Sale al mercado un CD inédito de un mito del piano

La Deutsche Grammophon ha sacado al mercado un nuevo CD dedicado a Emil Gilels, coincidiendo con el centenario de su nacimiento, en octubre de 2016. En él se puede escuchar un recital ofrecido por Gilels en Seattle en 1964. El concierto fue grabado en directo para fines privados por con un equipo profesional. Excepto una obra, este recital nunca había estado antes disponible para el público general y ahora ha sido editado por primera vez.


Vía: www.codalario.com | Por Álvaro Menéndez Granda

¿Cómo se encara la crítica de un disco en el que el protagonista es uno de los mejores intérpretes de la historia de la música en general y del piano en particular? Ni es tarea fácil ni puede hacerse a la ligera; el crítico debe tomar consciencia de su pequeñez y reconocer que está ante un maestro que, aunque no siga con vida, puede defenderse mejor que muchos intérpretes actuales y así lo hace, con innumerables éxitos de crítica y público, incontables grabaciones, menciones en bibliografía, monografías, artículos, y estudios que avalan su trayectoria artística. Por otra parte, ¿cómo enfrentarnos al comentario de una grabación lanzada al mercado hoy, pero realizada hace cincuenta y dos años? Tampoco los estándares actuales, en los que la perfección técnica ha llevado a la vacuidad musical, nos sirven en este caso. Dicho lo cual, permítanme un cambio en el enfoque de estas líneas: en lugar de una crítica, considérese una simple reseña, apenas un breve comentario.

Fuerza, vigor y, al mismo tiempo, lirismo, definen la interpretación brillante de la Sonata Waldstein que abre el disco. ¿Qué son un par de notas falsas en una obra de tal complejidad técnica y musical? Nada, pues la música habla. Gilels habla con el piano, y lo hace exponiendo un Beethoven contundente pero sin estridencias, sensible pero sin excesos. Su particular visión de la Sonata op. 28 de Prokofiev deja entrever un paisaje oscuro y tétrico en el que, por momentos, parecen abrirse las nubes y triunfar la luz. Debussy pone el contrapunto con el primer cuaderno de Imágenes y la bruma de su lenguaje delicadamente evocador que pasa de la ensoñación a la deslumbrante claridad. La versión de Gilels parecer poner un velo ante nuestros ojos que, poco a poco, se retira y nos descubre toda la luminosidad del movimiento final.

Sigue una selección de Visiones fugitivas de Prokófiev magistralmente ejecutadas, llenas de frecuentes contrastes entre la tímida delicadeza y el incisivo martilleo, entre el pianísimo más sutil y el toque más agresivo. Después de un Beethoven, dos Prokófiev y Debussy llega el turno de Ravel. En su Alborada del gracioso, Gilels da con el tempo giusto en el que la pieza alcanza ese balance perfecto entre virtuosismo y expresividad que permite extraer de ella todo un abanico de posibilidades interpretativas. No obstante, es el único momento en que podría decirse que la emoción sobrepasa al intérprete y precipita la coda, que resulta levemente confusa.

La pieza final, un arreglo del majestuoso Preludio en mi menor BWV855a de Johann Sebastian Bach, sirve a Gilels para una última demostración de sus recursos expresivos. Esta despedida cierra el recital dejando en el oyente, por una parte, una nueva prueba de la indiscutible grandeza del Bach –que ejecuta en esta página una sublime combinación de plegaria y de llanto– y, por otra, el agridulce gusto de saber que se acaba el disfrute y que probablemente no queden muchos más fonogramaspor descubrir de este eterno mito del piano que fue, es y será Emil Gilels.

Patricia Aloy
Patricia Aloyhttp://www.facebook.com/aloypatricia
Directora del Noticiero Digital Venezuela Sinfónica @vzlasinfonica www.venezuelasinfonica.com Los invito a leerlo! Caracas, Venezuela

Deja un comentario

Subscribe
Notify of
guest
0 Comments
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios

Artículos Relacionados

El Sistema invita al Segundo Festival de la Escuela de Piano

Desde el 26 hasta el 30 de enero podrán disfrutar de los más destacados exponentes del piano del país, encabezados por el maestro David...

Sylvia Constantinidis “Antonio Estévez: 17 Piezas Infantiles para piano”

Las “17 Piezas Infantiles para Piano de Antonio Estévez” fueron galardonadas con el Premio Nacional de Música y escritas originalmente solo para piano en...

Prisca Dávila y su “Piano jazz venezolano” en Miami

La pianista, cantante y compositora venezolana Prisca Dávila, presentará su concierto  Piano jazz Venezolano en La Casserola en Miami el sábado 30 de marzo...

En Barcelona, España llevarán pianos de cola a las paradas de los autobuses

La iniciativa musical se enmarca en el concurso internacional Maria CanalsVía: www.metropoliabierta.com | PAULA BALDRICH Los pianos tienen algo que decirnos y lo harán en clave musical......

Matheuz junto a Ozawa y Mutter celebran el 120 Aniversario de Deutsche Grammophon

El venezolano compartió el podio junto al maestro Seiji Ozawa frente a la Saito Kinen Orchestra, y la afamada violinista Anne-Sophie Mutter. Prensa Medea...

Pacho Flores dibuja “Fractales” sonoros con su trompeta

Por Roberto C. Palmitesta R. @rpalmitesta(Crédito fotos: Aitor Unzu y Joaquín Calderón) El trompetista venezolano Pacho Flores lanzó al mercado hace poco su nueva producción...

Síguenos

80,000FansMe gusta
52,300SeguidoresSeguir
136SeguidoresSeguir
33,900SeguidoresSeguir
364SuscriptoresSuscribirte

Últimos Artículos

0
Me encantaría conocer tu opinión, comenta.x