Junto a dos piezas notables de Adina Izarra y Diana Arismendi

Marianela Arocha es una de las pianistas dedicadas al estreno y difusión de la música contemporánea para Piano en Venezuela. Se presentará mañana a las 9:30am en el Auditorio de la Maestría en Música de la Universidad Simón Bolívar, Sede Sartenejas. (Pabellón 6, detrás de la Casa del Estudiante).

Luis Ernesto Gomez fondo Enrico Armas Foto Beira Diaz

Luis Ernesto Gomez fondo Enrico Armas Foto Beira Diaz

Se estrenarán dos piezas musicales de Luis Ernesto Gómez y Marianela Arocha. “Tres Piezas Invictas para Piano” (2013) de Luis Ernesto Gómez, las cuales intentan reflejar “tres episodios de pequeñas batallas de las que salimos invictos cotidianamente”, según nos explica el compositor. “La pieza inicial Eclosión es la narración musical de un nacimiento. Construida en forma de arco, comienza en un ambiente nocturno, misterioso, que se va agitando gradualmente hasta llegar a un punto climático de gran virtuosismo y drama, que al ser alcanzado comienza a suavizarse retomando el ambiente inicial. Intermezzo lúdico es una pieza lúdica breve, con un leitmotiv rítmico que reaparece entre breves desarrollos temáticos, bailando el juego diario del que también salimos imbatidos”.

“La tercera pieza, Toccata rítmica se vale de la síncopa de la clave latina, para generar un ambiente rítmico frenético con un toque burlístico y dramático de cierta complejidad rítmica. Este movimiento es un homenaje al compositor venezolano Alfredo Del Mónaco (1938-2015), del cual se tomó una serie de notas iniciales de su obra Solentiname para construir el motivo central”, nos comunica Luis Ernesto Gómez.

Marianela Arocha

Marianela Arocha

También se estrenará la pieza “Fantasía para Piano Salve Mayor” (2013) de Marianela Arocha. “Forma parte de una trilogía para piano inspirada en tradiciones folclóricas  y festividades venezolanas de corte religioso, donde se exalta el culto a San Antonio y se manifiestan los diferentes ritos y danzas característicos  de la Festividad del Tamunange larense”, nos explica la compositora.  “Compuesta con  un discurso  propio, su lenguaje musical está conformado por armonías que se desarrollan y desplazan bajo una  polifonía de elementos alternados y dialogan de manera responsorial.  Contiene combinación y superposición de temas provenientes de la música popular con motivos de propia inspiración de la autora. La obra está conformada por 9 secciones con variaciones rítmicas,  creada bajo una necesidad de expresar las tradiciones desde una visión actual en una búsqueda de un lenguaje ecléctico, alterno y sincrético, conciliando el pasado con el presente”.

Adicionalmente a estos dos estrenos, se incluyeron dos piezas notables de la literatura pianista venezolana de reciente creación, tales como son Aves Mías (1997) de la compositora Diana Arismendi y Estudio sobre la cadencia de Landini (1996) de la maestra Adina Izarra.

Adina Izarra

Adina Izarra

“Aves mías” (1997) está dedicada a la pianista Elena Riu, quien la encargara y estrenara. Bajo la sugerencia de que la obra -destinada a una serie de conciertos didácticos- tuviera como tópico o referencia la imagen de algún animal, Diana Arismendi optó por basar su trabajo en cantos de pájaros. “Compuse entonces una breve colección de cuatro piezas  sobre las aves que mejor conozco, las aves urbanas de mi entorno. Algunas de estas aves son seres totalmente imaginarios -erigiéndome así en inventora de mi propia mitología urbana- otros son reales, fantásticamente reales, miembros de una fauna, que como yo, reconocen la ciudad como el único hábitat posible, acercándose inspiradamente cada día a las ventanas de mi  torre de concreto”, detalla la creadora.

Diana Arismendi

Diana Arismendi

Según nos explica la maestra Adina Izarra, la pieza “Estudio sobre la Cadencia de Landini”, “usa la Cadencia Landini, que es un tipo de cadencia particular asociado a una técnica en la composición musical, llamada así en honor a Francesco Landini (1325-1397), un compositor florentino quien la usó en numerosas composiciones (aunque no inventó la cadencia, como erróneamente se piensa). La cadencia se utilizó especialmente durante el siglo XIV y principios del siglo XV”. Esta obra fue interpretada en los World´s Music Days que organiza la Sociedad Internacional de Música Contemporánea en Ljubljana, Eslovenia en 2003.

Marianela Arocha se destaca por traer a sus oyentes lo más selecto de la literatura pianística de reciénte creación, dando recitales de piano y música de cámara participando en festivales, producciones discográficas, y ciclos de conciertos en Venezuela, USA, Rusia, Ecuador, entre otros. Egresó de la Academia Musical de Rusia Gniesinj donde obtiene la Maestría en Bellas Artes mención Ejecutante y Profesora de Piano y estudió el instrumento con los Maestros A. Khitrouk y I. Malinina.  Recibe el Magíster en Música de la Universidad Simón Bolívar mención composición en 2009. En 2014 es laureada en el Concurso de Composición de El Sistema/Radio France al ser seleccionada su obra “Retablos” para grabación por la Orquesta Filarmónica de Radio France en el marco del programa “Alla Breve”.  Obtiene Mención Honorífica en el III Concurso de Composición de la Universidad Simón Bolívar 2010, Premio Municipal de Música 2008 en  el género Intérprete Solista y el 3er premio del  concurso de jóvenes compositores de  la Escuela Pedagógica Gniesinj, Moscú.

En 2010 graba su CD como solista Figuraciones del Presente con obras para Piano de compositores venezolanos. Es presidente de la Sociedad Venezolana de Música Contemporánea. Entre 2013 y 2014 ha colaborado activamente en la organización de eventos como los Ciclos de Música Contemporánea en UNEARTE y el I y II Encuentro Nacional de Compositores Venezolanos bajo el apoyo del Centro Nacional de la Música Vicente Emilio Sojo. Se desempeña como profesora de piano en la UNEARTE, en el Conservatorio Nacional de Música Juan José Landaeta y Pianista en la Fundación Musical Simón Bolívar. De esta forma, Marianela Arocha nos demuestra su convencimiento interno en el hacer de una labor interpretativa y creadora significativa e ineludible para que el público tenga la oportunidad de sentir el sonido musical de nuestra época y nuestro contexto inmediato. ∙