Por Patricia Aloy

El pasado 04 de Julio de 2015 fue aprobado el Trabajo de Grado “Música y Heroicidad: El Terremoto del Jueves Santo de Luis Ernesto Gómez”.

La Tesis fue escrita por Vanessa Márvez y tutoriada por el Profesor y Musicólogo José Rafael Maldonado.

En él se estudia la relación de la composición musical y la pintura, partiendo del Tercer y Cuarto movimiento de la obra referida y las obras pictóricas Terremoto de 1812 de Tito Salas y el Convento de las Mercedes de Cristóbal Rojas. Según palabras de la autora, “se realizó una descripción que sustenta esta vinculación: Diégesis, Heroicidad y la Figura del Libertador Simón Bolívar. Posteriormente, se llevó a cabo el análisis estilístico de dichos movimientos, siguiendo una metodología enmarcada dentro de dos sistemas analíticos: el primero, propuesto por Jean La Rue y segundo, el orientado a la Teoría de la Postonalidad planteado por Joseph Straus y como complemento el análisis de las alturas y clases de alturas de Joel Lester”. La autora también buscó “ampliar el conocimiento acerca de la relación entre la composición musical y el discurso visual” en un ejemplo concreto y actual que relaciona la creación musical y pictórica venezolana, así como “despertar el interés entre intérpretes, compositores y músicos venezolanos para seguir estudiando este tipo de unión entre distintas disciplinas artísticas en el entorno que nos rodea”.

Luis Ernesto Gómez es uno de los compositores contemporáneos más destacados en Venezuela de su generación. Por ello, en 2012, la Galeria de Arte Nacional, con el patrocinio de la Fundación de Investigaciones Sismológicas, le comisionó una obra musical que sirviera como telón sonoro a la exposición “El Terremoto de Caracas de 1812, dos siglos después”. Este encargo dio como resultado esta importante obra, la cual fue estrenada mundialmente en Mérida por la Orquesta Sinfónica del Estado Mérida, bajo la dirección de César Iván Lara (Aula Magna ULA, 14 de Junio de 2012) y luego en Caracas por la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, bajo la batuta del maestro Alfredo Rugeles en el marco del 30 Aniversario de la carrera artística del prolífico director (Sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social por la Música, 27 de Octubre de 2012).

Tras el estreno de la obra en Caracas, se registraron excelentes críticas, tales como la mención del maestro José Antonio Abreu, “excelente obra, innovadora y sorprendente por su admirable síntesis estética”. la cual escribió de su puño y letra en la partitura, así como también de Juan Calzadilla, “Aparte de ser un poema sinfónico, esta obra de Luis Ernesto Gómez es una pieza magistral del repertorio nacional y latinoamericano”, Joaquín López Mujica, “la cita de lo trágico-histórico con infinidades de estructuras y fuerzas rítmicas telúricas es algo nunca visto y oído en la historia musical de Venezuela”, y José García Guerrero, entre otros. Palabras emocionadas producto del resultado estético-sonoro.

En la entrevista realizada al compositor por Márvez, destacó algunos detalles de la historia que fueron detonantes simbólicos e inspiradores para la creación de esta obra, así como la interesante mezcla del sonido patriótico aludido por una variación al Gloria al Bravo Pueblo, y la melodía, difuminada por la memoria, de Danos la Paz en las misas eclesiásticas. “Lo imaginé como un guion cinematográfico en seis cuadros sonoros”, explica.  “En el último cuadro, empleo la idea de que Venezuela renace de sus cenizas. Somos un pueblo que cuando queremos salir adelante, lo hacemos a pesar de las circunstancias”.

Márvez incluso incluye también una sintetizada comparación entre la obra referida, la Sinfonía Fantástica de Berlioz y los Cuadros de una exposición de Mussorgsky como ejemplos de poemas sinfónicos, que tienen en un propósito común: “una vinculación con imágenes que a su vez son descritas dentro de un discurso musical” y que tienen una secuencia programática.

Menciona Márvez que el cuadro Ruinas del Convento de las Mercedes de Cristóbal Rojas da una muestra del daño acaecido en las iglesias, las cuales estaban muy concurridas ese Jueves Santo catastrófico para Caracas de 1812.

La música escrita por Gómez “establece un puente sonoro entre la catástrofe rememorada y la capacidad de un pueblo al superarla”.

VIDEO
Orquesta Sinfónica Simón Bolívar de Venezuela / Alfredo Rugeles, director.
Sala Simón Bolívar del Centro de Acción Social por la Música, 27 de Octubre de 2012.

VIDEO
Orquesta Sinfónica del Estado Mérida / César Iván Lara, director. Aula Magna ULA, 14 de Junio de 2012