Vía: Trumpetland.com | sergiosapena.blogspot.com

Sergio Sapena, pianista y director del Conservatorio ‘José Iturbi’ de Valencia (España), ha sido el encargado de acompañar al trompetista Ernesto Chuliá en su nuevo disco La trompeta en las aulas del conservatorio.

Desde Trumpetland nos ha parecido muy interesante y pedagógico dialogar con él sobre los caminos paralelos que podemos encontrar entre estos dos instrumentos que en tantas ocasiones tendrán una intersección en sus carreras.

Siendo un pianista que no se dedica a acompañar normalmente, ¿de dónde ha surgido el interés por colaborar en este proyecto?

Aunque mi faceta como solista de piano ha marcado mi carrera, siempre me he interesado por el piano como instrumento camerístico, ya que lo considero esencial para acrecentar la formación del músico.

Cuando Ernesto Chuliá me propuso participar en este proyecto, acepté inmediatamente porque entre el repertorio a registrar figuraban doce obras de ocho compositores españoles actuales, y considero que la música que se compone hoy día en nuestro país merece el apoyo de los intérpretes.

¿Podría indicarnos con qué dificultades se encuentra el pianista, y en qué aspectos puede el trompetista adentrarse para tener un resultado más óptimo en el trabajo camerístico?

En esta pregunta me permitiré señalar algunos aspectos que tendrán que pasar necesariamente por unas mismas coordenadas: las musicales.

Por una parte, el aspecto general. Es decir, aquel en donde el diálogo, la comprensión de las distintas partes y el ajuste de matices, será relevante para todos los instrumentos.
Antes de realizar una grabación o una actuación pública, empleo mi tiempo en analizar la partitura, resoluciones armónicas, estructura, etc., y dedico las jornadas necesarias con el solista para llegar a un mismo concepto de la música a grabar o dar en concierto.
Es esencial que el pianista conozca bien el gesto del trompetista al respirar, y además éste debe ser claro, ya que de ello dependerá en gran parte el ajuste en las entradas.

Como bien sabéis, será de gran importancia para vuestro instrumento la emisión franca y segura, para el transcurso de la interpretación.

También encuentro otro punto destacable para el buen resultado camerístico: el balance del nivel de sonoridad de los instrumentos, dependiendo de si se usa la corneta, el fliscorno o las diferentes trompetas. A más agudo tímbricamente, le daremos un trato distinto al pedal, de manera que podamos aportar un colchón suficiente de armónicos para no dejar a la trompeta demasiado ‘agria’.

En su caso, ha trabajado con Ernesto, lo cual ha garantizado que estos aspectos brillen en la grabación. Además, ¿ha tenido esta experiencia con músicos de otros instrumentos?

He hecho música de cámara con diversos instrumentistas: el trompetista Antonio Cambres, el violinista Miguel Ángel Gorrea, el trompista Juan Manuel Gómez, la violonchelista Teresa Alamá, el contrabajista Francisco Catalá, la pianista Sonia Angulo, el bombardino Javier Castellano, el violista David Fons, actuaciones como miembro de un quinteto de viento y piano del conservatorio, etc., pero realmente he aprendido mucho de dos personas: el pianista Fernando Tortajada, el cual es para mí un ejemplo como músico e instrumentista, y el compositor Vicente Chuliá, con el que existe desde hace años una complicidad musical que nos ha hecho crecer juntos.

Ha nombrado al hermano de Ernesto. Es el autor de la primera obra que aparece en el CD, titulada Huapango. ¿Cómo afronta grabar obras de algunos de los profesores que forman parte del claustro del conservatorio que dirige?

En primer lugar es una gran responsabilidad, ya que cuando Ernesto propuso a los compositores del conservatorio crear alguna obra para este CD, nos comprometimos a dar vida a las obras de aquellos compañeros que finalmente pudieron colaborar en el proyecto y con los que trabajamos día a día. Esto supone una ventaja, porque puedes trabajar codo con codo con el propio autor de la obra, lo que sin duda mejora el resultado final.

Personalmente ha sido muy enriquecedor poder grabar obras de Vicente Martínez Casas, Gaspar Genovés, Sergio José Mengod, Vicente Francisco Chuliá y Salvador Chuliá, autor que más aparece en el CD y maestro de muchos de los compositores que protagonizan este disco.

El Conservatorio ‘Jose Iturbi’ es un referente entre los profesionales de la música. ¿Cómo es su nueva etapa como director del centro?

Lo cierto es que sólo llevo desde el 1 de septiembre de 2014 ejerciendo las labores de dirección del conservatorio. Tengo la gran suerte de contar con el apoyo del Ayuntamiento de Valencia y con una plantilla de profesores excelente, y buena prueba de ello es que muchos alumnos que han salido de nuestro centro forman parte de las más prestigiosas agrupaciones sinfónicas, son profesores en centros educativos oficiales o incluso solistas de renombre internacional. Mientras siga en este cargo, mi propósito es facilitar y fomentar la labor del profesorado que tan buenos resultados está dando.

Habiendo estado durante tantos años Vicente López, y ahora Ernesto Chuliá, como especialistas de trompeta, el conservatorio es un referente de la escuela francesa en España. Desde Trumpetland no estaremos ajenos a todo aquello que acontezca en vuestro maravilloso centro de enseñanza.

Agradezco mucho que estéis pendientes de todo lo que ocurra en nuestro centro, tanto en lo referente a las actividades propias de la trompeta como del resto de especialidades.

En el conservatorio se realizan clases magistrales de prestigiosos profesionales, concursos —entre los que destaca el Internacional de Piano ‘José Roca’, del cual llevamos ya quince ediciones—, intercambios de distintas especialidades y agrupaciones con otros centros tanto de España como del extranjero —próximamente nuestra Coral viajará a Bruselas—, viajes a Italia de la clase de idiomas para perfeccionar dicha lengua, encuentros de instrumentistas como el recientemente celebrado por la Asociación de Trombonistas Españoles, conciertos de la Banda y Orquesta sinfónicas, del grupo Iturbis’s trumpets, de nuestras agrupaciones corales —Coral ‘Juan Baustista Comes’, Coro Mixto, Coro Femenino de Cámara, etc.—, audiciones de todas las especialidades del centro en nuestro salón de actos ‘José Roca’ (que además tiene una acústica realmente buena), etc.

En definitiva, se desarrolla una rica actividad musical que fundamentalmente nace de un prestigioso claustro para el que no tengo más que palabras de aliento y agradecimiento.