(EFE).- La Quinta sinfonía de Beethoven ha desbancado en 2015 al “Mesías” de Haendel como la obra de música clásica más interpretada en el mundo, según la consultora Bachtrack,  (bachtrack.com) que destaca también su estadística anual que “La Traviata”, de Verdi, sigue siendo la ópera más representada.

Según explica la consultora en una nota, las tres orquestas que han dado más conciertos son todas estadounidenses, con la Chicago Symphony Orchestra a la cabeza, seguida por la New York Philharmonic y la San Francisco Symphony.

Los directores más demandados fueron Jonathan McPhee, seguido, por un estrecho margen, por Simon Rattle y Valery Gergiev. En cuarto lugar aparece el venezolano Gustavo Dudamel, único hispano hasta el puesto décimo, en el que figura el colombiano Andrés Orozco Estrada.

Backtrack

La Orquesta Nacional de España es, de las orquestas españolas, la que más conciertos ofreció, 91, y ocupa el puesto 12 en la clasificación global.

Le siguen la Orquesta Sinfónica de Barcelona y Nacional de Catalunya y la Euskadiko Orkestra Sinfonikoa, ambas con 49 actuaciones; Real Filharmonía de Galicia y Real Orquesta de Sevilla, con 43; Orquesta Sinfónica de Galicia y Orquesta Sinfónica del Principado de Asturias, con 40; Bilbao Orkestra Sinfonikoa y Orquesta Sinfónica de Castilla y León, con 36, y Orquesta Sinfónica de RTVE, con 33.

España es el tercer país que más música contemporánea programa, precedido por Suecia y Estados Unidos.

El efecto aniversario ha funcionado para Sibelius, que se sitúa, por vez primera, entre los 10 compositores más interpretados por vez primera, aunque a Nielsen, del que también se cumplían los 150 años de su nacimiento, no le ha ido tan bien.

El estonio Arvo Pärt ha celebrado su 80 cumpleaños revalidando, por sexto año consecutivo, el título de compositor vivo más interpretado, por delante de Bruckner, Berlioz y Nielsen.EFE