La orquesta ofreció la mejor interpretación en vivo de la Novena Sinfonía de Beethoven que se ha escuchado en Valencia, dijo el maestro William Alvarado

Vía: www.sinfocarabobo.org | Por Alfredo Fermín | Diario el Carabobeño. Ciudad dia 26/10/2015.

El público que llenó el Teatro Dr. Alfredo Celis Pérez este domingo, quedó sorprendido con la magnífica interpretación de la Novena Sinfonía de Beethoven que hizo el joven director José Carmelo Calabrese, al frente de la Orquesta Sinfónica de Carabobo, acompañada de solistas y coro.

José Calabrese y la Sinfónica de Carabobo

José Calabrese y la Sinfónica de Carabobo

Ha sido la mejor interpretación en vivo, de la Novena Sinfonía que he escuchado en Valencia, afirmó el barítono William Alvarado, profesor de los cuatro solistas que participaron en esta fiesta musical.

José Calabrese y la Sinfónica de Carabobo

José Calabrese y la Sinfónica de Carabobo

El concierto fue ofrecido para celebrar los 39 años de la fundación de la Orquesta Sinfónica de Carabobo por lo cual, el director fundador José Calabrese pronunció emotivas palabras sobre la historia de esta corporación que ha dado a la música venezolana grandes valores y momentos estelares.

La Sinfonía 9 en re menor, Op. 125, “Coral”, de Ludwig van Beethoven, es una obra difícil y compleja que requiere de un minucioso estudio para apreciar, en toda su extensión, la monumentalidad de la composición, de acuerdo con la opinión de expertos.

José Carmelo Calabrese se atrevió a enfrentarse a una obra de extrema complejidad para conducir a una gran orquesta, coros y solistas con sólida formación para enfrentar al final, la famosa Oda a la Alegría basada en un poema de Schiller.

Esta obra fue estrenada el 7 de mayo de 1824, en Viena, bajo la dirección del propio Beethoven, quien no pudo escuchar las ovaciones del público porque ya estaba completamente sordo.

La orquesta estuvo acompañada por los solistas Greilys Bracho, soprano; Mariángel Medoza, mezzosoprano; Domingo Frijomil, tenor, y Cristofer Villegas, barítono, quienes en un principio se apreciaron nerviosos pero gracias a la destreza demostrada por el joven director cumplieron con solvencia la monumental tarea.

Lo mismo puede decirse de los coros: la Coral Filarmónica Federico Núñez Corona, Orfeón de la Universidad de Carabobo, Coral Angeluz Domini, Amigos de la Orquesta Sinfónica de la Universidad, Coral de Voces Blancas y Coro Mixto del Conservatorio de Música de Carabobo, dirigidos por Jetsy Pierre.

El maestro William Alvarado declaró entusiasmado por el excelente resultado de la interpretación. “José Carmelo Calabrese realizó un trabajo meticuloso, dinámico con timbres de colores que dieron un sonido muy particular a su batuta”, dijo el prestigioso barítono. La opinión del maestro fue confirmada por la larga ovación que dio el público -de pie- coreando ¡que se repita!, ¡que se repita!. Y así debe ser como regalo navideño.