“¿Acaso no era esto amor?” se pregunta el personaje de Viola en la obra “Noche de reyes” de William Shakespeare. Esta frase la utiliza la maestra Isabel Palacios para titular el espectáculo que presenta los días 7 y 8 de diciembre, a las 6:30 pm en la sala José Félix Ribas del Teatro Teresa Carreño, en homenaje a los 400 años del fallecimiento del dramaturgo y poeta inglés.


Por Ana María Hernández G.

Los integrantes de la Camerata de Caracas y los del Taller Experimental de Teatro se unen por primera vez para actuar conjuntamente: Palacios dice, “se unen las dos artes, se saludan”, y se convierte en un momento de exquisita cultura y buen humor.

La maestra cuenta de qué va la obra: “una compañía de teatro en Venezuela pretende montar trece obras de Shakespeare, pero no tienen presupuesto, les negaron el apoyo, no tienen sala. Sin embargo, hablan con una conocida directora de música antigua –y sonríe con picardía- para que su agrupación haga la música de las obras”.

Palacios prosigue y relata que los músicos llegan al lugar de ensayo de las obras, y los actores los ven recelosos, “¿qué van a saber estos músicos de teatro? Ellos no leen teatro, los músicos solamente saben leer corcheas”, al tiempo que su directora conmina a los ejecutantes a “cantar y tocar precioso”; y amparados en esa suerte de prejuicio, los actores le van explicando a los músicos la trama de las obras, y así también el público se entera de qué se tratan.

“Decidí que el orden de las piezas musicales me las daba Shakespeare, que están en lo que escribió”, agrega, y detalla que no es que Shakespeare haya escrito música. Tampoco se la encargó a ninguno de los llamados autores isabelinos, como William Byrd o John Dowland, Morley o Ravenscrooft, “Shakespeare utilizó las melodías populares tradicionales inglesas”, sentencia.

De esta forma, Isabel Palacios se dedicó a revisar las obras del escritor y tomó nota de las pautas de las músicas. Investigó sobre esas piezas, y aplicó un riguroso trabajo de arreglos para devolverlas a la vida, en su esencia renacentista, con apego al estilo y la estética de la época. “Algunas piezas serán cantadas, algunas otras con polifonías, otras instrumentales”.

Así, con mezcla de modestia y ambición, el público caraqueño asistirá a las obras “Enrique VIII”, “Los dos nobles de Verona”, “Romeo y Julieta”, “Enrique IV”, “Mucho ruido y pocas nueces”, “Enrique V”, “Cuento de invierno”, “Hamlet”, “Las alegres comadres de Windsor”, “Otelo”, “El rey Lear”, “La tempestad” y “Noche de reyes”; además, a las melodías que acompañaron los respectivos dramas, en ese mismo orden.

Hace poco tiempo, la Camerata de Caracas había estrenado “Membra Jesu Nostri” de Dietrich Buxtehude, y ahora cierra el año con este montaje, con lo cual la maestra Palacios se siente orgullosa, porque “hicimos todo lo que nos propusimos para 2016, y que incluyeron varios proyectos”, como el homenaje a Cervantes –igualmente en homenaje a los 400 años de su muerte-, “Italia mía”, los conciertos de la Cátedra de Canto en varios escenarios, entre otros más.

“Para el próximo año, 2017, nos dedicaremos al Año Monteverdi”, adelantó.