceso de preparación, cada uno de los integrantes de la SNIV, tendrá la oportunidad de vivir la experiencia de convertirse en el “principal” de su instrumento y guiar a sus compañeros de grupo.

“El que sea principal hoy, mañana va a estar en la cuarta fila, para darle la oportunidad a todos de ser principales. Y les cuento que una vez, cuando me tocó estar en la cuarta fila, me divertí muchísimo, me hice amigo de los de viento madera y de los de los cornos y luego andaba jugando con todos”, narró a los niños, como anécdota alentadora, el profesor de viola César Suárez, integrante del equipo de preparadores de la SNIV.

A partir de hoy, la selección 2015 de la SNIV estará en Mérida para continuar la primera etapa de preparación, antes de la presentación oficial en Caracas, donde se presentarán antes de asistir a la Feria Mundial de Milán el próximo mes de agosto.

NUEVA PROMESA DE LA DIRECCIÓN

Francisco García, de Rubio, estado Táchira, tiene apenas 14 años de edad y comenzó su formación en la dirección musical en septiembre de 2014, con los profesores del Sistema, Luis Castro, Guillermo Moreno, Augusto Gelves e incluso recibió un taller con el chileno Cristóbal Leiva.

Luego de dirigir en dos ocasiones, una a la Sinfónica de la Juventud Tachirense Ríos Reyna y la otra a la Orquesta Luis Gilberto Mendoza, fue invitado por el maestro José Antonio Abreu para estar al frente de la Orquesta Sinfónica Regional Infantil de la Zona Norte de Táchira, en la primera muestra de la nueva selección 2015 de la SNIV.

Para García, que también forma parte de la fila de los clarinetes de la Orquesra Luis Gilberto Mendoza, dirigir “es como tocar todos los instrumentos, es interpretar la música, pero con todos los instrumentos en lugar de uno solo”.