El director inglés, asiduo colaborador de Simon Rattle, debuta como nuevo responsable de los coros del Orfeó Català


Vía:  www.elperiodico.com | Por MARTA CERVERA

Simon Halsey (Londres, 1958), asiduo colaborador de Simon Rattle, asume con entusiasmo su fichaje como director artístico del Orfeó Català, que suma a sus obligaciones en acreditadas formaciones en Inglaterra y Alemania. El ‘Réquiem’ de Verdi a cargo de la Sinfónica de Londres con el Cor Jove y el Orfeó, con Gianandrea Noseda al frente, abre este lunes una colaboración destinada a potenciar las voces del Palau de la Música Catalana.

¿Cuál es su principal objetivo como director musical? El Orfeó Català no necesita ninguna gran revolución. El anterior director, Josep Vila, ya hizo un gran trabajo. A mis 58 años aspiro a aportar nuevas ideas y energía, inspirar y hacer evolucionar los coros. Trabajaré en busca de una mayor precisión, mejor sonido y expresión. Al igual que los ocho directores que me precedieron, potenciaré tanto el repertorio internacional como el catalán.

¿Cuál su rol como asesor artístico del Palau? Este es un puesto nuevo creado para pensar en el desarrollo de todos los coros de la casa, desde los cantantes más jóvenes de 6 años hasta los profesionales. Hasta ahora, los diferentes coros crecían como si fueran plantas distintas. Ahora vamos a crear un jardín donde todos colaboren más entre ellos. También espero atraer a grandes batutas, tanto reconocidas como emergentes.

¿Cuánto conoce del repertorio catalán? No lo suficiente, pero estoy en ello. Una de mis obligaciones es descubrir y ayudar a una nueva generación de compositores. Tengo muchas ganas de aprender de su música y cultura, que tiene paralelismos con Gales. Allí también hay una fuerte tradición coral y deportiva, en este caso de rubgi, tienen su propia cultura, orquesta y medios de  comunicación.

Gales votó mayoritariamente por el ‘brexit’. Considero el ‘brexit’ como un desastre moral, social, económico y también musical. Para mí es una equivocación, pero el 52% de mis paisanos opinan distinto. Creo que la votación intentó solucionar un problema político interno. Nadie esperaba este resultado. Prueba de ello es que no tenían un plan para esto. ¡Ni siquiera ahora lo tienen!

¿Dificultará su trabajo? Intentaré disminuir los daños del ‘brexit’ y asegurarme de que Catalunya e Inglaterra tengan el mayor contacto posible. Separarte bajo el paraguas de la Unión Europea como quiere hacer Escocia es correcto. Pero el ‘brexit’ va en la dirección equivocada, va en contra de todos los estados de Europa. Necesitamos más amigos, no más muros.