La entrada a ambos conciertos es gratuita

El jueves 22, el sábado 24 y el domingo 25 de octubre se reunirán en el Centro Nacional de Acción Social por la Música los maestros Roberto Tibiriçá, Andrés González Parra, Pedro Andrés Pérez, Marco Antonio de Almeida y José Staneck y los músicos de la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, la Orquesta Didáctica de Guitarra Alirio Díaz, la Orquesta Sinfónica Juvenil José Francisco del Castillo, conjuntamente con miembros de seis agrupaciones de Brasil

Prensa FundaMusical Bolívar – Mppdpsgg

Ni siquiera se conocen entre ellos. En Brasil viven a enorme distancia, pero en Venezuela sólo estarán a centímetros de separación. 55 jóvenes músicos de seis agrupaciones, que replican el modelo de El Sistema en el país vecino, llegarán a Caracas para compartir partituras con los integrantes de la Orquesta Sinfónica Juvenil José Francisco del Castillo, este domingo 25 de octubre, en el Centro Nacional de Acción Social por la Música. Ellos integrarán la Orquesta Binacional Brasil-Venezuela que, junto a Andrés González Parra, Pedro Andrés Pérez y los maestros brasileños Roberto Tibiriçá, Marco Antonio de Almeida y José Staneck, protagonizarán la séptima edición del Festival Villa-Lobos.
12107006_875905305839758_9068068231765460900_n
La edición de este festival, que busca divulgar la obra de Heitor Villa-Lobos, así como de otros compositores de música sinfónica brasileña, rendirá homenaje a los 40 años de fundación del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, bajo el lema “Festival Villa-Lobos, puente cultural entre Brasil y Venezuela”. El evento, que fue creado en 2007, ofrecerá tres conciertos que se realizarán entre la Sala Fedora Alemán y la Sala Simón Bolívar del Centro Nacional de Acción Social por la Música, ubicado en Quebrada Honda.

La Orquesta Didáctica de Guitarra Alirio Díaz, del Núcleo de San Antonio de Los Altos, se presentará este jueves 22 de octubre a las 4:00 pm, en la Sala Fedora Alemán. Bajo la dirección del maestro Pedro Andrés Pérez, y en compañía del chelista José Gregorio Nieto y de la soprano Inés Arellano, los 55 niños y jóvenes del núcleo, interpretarán el Valse N° 2 y N° 3, de Antonio Lauro; Oblivion, de Astor Piazzolla; Easter Morning, un calipso del folclore venezolano; Danza zuliana, de Omar Acosta; Bachianas N°5, de Heitor Villa-Lobos; Tico Tico no Fubá, de Zequinha de Abreu; San Rafael, un tema del folclore venezolano; y Alma llanera, de Pedro Elías Gutiérrez. “Ayer fuimos a San Antonio a ver a la orquesta de guitarras. Lloré al escucharlos. Es increíble cómo pueden tocar teniendo tan poco tiempo de ensayo. Cada vez que vengo, esta es la quinta vez, descubro ramificaciones en de El Sistema. Ustedes deben sentirse muy orgullosos de tener esto aquí en Venezuela”, señaló el director Roberto Tibiriçá.

José Staneck

José Staneck

El sábado 24 de octubre, a las 5:00 pm, el maestro Tibiriçá dirigirá a Marco Antonio de Almeida, en el piano, a José Staneck, en la armónica y a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela. El repertorio de ese día estará compuesto por el Episodio sinfónico para orquestra, de Francisco Braga; el Concertino para Harmónica, de Radamés Gnatelli; el Concertino para piano, de Ronaldo Miranda; la Introdução aos Choros e Choro N° 1 para guitarra y la Cantata Mandú Çarárá, de Heitor Villa-Lobos. “Este festival es una oportunidad para redescubrir la obra de Villa-Lobos y también la obra de otros compositores brasileños que se conocen poco, pero que son maravillosos”, señaló Tibiriçá.

Al día siguiente, el domingo 25, los 55 integrantes que provienen del Proyecto Guri, de la Orquesta Cesgranrio, de la Orquesta del Proyecto Ação Social pela Música, de la Orquesta Maré do Amanhã, de la Orquesta Sinfónica Joven de Puerto Alegre, la Juvenil de Mato Grosso, la Sinfónica Juvenil de Goiás y Orquesta Juvenil de Neojiba compartirán el atril con los 55 jóvenes músicos de la Orquesta Sinfónica Juvenil José Francisco del Castillo, Embajadores Nacionales de Unicef. Bajo la batuta de Andrés González Parra, los jóvenes, que durante toda esta semana han tenido clases con maestros venezolanos de El Sistema y ensayos, ejecutarán la Marcha eslava, de Pyotr Ilyich Tchaikovsky; Bachianas N° 7, de Heitor Villa-Lobos; Fuga con pajarillo, de Aldemaro Romero; Aires de Venezuela, de José Terencio; Aquarela do Brasil, de Ary Barroso; Brasileirinho, de Waldyr Azevedo, con arreglos de Sergio Kuhlmann; y Batuque – Danza de negros, de Oscar Lorenzo Fernández. “Para ellos es una experiencia increíble. Ellos no habían salido de su comunidad. Están viendo a dónde pueden llegar como músicos. Es imposible imitar a El Sistema, lo que ocurre aquí es único, pero este es un proyecto que nos inspira; todos acá nos invitan a hacer realidad nuestro sueño”, señaló Carlos Eduardo Prazeres, quien fundó un proyecto sociocultural, inspirado en El Sistema, en Maré, la segunda favela más grande de Río de Janeiro.

La séptima edición del Festival Villa-Lobos, que realiza la Fundación Meijer-Werner en apoyo con El Sistema, la Embajada del Brasil en Caracas y el Instituto Cultural Brasil Venezuela, celebra el trabajo que durante 40 años ha realizado el maestro José Antonio Abreu para incluir a 700.000 niños y jóvenes, rumbo a la meta del millón, dentro del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela cuyo órgano rector es la Fundación Musical Simón Bolívar, adscrita al Ministerio para el Poder Popular del Despacho de la Presidencia y Seguimiento de Gestión de Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela.